Anticuerpos neutralizantes HIV

Anticuerpos 3BNC117 y 10-1074 combinados frente al HIV
1.1

La monoterapia de la infección por VIH-1 con agentes antirretrovirales únicos no es efectiva porque la replicación del VIH-1, propensa a errores, conduce a la producción de variantes virales resistentes a los medicamentos. Las personas infectadas con VIH-1 requieren una terapia antirretroviral de por vida, porque la interrupción del tratamiento conduce a viremia de rebote. Las combinaciones de medicamentos pueden establecer un control a largo plazo, sin embargo, la terapia antirretroviral (TAR) requiere una dosificación diaria, puede causar efectos secundarios y no erradica la infección.

Aunque los anticuerpos anti-VIH-1 constituyen una alternativa potencial a la TAR, el tratamiento de individuos virémicos con un solo anticuerpo también da como resultado la aparición de variantes virales resistentes. Hasta ahora, las combinaciones de anticuerpos anti-VIH-1 ampliamente neutralizantes de primera generación (BNAbs) tuvieron poco efecto medible y de corta duración sobre la infección.

Dos nuevos ensayos clínicos en paralelo de investigadores de la Universidad de Rockefeller, lideradas por Michel C. Nussenzweig y Marina Caskey, ambas publicadas el 26 de septiembre, en Nature y Nature Medicine, sugieren que una combinación de dos anticuerpos anti-VIH, es capaz de suprimir el VIH durante meses. Se descubrió que los anticuerpos ampliamente neutralizantes o bNAbs, son tanto seguros como más eficaces que cualquier terapia de anticuerpos probada previamente.
1.2

Pilar Mendoza (Laboratory of Molecular Immunology, The Rockefeller University, New York, NY, USA), como primer firmante y 35 autores más, de instituciones americanas y alemanas, publican también, en la misma fecha, en Nature, los resultados de la terapia combinada de anticuerpos HIV que mantienen la supresión del HIV. Llevaron a cabo un ensayo clínico de fase 1b en el que se administró una combinación de 3BNC117 y 10-1074, dos anticuerpos monoclonales anti-VIH-1 ampliamente neutralizantes que se dirigen a sitios independientes en el pico de la envoltura del VIH-1 durante la interrupción del tratamiento analítico. Los 15 participantes, voluntarios que participaron en el ensayo no virémicos debido a que los antirretrovirales habían llevado al virus a concentraciones muy bajas o indetectables, recibieron tres infusiones de 30 mg kg-1 de cada anticuerpo a las 0, 3 y 6 semanas. Las infusiones de los dos anticuerpos fueron generalmente bien toleradas. Los nueve individuos inscritos con reservorios virales latentes sensibles a anticuerpos mantuvieron la supresión durante 15 y más de 30 semanas (mediana de 21 semanas) y ninguno desarrolló virus que fueran resistentes a ambos anticuerpos.

Los autores concluyen que la combinación de los anticuerpos monoclonales anti-VIH-1 3BNC117 y 10-1074 puede mantener la supresión a largo plazo en ausencia de terapia antirretroviral en individuos con reservorios virales sensibles a anticuerpos.
Según algunos autores de este estudio, si las investigaciones no se tuercen, los bNAb podrían convertirse en una alternativa práctica a la terapia antirretroviral, que sería segura y no requeriría una pastilla todos los días. La expectativa es conseguir nuevas variantes de anticuerpos con vida media más larga, entre tres y cuatro veces, de manera que se puedan administrar los anticuerpos una o dos veces al año.

Yotam Bar-On, Laboratory of Molecular Immunology, The Rockefeller University, New York) como primer firmante y otros 32 autores más han publicado en Nature Medicine, los resultados de un estudio de la actividad antiviral y seguridad de la combinación de anticuerpos ampliamente neutralizantes del virus HIV en individuos virémicos.

1.3

En el estudio los autores informan sobre un ensayo clínico de fase 1b (NCT02825797) en el que se administraron dos bNAbs potentes, 3BNC11713 y 10-107414, en combinación a siete individuos virémicos de VIH-1. Las infusiones de 30 mg kg-1 de cada uno de los anticuerpos fueron bien toleradas. En los cuatro individuos con virus duales sensibles a anticuerpos, la inmunoterapia produjo una reducción promedio en la carga viral de VIH-1 de 2,05 log10 copias por ml que permaneció significativamente reducida durante tres meses después de la primera infusión y hasta tres infusiones después. Además, ninguno de estos individuos desarrolló resistencia a ambos anticuerpos.

Los autores de los trabajos opinan que se necesitarán estudios más amplios para confirmar la eficacia de esta combinación de anticuerpos para reducir la viremia del VIH-1, tiempo en que los anticuerpos son efectivos, limitar la aparición de variantes virales resistentes, así como ver en que individuos funciona adecuadamente. Además, creen que los bNAbs tienen el potencial de cambiar no solo cómo se trata el VIH, sino también cómo lo prevenirlo. Actualmente, las personas en riesgo de contraer el virus pueden tomar medicamentos antirretrovirales preventivos, pero eso también requiere una dosificación diaria, y muchas personas siguen el régimen de manera imperfecta.

Mendoza P, et al. Combination therapy with anti-HIV-1 antibodies maintains viral suppression. Nature 2018; 561: 479–484.

www.nature.com/articles/s41586-018-0531-2

Bar-On Y et al. Safety and antiviral activity of combination HIV-1 broadly neutralizing antibodies in viremic individuals. Nature Medicine 2018; www.nature.com/articles/s41591-018-0186-4