Argelia y Argentina, dos países más libres de paludismo.

img1 La OMS anunció el 22.05.2019 que Argelia y Argentina habían sido certificadas libres de paludismo.

Uno de los hitos clave del SGT (Grupo de Trabajo de Salud) de la OMS para 2020 es la eliminación del paludismo en al menos 10 países que eran endémicos en 2015. Al ritmo actual de progreso, es probable que se alcance este hito. Para que los países puedan ser declarados libres de la enfermedad, deben transcurrir al menos tres años sin que se produzca una transmisión autóctona de la infección.

En 2016, la OMS identificó 21 países,  conocidos como “países E-2020”, con potencial para eliminar el paludismo en la fecha señalada, y está trabajando con sus gobiernos para apoyar sus objetivos de aceleración de la eliminación. Aunque 11 países del grupo E-2020 siguen por buen de alcanzar sus objetivos de eliminación, 10 habían informado un aumento de los casos autóctono en 2017 en comparación con 2016.

img-2En un número cada vez mayor de países se está avanzando hacia la eliminación del paludismo. Entre 2000 y 2017, 19 países alcanzaron cero casos indígenas durante tres años o más; 16 de estos tuvieron cero casos autóctonos desde 2007. En 2017, en China y El Salvador se notificaron cero casos indígenas. En 2018, Paraguay obtuvo la certificación de eliminación de la OMS, mientras que Uzbekistán acogió a un equipo de evaluación del Grupo de Expertos para la “Certificación de la Eliminación del Paludismo” para determinar si recomendar o no la certificación de Uzbekistán, que por fin la consiguió este año.

De los 16 países que eliminaron el paludismo entre 2007 y 2017, el número medio de casos indígenas en los seis años anteriores al logro de cero casos fue de 212, mientras que en los tres años anteriores al logro de cero casos indígenas, la mediana fue de 24 casos. Dos países, Sri Lanka y Turquía, tuvieron más de 10.000 casos en 2000, pero en los tres años anteriores a la consecución de cero casos, Sri Lanka tuvo una media de 684 casos y Turquía una media de 313 casos.

img3 En 2017, Argelia, el país donde se descubrió por primera vez el parásito del paludismo en humanos hace casi un siglo y medio, y que en 1960 tuvo 80.000 casos al año de la enfermedad, solicitó formalmente la certificación de la OMS como país libre de paludismo,  y Argentina continuó trabajando en la certificación.

La actual certificación ha convertido a Argelia en el segundo país de la región africana de la OMS en lograr el estatus de país libre de paludismo después de Mauricio en 1973.

img4Por otro lado, Argentina se ha convertido en el segundo país de la Región de las Américas en conseguir el certificado por la OMS en los últimos 45 años, después de Paraguay en junio de 2018.

Según el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Argelia y Argentina han eliminado el paludismo gracias al compromiso y la perseverancia inquebrantables de la gente y los líderes de ambos países, siendo para Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África, con sede en Brazzaville, República del Congo, un hito importante en la respuesta a la enfermedad. La OMS ha atribuido el éxito de ambos países en la lucha contra la enfermedad a una fuerza de trabajo de salud capacitada, al diagnóstico y tratamiento accesibles mediante la atención sanitaria universal y a una respuesta rápida a los brotes.

img5

 

El camino de la Argentina hacia la eliminación del paludismo, que comenzó en la década de 1970, dependía de la capacitación de los trabajadores de la salud para fumigar los hogares con insecticidas, el diagnóstico de la enfermedad mediante microscopía y la respuesta eficaz a los casos que se produjeran dentro de sus fronteras. Entre 2000 y 2011 fue fundamental la colaboración transfronteriza, en la que Argentina se asoció con el gobierno boliviano para fumigar más de 22.000 hogares en las zonas fronterizas y realizar pruebas de detección de la enfermedad.

 

WHO. World paludismo report 2018. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/275867/9789241565653-eng.pdf..