Aumentó en EE.UU. de un 25% de casos de enfermedad neuroinvasora por el virus del Nilo Occidental en 2018

100002010000011B0000009E4963633869E61EB3Los virus transmitidos por artrópodos (arbovirus) se transmiten a los seres humanos principalmente a través de las picaduras de mosquitos y garrapatas infectados. El virus del Nilo Occidental (VNO) es la principal causa de la enfermedad arboviral adquirida a en los Estados Unidos continentales. Otros arbovirus, incluyendo la encefalitis equina oriental, el Cañón de Jamestown, La Crosse, Powassan y el virus de la encefalitis de San Luis, causan casos esporádicos de enfermedad y brotes ocasionales.

Los CDC (Centros de Control de Enfermedades Infecciosas) de los EE.UU. recopilan datos sobre enfermedades arbovirales endémicas de los departamentos de salud estatales, los cuales se controlan a través de ArboNET, sistema nacional de vigilancia de arbovirus, utilizando definiciones de casos de vigilancia estándar que incluyen criterios clínicos y de laboratorio.

10000201000000F8000001653310AC2B1EC7912FUn informe, cuya primera firmante es Emily McDonald (Arboviral Diseases Branch, Division of Vector-Borne Diseases, National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases, CDC) publicado en Morbility and Mortality Weekly Report, resume los datos de vigilancia notificados a los CDC en 2018 sobre los arbovirus nacionales. Excluye los virus del dengue, chikunguña y Zika porque son principalmente virus no domésticos y se adquieren típicamente por los viajes. En 2018, 48 estados y el Distrito de Columbia (DC) notificaron 2.813 casos de enfermedad arboviral doméstica, incluyendo 2.647 (94%) casos de la enfermedad del VNO; de estos 1.658 (63%) se clasificaron como enfermedad neuroinvasora (meningitis, encefalitis y parálisis flácida aguda), con incidencia nacional de 0,51 casos por cada 100.000 habitantes. Según los hallazgos del estudio la enfermedad neuroinvasora del virus del Nilo Occidental fue aproximadamente un 25% más alta en 2018 que la incidencia media anual durante la década anterior

Un total de 2.813 casos de enfermedad arboviral nacional fueron notificados en 2018 a los CDC. Los casos fueron causados por el VNO (2.647 casos, 94%), el virus de La Crosse (86), el virus de Jamestown Canyon (41), el virus de Powassan (21), el virus de la encefalitis de San Luis (ocho), el virus de la encefalitis equina oriental (seis) y el virus del serogrupo de California no especificado (cuatro). En todos los estados, excepto en Hawái y New Hampshire, se dieron casos. De los 3.142 condados de los Estados Unidos, 858 (27%) informaron uno o más casos de enfermedad arboviral.

1000020100000117000000B4B17A7F4CAA4434CCLos 2.647 casos de la enfermedad del VNO se distribuyeron en 787 condados en 48 estados y DC. De estos, 1.658 (63%) casos fueron neuroinvasores y 2.435 (92%) enfermos tuvieron el inicio de la enfermedad entre julio y septiembre. En 2018, la enfermedad del VNO fue notificada por primera vez por un residente de Alaska. Se detectaron dos casos de la enfermedad del VNO en receptores de trasplantes de órganos sólidos con un donante común; la investigación subsiguiente demostró la transmisión a través del trasplante de órganos. La edad media de los enfermos fue de 59 años (intervalo intercuartil [IQR] = 44-70); 1.638 (62%) eran hombres. Un total de 1.774 (67%) enfermos fueron hospitalizados, y 167 (6%) murieron. La edad media de los sujetos con enfermedad mortal fue de 74 años (IQR = 67-82).

Entre los 1.658 casos de VNO con enfermedad neuroinvasora 908 (55%) fueron encefalitis, 542 (33%) meningitis, 70 (4%) parálisis flácida aguda, y 138 (8%) tuvieron presentación neurológica no especificada. De los 70 enfermos con parálisis flácida aguda, 25 (36%) también tenían encefalitis o meningitis. Las tasas de incidencia más altas se registraron en Dakota del Norte (7,89 por 100.000), 10000201000002B40000020E6BCFAF5E6E08F026Nebraska (6,43), Dakota del Sur (5,33), Montana (2,35) e Iowa (1,87). El mayor número de casos se dio en California (154), Illinois (126), Nebraska (124), Texas (108) y Pennsylvania (95), que en conjunto representaron casi el 37% de los casos de enfermedades neuroinvasoras. La incidencia de la enfermedad neuroinvasora del VNO aumentó con el grupo de edad, de 0,03 por 100.000 en niños de <10 años a 1,66 en adultos de ≥70 años. La incidencia fue mayor entre los hombres (0,65 por cada 100.000) que entre las mujeres (0,36 por cada 100.000).

Se notificaron casos de la enfermedad del virus de La Crosse (86) en siete estados, principalmente en las divisiones Este, Norte, Centro y Sur del Atlántico. La edad media de los enfermos fue de 8 años (IQR = 5-12), y 81 (94%) tenían menos de 18 años. Las fechas de inicio de la enfermedad oscilaron entre mayo y octubre, y 61 (71%) informaron de su aparición durante los meses de julio a septiembre. Ochenta y tres (97%) casos fueron neuroinvasores, y 82 (95%) enfermos fueron hospitalizados, sin mortalidad.

Los casos de por el virus de Jamestown Canyon (41) tuvieron lugar en ocho estados, principalmente en las divisiones Este Norte Central y Oeste Norte Central. Se notificaron enfermos por primera en Connecticut y Michigan. La edad media fue de 53 años (IQR = 40-65), y 35 (85%) eran hombres. La aparición de la enfermedad varió de abril a noviembre, 26 (63%) durante los meses de julio a septiembre. En veinticinco (61%) casos la enfermedad fue neuroinvasora, 30 (73%) fueron hospitalizados, con fallecimiento.

10000201000000CD000000F84DD98B5B9B31D4A2Se reportaron casos de la enfermedad del virus de Powassan (21) en ocho estados, principalmente en las divisiones de Nueva Inglaterra y el Atlántico Medio. La edad media de los enfermos fue de 67 años (IQR = 53-74), y 14 (67%) fueron hombres. Las fechas de inicio de la enfermedad oscilaron entre marzo y diciembre, y 11 (52%) informaron de su aparición entre abril y junio. Los 21 casos fueron neuroinvasores y requirieron en hospitalización, incluyendo un caso pediátrico (5%). Tres (14%) enfermos murieron; todos tenían más de 60 años de edad.

En cuatro estados (California, Georgia, Pensilvania y Wisconsin) hubo ocho casos de la enfermedad del virus de la encefalitis de San Luis. La edad media de los enfermos fue de 68 años (IQR = 50-76), cuatro eran hombres. Las fechas de inicio de la enfermedad oscilaron entre julio y octubre. Cinco casos fueron neuroinvasores y requirieron ser hospitalizados; un enfermo murió.

Se notificaron seis casos de la enfermedad del virus de la encefalitis equina oriental en cuatro estados (Florida, Georgia, Michigan y Pennsylvania). La edad media de los sujetos fue de 64 años (IQR = 58-71), y tres eran hombres. Las fechas de inicio de la enfermedad variaron de mayo a septiembre. Todos los casos fueron neuroinvasores, cinco enfermos fueron hospitalizados y uno murió.

Las causas posibles del aumento de casos de enfermedad por arbovirus podrían ser el clima, abundancia de mosquitos, tasas mayores de infección de las aves y comportamiento humano diferente. Las prácticas de concientización y pruebas diagnósticas influyen en las variaciones anuales de cuándo y dónde ocurren los casos y brotes del virus, lo que puede dificultar la evaluación de por qué un año tiene más enfermedad que otro.

10000000000001D4000000EA2B4AA0B22BE70629Las autoridades sanitarias norteamericanas opinan que los profesionales de la salud deben considerar las infecciones arbovirales en el diagnóstico diferencial de la meningitis o encefalitis aséptica, obtener muestras adecuadas para las pruebas de laboratorio e informar rápidamente de los casos a las autoridades de salud pública. Comprender la epidemiología, estacionalidad y distribución geográfica de estos arbovirus es importante para el reconocimiento clínico y la diferenciación de otras infecciones neurológicas. Debido a que las vacunas humanas contra los arbovirus circulantes en la nación no están disponibles, la prevención depende de los esfuerzos de la comunidad y de los hogares para reducir las poblaciones de vectores, de las medidas de protección personal para disminuir la exposición a mosquitos y garrapatas, y de las pruebas de detección de la donación de sangre para minimizar las rutas alternativas de transmisión.

 

McDonald E, et al. West Nile Virus and Other Domestic Nationally Notifiable Arboviral Diseases – United States, 2018. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2019; doi:10.15585/mmwr.mm6831a1.