Bacterias intestinales y aptitud cardiorespiratoria

Bacterias intestinales y aptitud cardiorespiratoria

 

6.1Las bacterias que residen en el tracto gastrointestinal (GI) humano tienen una relación simbiótica con su huésped. Los modelos animales han demostrado una relación entre el ejercicio y la composición de la microbiota intestinal.

Rayan Preston Durk (Department of Kinesiology, San Francisco State University, San Francisco), como primer firmante y seis autores más, en un trabajo publicado en la revista científica International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism, exploran por primera vez la relación entre la aptitud cardiorrespiratoria (consumo máximo de oxígeno, VO2 máx) y la composición relativa de la microbiota intestinal [Relación Firmicutes a Bacteroidetes (F/B)] en adultos jóvenes sanos en un ambiente de vida libre.

Veinte hombres y 18 mujeres (25,7 ± 2,2 años), que no tomaron antibióticos en los últimos 6 meses, se ofrecieron como voluntarios para este estudio. El VO6.22máx se midió mediante una prueba de cinta graduada de síntomas limitados. La composición relativa de la microbiota se determinó analizando el ADN extraído de muestras de heces usando la Reacción en Cadena de Polimerasa Cuantitativa (qPCR) que midió específicamente la cantidad de gen diana (ARN 16s) encontrado en Firmicutes y Bacteroidetes. Las relaciones entre F/B y las variables dietéticas, antropométricas y de aptitud física potencialmente relacionadas, se evaluaron mediante análisis de correlación con el ajuste adecuado de Bonferroni (p <0,004).

La relación F/B promedio en todos los participantes fue 0,94 ± 0.03. La relación F/B se correlacionó significativamente con el VO2max (r = 0,48, p <0,003) pero no con otras variables de aptitud, ingesta nutricional o variables antropométricas (p> 0,004). El VO2max explicó ~ 22% de la varianza de las bacterias intestinales relativas de un individuo según lo determinado por la relación F/B.

Estos datos apoyan hallazgos previos en animales, y demuestran una relación entre la composición relativa de la microbiota intestinal humana y la capacidad cardiorrespiratoria en adultos jóvenes sanos. Las bacterias GI integran la regulación de una miríada de procesos fisiológicos, y ponen de manifiesto una mayor comprensión sobre las ramificaciones del ejercicio y la nutrición en la composición microbiana intestinal que puede ayudar a guiar las terapias para promover la salud humana.

 

6.3El análisis mostró que los participantes con la mejor aptitud cardiovascular tenían una relación de Firmicutes/Bacteroidetes más alta. Si bien la mayoría de las bacterias intestinales pueden ser beneficiosas (incluso bacteroides en algunos casos), los Firmicutes se asocian con subproductos metabólicos que ayudan a fortalecer el revestimiento intestinal y a prevenir el síndrome del intestino permeable al evitar que las bacterias en el intestino se filtren en el cuerpo. Según Durk, el ejercicio ayudará a las personas a mantenerse más sanas y a vivir más tiempo al aumentar las bacterias beneficiosas en el intestino.

Durk RP, et al. Gut Microbiota composition is related to cardiorespiratory fitness in healthy young adults. Int J Sport Nutr Exerc Metab 23018; 1-15.