Bacterias y petróleo

17

La investigadora Ping Hu (Ecology Department, Climate and Ecosystem Sciences Division, Lawrence Berkeley National Laboratory, Berkeley CA), y otros autores de la misma universidad y de las de Florida y Louisville, de Estados Unidos, liderados por Gary L. Andersen, han publicado los resultados de una investigación científica en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences sobre la degradación de hidrocarburos vertidos al mar por bacterias.

La explosión en el Golfo de Méjico, el 22 de abril de 2010, de la plataforma petrolera semisumergible de posicionamiento rápido de aguas ultra-profundas, gestionada por British Petroleum, Deepwater Horizon, causó 11 muertes y lanzó al mar unos de 4,1 millones de barriles de petróleo crudo (779 000 t) y 1010 moles de gas natural en el Golfo de Méjico formando en aguas profundas mechas de gotitas de petróleo dispersas y gases disueltos que fueron degradados en gran medida por las bacterias oceánicas.
18
Durante el transcurso de tres meses desde el desastre, una serie de diferentes taxones bacterianos se enriquecieron sucesivamente en las mechas profundas, pero las capacidades metabólicas de las diferentes poblaciones que controlaban las tasas de degradación de los componentes del petróleo crudo son poco conocidas.

Los autores del presente trabajo reprodujeron experimentalmente mechas dispersas de gotitas de aceite fino en el agua de mar del Golfo de México y replicaron con éxito el enriquecimiento y la sucesión de las principales bacterias degradantes del petróleo, que habitaban entre 1 000 y 1 300 metros de profundidad, observadas durante el suceso del Deepwater Horizon.

También recuperaron los genomas casi completos de todas las principales especies degradantes de hidrocarburos, cuya filogenia coincide con los de los principales taxones biodegradantes observados en el área marina, incluyendo el Oceanospirillales (ahora identificado como especie Bermanella), múltiples especies de Colwellia, Cycloclasticus y otros miembros de Gammaproteobacteria, Flavobacteria y Rhodobacteria.19 El análisis de la vía metabólica, combinado con el análisis de composición de hidrocarburos y los datos de abundancia de especies, reveló una especialización de sustrato que explicaba el patrón sucesivo de bacterias degradantes de petróleo. Las bacterias de crecimiento más rápido utilizaron alcanos de cadena corta. Los análisis también revelaron potenciales relaciones cooperativas y competitivas, incluso entre familias de bacterias cercanas.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que los patrones de sucesión microbiana después de la dispersión de hidrocarburos oceánicos profundos son predecibles e impulsados principalmente por la disponibilidad de hidrocarburos líquidos de petróleo en lugar de los gases naturales.

Hu Ping et al. Simulation of Deepwater Horizon oil plume reveals substrate specialization within a complex community of hydrocarbon degraders. PNAS 2017; doi:10.1073/pnas.1703424114