Brote de fiebre amarilla en Angola

b

Se ha detectado un brote de fiebre amarilla en Angola, donde hay una alta densidad del mosquito Aedes aegypti, notificado a la Organización Mundial de la Salud el 21 de enero de 2016. Los primeros casos fueron identificados en el distrito de Viana (provincia de Luanda) el 5 de diciembre de 2015, principalmente entre los ciudadanos eritreos. La infección por el virus de la fiebre amarilla se confirmó inicialmente en tres enfermos por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en el Laboratorio de Enfermedades Emergentes Zoonosis y Enfermedades Transmisibles del Instituto Nacional de en Johannesburgo, Sur África y en el Instituto Pasteur de Dakar, Senegal.

Hasta el 8 de febrero, se habían notificado un total de 164 casos sospechosos y 37 muertes. La mayoría de los casos (n = 138 / 84%) se había notificado en la provincia de Luanda. Otras provincias afectadas incluyen Cabinda, Cuanza Sul, Huambo, Huila y Uige. Los casos sospechosos se someten a pruebas de laboratorio con el fin de descartar otras etiologías y reacciones cruzadas con la fiebre amarilla.

b

El grupo de trabajo nacional se ha activado para controlar el brote. Las autoridades sanitarias de Angola están llevando a cabo una serie de actividades de control y de respuesta, incluyendo la coordinación, gestión de los casos clínicos, mayor vigilancia, pruebas de laboratorio, movilización social y el control de vectores. Las investigaciones epidemiológicas y entomológicas están llevando a cabo en las principales zonas afectadas. El 3 de febrero, se inició la primera fase de la campaña de vacunación en Luanda, que se plantea para cubrir a una población de 1.578.085 de personas en el distrito de Viana. La segunda fase abarcará una población de 5.048.115 personas en los otros 11 distritos en Luanda.

La fiebre amarilla es una enfermedad hemorrágica viral aguda transmitida por mosquitos infectados. Hasta el 50% de las personas gravemente afectadas sin tratamiento pueden morir a causa de la fiebre amarilla. Según la O.M.S. se estima en 130.000 casos de fiebre amarilla informados anualmente, causando 44.000 muertes en el mundo, un 90% de ellas en África.bEl virus es endémico en las zonas tropicales de África y América Latina, con una población de más de 900 millones de habitantes. El número de casos de esta infección ha aumentado en los dos últimos decenios debido a la disminución de la inmunidad de la población, la deforestación, la urbanización, los movimientos de población y el cambio climático. No existe un tratamiento específico para la fiebre amarilla. El tratamiento es sintomático, dirigido a reducir los síntomas del enfermo. La vacunación es la medida preventiva más importante contra la infección.

Organización Mundial de la Salud. Centro de Enlace para el RSI.

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs100/es/