Brote de listeriosis en Andalucía

EL HECHO

1000000000000140000000C991791A2DC2117876Las autoridades sanitarias españolas comunicaron a principios del mes de agosto de 2019 un brote de infección por Listeria moncytogenes, que ha afectado hasta ahora a más de 200 personas. El brote se vinculó, a una marca de carne mechada, La Mechá, de la empresa de Sevilla Mugrudis S.L. (confirmado el 15 de agosto por Instituto Carlos III de Madrid). La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía informó que los enfermos vivían principalmente en Sevilla y Huelva y que enfermaron a partir de las últimas semanas de julio de 2019. Este brote con los más de 200 casos confirmados y 500 afectados sospechosos, se ha convertido en el mayor de la
historia de España
, sin precedentes ni en nuestro país ni en Europa.
1000020100000332000000A435738006DC14C11ALas autoridades sanitarias autonómicas andaluzas tenían datos de un repunte de casos de infección por la bacteria L.monocytogenes desde la segunda quincena del mes de julio, cuando se detectaron varios casos de contagios familiares de la infección en tres pueblos próximos a Sevilla, Pilas el primero y luego en San José de la Rinconada y Tomares.

El 15 de agosto, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Salud Pública, notificó al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias 1000000000000136000000FDA90DF7F67D58DB58Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, un brote de listeriosis poniendo en marcha una alerta sanitaria sobre la situación, lo que significó la paralización de la producción de la fábrica, la retirada de la venta de unos 2.000 envases que se habían enviado a establecimientos de Almería, Cádiz, Málaga o Huelva, entre otras provincias, y alertar a la población a través de comunicados en prensa y redes sociales para que no se consumiera el producto. Desde la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica se comunicó a las delegaciones sanitarias de las ocho provincias andaluzas las circunstancias del brote.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, ante la posibilidad de que se identifiquen casos de listeriosis en otros países, realizó, como es preceptivo, las comunicaciones necesarias tanto al Sistema de Alerta Precoz y Respuesta de la Unión Europea, como a la Organización Mundial de la Salud en el marco del Reglamento Sanitario Internacional y a la Comisión Europea que ha estado siempre al tanto de la situación del brote en España, cooperando con las autoridades españolas y seguimiento del desarrollo de los acontecimientos.

Listeria monocytogenes

Las bacterias pertenecientes al género Listeria son bacilos grampositivos cortos, regulares, no esporulados con disposición individual o formando cadenas cortas. Su temperatura óptima de crecimiento está entre 30 ºC y 37 ºC, aunque pueden crecer a 4 ºC en pocos días. L. monocytogenes produce una toxina citolítica y hemolítica, llamada listeriolisina O, que actúa como un importante factor de virulencia. La bacteria se encuentra en animales silvestres y domésticos, en varias especies de mamíferos, aves, peces, crustáceos e insectos, en el agua o suelos; no obstante su principal hábitat es el suelo y la materia vegetal en descomposición en la cual sobrevive y crece como saprofito. Estas bacterias producen enfermedad en muchos animales que puede conducir a aborto espontáneo y partos de mortinatos en animales domésticos. Pueden pasar hasta 70 días después de la exposición a la bacteria para que se desarrollen los síntomas de la listeriosis.

10000201000001B1000000C54B44D95A5CCD6D8FLas verduras, las carnes crudas y otros alimentos pueden resultar infectados si entran en contacto con suelos o estiércol contaminado. La leche cruda o los productos derivados de ella sin pasteurizar pueden portar listerias. El salmón ahumado y las carnes frías refrigeradas listas para el consumo, son fuentes bien reconocidas de listeriosis. Estos tipos de alimentos no deben servirse a enfermos hospitalizados que tengan mayor riesgo de listeriosis, como mujeres embarazadas (y sus recién nacidos), adultos de más de 65 años de edad, inmunodeprimidos, y personas con sistemas inmunológicos debilitados. Existen de forma natural casos aislados de esta enfermedad relacionados con la inadecuada conservación de los alimentos en domicilio.

La listeriosis generalmente se diagnostica por cultivo bacteriano o por otro tipo de pruebas como detección de sus antígenos, anticuerpos o ácidos nucleicos a partir de muestras de tejidos, sangre, líquido cefalorraquídeo o placenta. La mayoría de las enfermedades en humanos está producida por los serotipos 1/2a, 1/2b y 4b.

La incidencia anual por 100.000 habitantes de infecciones por L. monocytogenes puede variar del 0,3 al 0,8% y alcanzar un 5% durante los brotes epidémicos. En España, cada año se registran más de 300 casos aislados de listeriosis, de ellos entre 6-20 en Andalucía.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

L. monocytogenes causa en la mayoría de los casos fiebre y gastroenteritis aguda, especialmente grave en las mujeres embarazadas, niños y personas con enfermedades previas, en las cuales puede llegar a causar septicemia, meningitis, endoftalmitis, aborto espontáneo, infección y muerte fetal. En los adultos también se dan casos de endocarditis y neumonía e infecciones leves como lesiones cutáneas y abscesos. Los síntomas de la infección pueden incluir vómitos, náuseas, fiebre persistente, dolores musculares, cefalea intensa y rigidez en el cuello.

Las mujeres embarazadas son aproximadamente 13 veces más propensas que la población general a contraer listeriosis. La infección materna puede manifestarse como una enfermedad inespecífica, similar a la gripe, con fiebre, pero puede dar lugar a una infección fetal y neonatal grave, lo que conduce a la pérdida fetol, parto prematuro, sepsis neonatal, meningitis y muerte. Se debe aconsejar a las mujeres embarazadas que eviten los alimentos con un alto riesgo de contaminación por listeria.

TRATAMIENTO Y MEDIDAS PREVENTIVAS

L. monocytogenes s sensible a muchos antibióticos como la penicilina, las ampicilinas, la gentamicina, la eritromicina, las tetraciclinas, la rifampicina, el cotrimoxazol y la vancomicina. Se considera que las mejores opciones para el tratamiento son la penicilina o la ampicilina, solas o asociadas a la gentamicina. Es importante el empleo de dosis altas y la duración adecuada del tratamiento, generalmente prolongado e individualizado.

Las mujeres embarazadas y las personas con deficiencias inmunitarias, grupos de mayor riesgo, deben consumir solo carnes perfectamente cocinadas y productos lácteos pasteurizados y calentar las sobras de comidas. Además deben evitar alimentos preparados listos para consumir. En el contexto de un brote epidémico pueden ser razonables las medidas adicionales planteadas en el protocolo de vigilancia de listeriosis de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica y de la Junta de Andalucía. En el contexto del brote actual, en Andalucía , el 10 de septiembre ya se había contactado con una 21.000 gestantes, de las que a 949 se les recomendó tratamiento en con amoxicilina por vía oral

CRONOLOGÍA DEL BROTE

Después de la detección de algunos casos aislados de listeriosis en julio de 2019, en las tres primeras semanas de agosto se registraron 44 casos en las provincias de Sevilla, Huelva y Málaga, de los cuales 22 ingresaron en centros hospitalarios, tres de ellos en Unidades de Cuidados Intensivos. Una mujer de Sevilla embarazada por listeria sufrió un aborto a causa de corioamnionitis.

Al 19 de agosto, la Consejería de Salud y Familias informó de la existencia de 80 afectados por listeriosis, 66 en Sevilla, 5 en Huelva, y 3 en Málaga, Cádiz y Granada, de ellos 56 estaban hospitalizados. A 15 embarazadas se les se les había sometido a pruebas para confirmar si estaban afectadas. Al día siguiente se da a conocer la primera muerte por listeriosis: una mujer de 90 años fallecida en un hospital de Sevilla con meningoencefalitis. Al 21 de agosto, se habían notificado 144 casos, con 53 enfermos hospitalizados, dos recién nacidos y 18 embarazadas en observación. Los casos sospechosos en estudio ascendían a 545.

10000201000001CA0000018E6BA933D194FE0E0AA esta fecha la Consejería de Salud y Familias, a través del procedimiento habitual para alertas nacionales alimentarias del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), seguía enviando toda la información disponible a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (EASAN), y continuaba inspeccionando las instalaciones de la fábrica y retirando la carne mechada contaminada de todos los establecimientos identificados con la distribución del producto. Además, la Dirección General de Salud Pública muestreaba otros productos diferentes a la carne mechada también elaborados por la empresa Magrudis S.L., como el lomo al jerez, el lomo con pimentón, el chicharrón, la zurrapa de lomo, manteca colorá, pringá y zurrapa de hígado, y la Junta de Andalucía ordenó la paralización total de la empresa Magrudis S.L. y todos sus productos.

A principios de la tercera semana de agosto, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid había registrado otros cinco casos sospechosos del brote de listeriosis por consumo de carne mechada lo que, con un caso anterior, elevaba a seis el número de casos en estudio en dicha Comunidad. Los sujetos habían ingerido la carne mechada en Andalucía, lugar de gran afluencia turística de madrileños, o la habían adquirido allí.

Hasta el 23 agosto 2019 se habían notificado ya 186 casos en Andalucía, 81,6%, en Sevilla (91 hospitalizados y 31 mujeres embarazadas), 15 casos en Huelva, 7 en Cádiz, 6 en Málaga, 4 en Almería y 4 en Granada. En esta fecha ya se habían analizado más de 50 lotes de carne mechada “La Mechá” dando positivos para listeria la mayoría de ellos. Algunos lotes fueron preparados y envasados a finales del mes de junio. Por otra parte, la Junta de Andalucía informó en esta fecha que la empresa Magrudis S.L. había vendido la carne mechada a otra empresa, la “Comercial Martínez León” de Sevilla, la cual la comercializaba como una marca blanca. Las instalaciones de esta segunda empresa fueron también inspeccionadas y analizadas.

10000201000003D600000290CDA3F95EBF3012C9

El Ministerio de Sanidad aconsejó no consumir, como medida de precaución, el chicharrón andaluz y el lomo casero al pimentón. Así mismo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AEAN) amplió la alerta a todos los lotes de otros doce productos de la marca “La Mechá”, incluyendo: Crema de carne mechada, 250 y 465 gramos; manteca colorá, 250 y 465 gramos; pringá estilo casero, 250 y 465 gramos; zurrapa de hígado, 250 y 465 gramos; zurrapa lomo blanca, 250 y 465 gramos; y zurrapa lomo roja, 250 y 465 gramos.

El 27.08.2019, se dio a conocer por medio del Sistema de Alerta Precoz y Respuesta de la UE (EWRS), el caso de un ciudadano británico infectado que consumió productos Magrudis en Huelva y fue atendido en París, y también se informó de la muerte de una mujer de 74 años, con co-morbilidades, por infección por listeria en un hospital sevillano, con lo que ya eran tres las víctimas fallecidas por listeriosis en Andalucía.

El 31 de agosto la Junta de Andalucía informó de cuatro nuevos casos, entre ellos, el de un recién nacido y el de un enfermo inmunodeprimido. Según los datos de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía, desde el inicio de la crisis alimentaria 201 personas se habían visto afectadas por el brote en esta comunidad y 69 permanecían hospitalizadas.

El 3 de septiembre se supo un joven sevillano había llevado unos días antes (21 de agosto) carne mechada “La Mechá”, comprada el 1 de agosto, a la ciudad alemana de Lahr, donde vivía la familia de su pareja sentimental y la comieron en comida familiar. Seis de los miembros de la familia 10000201000000A000000040AE5C28ED512D747Benfermaron de listeriosis días después. Al día siguiente, se notificó el sexto caso de aborto por la listeriosis acaecido en un centro sanitario de Málaga.

Una semana después, el 6 de septiembre, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía emitió una segunda alerta alimentaria, no relacionada con Magrudis S.L, sobre carne mechada que se vendía bajo la marca «Sabores de Paterna», ubicada en la localidad gaditana de Paterna de Rivera, que distribuía sus productos en las provincias de Cádiz, Málaga, Huelva, Madrid y la ciudad de Barcelona. Uno de los lotes del embutido que salieron de la citada fábrica estaba contaminado con L. monocytogenes. Se paralizó la venta de la carne y, por precaución, del resto de embutidos que salen de la fábrica y que estaban en fase de análisis (chicharrones, lomo, mantecas, paté, butifarra, morcilla y longanizas). No se detectaron casos de infección por L. monocytogenes atribuibles a esta marca de carne mechada.

La consejería de Salud y Familias paralizó la producción de todos los embutidos de la planta de Sabores de Paterna. Esta nueva alerta es alimentaria, pero no sanitaria, porque no existe por ahora ningún caso confirmado de listeriosis relacionado directamente con el consumo de la carne mechada producida en la industria “Sabores de Paterna”. Los indicios de la contaminación fueron notificados desde la Consejería de Salud Pública de Madrid al detectar que un niño de 14 años atendido por listeriosis en un hospital de Móstoles había consumido el 19 de agosto un bocadillo de carne mechada de “Sabores de Paterna” durante su estancia en la localidad gaditana Conil de la Frontera. No parece haber conexión entre las empresas Magrudis S.L. y Sabores de Paterna.

Al cabo de tres semanas desde la alerta del brote (10.9.2019) y según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccases), dependiente del Ministerio de Sanidad y Bienestar Social, había 215 afectados, y se investigaban 66 casos probables y 71 sospechosos, además de siete abortos y 4 muertes, la última de una enferma de Granada con meningitis. A esta fecha el número total en la comunidad andaluza llegaba a 207 casos relacionados con el brote: Sevilla (170), Cádiz (10), Granada (5), Huelva (17) y Málaga (5). El 58 por ciento (118) de los casos en Andalucía son mujeres, con una edad media de 46 años y una edad media en hombres de 51 años.

10000201000003FD0000020994D455D5A34610D7

También se habían registrado 66 casos probables y 71 sospechosos en Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Castilla La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid y Melilla, muchos de ellos en investigación pendientes de resultados definitivos.

 

Otros datos

  • El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social procedió enviar a las CCAA los documentos de actualización del procedimiento clínico para los casos de listeriaosis, tanto de Atención Primaria como de Atención Hospitalaria, y de la gestión clínica de las embarazadas.
    Globalmente, el registro de datos e información epidemiológica, la tipificación y secuenciación de las cepas de los casos y los alimentos se llevan a cabo en el Instituto de Salud Carlos III.
  • El análisis genómico de 93 cepas de L. monocytogenes ya secuenciadas hasta el 7 de septiembre en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III de Madrid ha mostrado una estrecha relación genética entre los aislados alimentarios y los de los casos clínicos, confirmando microbiológicamente el origen del brote. La cepa implicada ha sido caracterizada como: serovariedad IVb, ST-388, CC388.
  • No se puede descartar la aparición de nuevos casos en los próximos días, ya que el periodo de incubación de la enfermedad puede ser largo, aunque la media ha sido de 3,5 días en los casos confirmados, que la distribución del producto ha sido amplia, y que algunos de productos estén almacenados por los consumidores.
  • La Empresa Magrudis S.L., fundada en 2013, dada de alta en el Registro General Sanitario de Empresas alimentarias de la Junta de Andalucía, según el Ayuntamiento de Sevilla, no tenía licencia de actividad.
  • La Fiscalía Superior de Andalucía mantiene abierta la investigación del brote que inició a petición de la Asociación Defensor del Paciente y de la Asociación Justicia por la Sanidad.
  • Distintas sociedades científicas y organizaciones profesionales han mostrado su respaldo a la gestión llevada a cabo por la Consejería de Salud y Familias en esta alerta sanitaria, así mismo distintos portavoces de la Organización Mundial de la Salud que han valorado positivamente la gestión de esta alerta sanitaria.
  • A partir de la Orden Ministerial de 2015 la listeriosis se incluyó entre las enfermedades de vigilancia obligatoria en España. Con anterioridad se notificaba a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) a través del Sistema de Información Microbiológica (SIM) de forma voluntaria
  • En el periodo de 2015 a 2018 se notificaron a la RENAVE 1.369 casos confirmados de listeriosis. En este periodo sólo se notificaron 7 casos probables. Las tasas de incidencia fueron 0,64 en 2015, 0,95 en 2016, 0,71en 2017 y 1,06 en 2018. De acuerdo con los datos de la vigilancia en Europa que coordina el eCDC, la tasa de incidencia mediana en la Unión Europea fue de 0,34 casos por 100.000 habitantes y el rango intercuartil (RIQ) de 0,47.

https://www.juntadeandalucia.es/organismos/saludyfamilias/actualidad/noticias/detalle/220014.html

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/listeriosis/docs/20190906_Brote_de_listeriosis_asociado_al_consumo_de_carne_mechada.pdf

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/home/aecosan_inicio.htm

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/listeriosis/docs/Informe_listeriosis-RENAVE_2808209.pdf

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/contaminacion_cruzada.htm