Casos en Alemania y España de botulismo

sin-titulo

Según datos del eCDC (Communicable Diseases Threats Report de la semana 51, 18-24 de diciembre de 2016), el 22 de noviembre de 2016, Alemania notificó dos casos confirmados por laboratorio de neurotoxina botulínica de tipo E (BoNT / E) transmitida por alimentos en varones adultos de dos estados federales vecinos. Ambos pacientes eran de origen ruso y habían consumido rutilos secos y salados (Rutilus rutilus), pez marino y de agua dulce parecido a la carpa, compradas en lugares separados de la misma cadena de tiendas de abarrotes (ultramarinos) especializadas en alimentos de Europa oriental. Ambos desarrollaron síntomas a principios de noviembre. El producto pesquero implicado se ha distribuido en Alemania y en otros Estados miembros de la UE y del EEE.

Alemania emitió una notificación RASFF – Sistema de alerta rápida para alimentos y piensos -(2016.1621) el 25 de noviembre de 2016, dando lugar a la retirada en los países afectados de la conserva del pescado. Se había confirmado que dos muestras de peces tomadas de la casa de un paciente contenían el gen codificador de BoNT / E.

El 25 de noviembre de 2016, España informó de dos casos sospechosos de botulismo. Estos casos eran una pareja de nacionalidad rusa con residencia en España. Ambos habían consumido ‘Plötze Salz (Rutilus rutilus)‘ y presentaron síntomas el 5 y 6 de diciembre de 2016. Los resultados de las muestras clínicas fueron negativos y los dos casos fueron clasificados como probables.

sin-titulo

El 7 de diciembre de 2016, Alemania informó un caso adicional sospechoso de botulismo de un tercer estado federal. El enfermo desarrolló síntomas el 24 de noviembre de 2016. Este enfermo era también de origen ruso y también había consumido rutilos secos y salados (Rutilus rutilus) compradas del mismo distribuidor y de la misma cadena de supermercados que los dos casos anteriores en Alemania. El caso fue confirmado más tarde.

El 19 de diciembre de 2016, las autoridades alemanas notificaron otro caso adicional confirmado. Se trataba de una mujer 55 años, de origen kazajo que había consumido rutilo seco el 10 o 11 de diciembre de 2016. El pescado fue comprado en una tienda perteneciente a la cadena de tiendas previamente implicada el 12 de noviembre de 2016, más de una semana antes del retiro del rutilo, El gen de la toxina de C. botulinum tipo E se identificó por PCR en las heces del paciente y también en las sobras del pescado. El marido de la enferma comió algunos de los peces, y aunque en una muestra de heces se detectó el gen de la toxina, se mantuvo sano.

sin-titulo

Los Países Bajos informaron de un caso de BoNT / E en abril de 2016, sospechoso de haber sido infectado a través de salmón casero. El caso no está relacionado con el brote actual.

http://reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/Communicable-disease-threats-report-24-dec-2016.pdf