Clostridium difficile en Madrid

11

Diversos estudios han sugerido que la arena de los parques públicos podría tener un papel en la transmisión de infecciones, particularmente en niños, riesgo que podría aumentar por el libre acceso de mascotas y otros animales a los patios y parques de recreo.

C. Orden y otros seis autores pertenecientes a los Departamentos de Salud Animal de la Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid (España), y del Departmento of Medical Microbiology, Center of Infectious Diseases, Leiden University Medical Center, Leiden (Holanda) han presentado, en una investigación publicada en la revista científica Zoonoses Public Health, los resultados de un estudio sobre la presencia de Clostridium difficile en 20 pares de cajas de arena recogidas en diferentes parques infantiles y otros de perros de la Comunidad de Madrid (Madrid, Majadahonda, Collado Villalba y otras dos localidades).
12

El aislamiento de Clostridium difficile se realizó mediante procedimientos de enriquecimiento y cultivo selectivo. También se estudió la diversidad génica (ribotipos y polimorfismo amplificado de longitud de fragmentos [AFLP]) y la sensibilidad a los antibióticos de los diferentes aislados.

Del total, el 52,5% (21/40) de las muestras fueron positivas para la presencia de C. difficile. Ocho de los 20 aislados disponibles pertenecían a los ribotipos toxigénicos 014 (n=5) y 106 (n=2), ambos considerados epidémicos, y CD047 (n=1). Los otros 12 aislados no fueron toxigénicos y pertenecían a los ribotipos 009 (n=5), 039 (n=4) y 067, 151 y CD048 (un aislado en cada uno); sin embargo, todos los aislamientos (incluso los de un mismo ribotipo) fueron clasificados en diferentes genotipos por AFLP, indicando no estar relacionados.

Todos los aislados del microorganismo fueron resistentes a los antibióticos imipenem y levofloxacino.

Los autores concluyen que los resultados revelan la presencia de ribotipos epidémicos de C. difficile en los bancos de arena de niños y perros que se encuentran cerca, lo que constituye un riesgo para la salud, pero, según ha indicado el Dr. Emilio Bouza, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, al periódico “el País”, de los 500 episodios de diarrea relacionada con C. difficile de su hospital, solo el 5% de las infecciones tuvieron su origen en el exterior, mientras que el 95% son infecciones nosocomiales.
Orden C, et al. Recreational sandboxes for children and dogs can be a source of epidemic ribotypes of Clostridium difficile. Zoonoses Public Health 2017; doi: 10.1111/zph.12374