Cólera en Chad

Según datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, en los últimos años se ha detectado un aumento inusual en el número de casos de cólera en países del Cuerno de África y el Golfo de Adén aunque con distinta prevalencia (ver noticias de AMYS del 20 de junio de 2017)

Screenshot from 2017-10-31 10-18-22Recientemente, el 15 de agosto de 2017, el Ministerio de Salud de Chad notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) un posible brote de cólera en el distrito de Koukou, en la región de Sila, en el sudeste del país (fronterizo con Sudán). El brote surgió por primera vez el 14-15 de agosto de 2017 cuando el centro de salud local (Tioro Health Center) informó un grupo de 50 casos de diarrea acuosa aguda, incluyendo 13 muertes (tasa de letalidad del 26%) de Marena, una aldea remota en el distrito de Koukou. Posteriormente, el Centro de salud de Dogdoré (que recibió casos de aldeas de Dabanalaye y Hilé Hussein) ha notificado casos sospechosos desde el 19 de agosto de 2017, y más recientemente desde los centros de salud de GozAmir y Koukou Urbain (Quartier Habilé) desde el 4 de septiembre de 2017. En este mes, se notificaron 206 casos de cólera, incluidas 25 muertes (tasa de letalidad del 12,1%) en todo el distrito de Koukou. Marena (133 casos) y Dogdoré (64 casos) son actualmente las regiones más afectadas. La situación en Goz-Amir (2 casos) y Koukou Urbain (1 caso) también están siendo monitoreados de cerca.

Screenshot from 2017-10-31 10-19-09El brote de cólera continúa con la transmisión activa ocurriendo en dos regiones. Desde el último informe, el 8 de septiembre de 2017 (semana 36), se han informado 139 casos adicionales, incluidos 26 fallecimientos (tasa de letalidad del 18,7%). Desde el inicio del brote el 14 de agosto de 2017, se notificaron un total de 445 casos, incluidas 56 muertes (tasa de letalidad del 12,6%), hasta el 25 de septiembre de 2017. El brote de cólera finalmente, al 29 de septiembre de 2017, se ha extendido a la Región Salamat, además de Sila Región, que fue inicialmente afectada; sin embargo, la Región de Sila aún se ve afectada de manera desproporcionada con una tasa de ataque del 2,3%, que representa el 95% (422/445) del total de la carga de casos.

Hasta el 7 de octubre, el brote de cólera en el Chad, ha infectado a 519 personas con 63 fallecimientos. En la región de Sila, ell brote parece estar bajo control ya que no se ha informado de más casos en la última semana. La enfermedad se ha extendido a más aldeas en la región de Salamat, infectando a más personas.

Screenshot from 2017-10-31 10-19-29Al inicio del brote, el equipo de respuesta de emergencia de Médicos sin Fronteras (MSF) en Chad llegó rápidamente a Koukou para investigar los primeros casos sospechosos. Luego, se establecieron unidades de tratamiento de cólera en dos de los pueblos con la mayoría de los casos. El equipo también ha establecido un sistema de vigilancia epidemiológica, actividades de sensibilización sobre higiene y tratamiento del agua. La posible amenaza de la propagación del cólera a otras aldeas y al campamento de refugiados de Goz Amir, donde viven 33.000 sudaneses, sigue siendo motivo de preocupación. La unidad de tratamiento contra el cólera de la aldea de Marena, financiada por MSF, fue la primera en atender a los pacientes afectados por esta enfermedad. A pesar de la disminución en el número de casos, todavía hay un flujo regular de pacientes. La situación es más precaria en un segundo centro de tratamiento en Dogdoré. Antes de que llegara MSF, los enfermos en esta unidad fueron atendidos por la única enfermera en el centro de salud en Dogdoré. El acceso a Dogdoré se ha visto frenado por los ríos y arroyos, que se han desbordado debido a las lluvias torrenciales.

La OMS, MSF y UNICEF están actuando de manera continua, proporcionando tratamiento, agua y concienciando sobre el cólera.

389(4)