Cólera en Somalia

4

Si bien los conflictos y los peligros medioambientales han hecho que muchos de los 12,3 millones de personas del país sean crónicamente o agudamente vulnerables en su salud, 2017 presenta la posibilidad de que la sequía se convierta en el principal motor de la crisis. La continua inestabilidad política, los desalojos forzosos de desplazados internos, el conflicto armado en curso y el deterioro medioambiental son algunas de las causas de la vulnerabilidad de la salud en Somalia. La cobertura y calidad de los servicios sociales básicos en el país son extremadamente bajas.

La cobertura de inmunización es considerablemente baja y los brotes de diarrea acuosa aguda, cólera, sarampión, paludismo y otras enfermedades transmisibles se informan constantemente en muchas áreas, incluyendo los asentamientos de desplazados internos. Los brotes agudos de diarrea acuosa, por ejemplo, se están informando ahora en lugares que no se habían considerado antes como zonas calientes.

En las noticias del 12 de julio de 2017 de AMYS se recogía la situación de un brote de cólera en Yemen. Ahora se informa de los datos de la OMS sobre un en Somalia.

Somalia ha estado experimentando una grave sequía debido a la falta de lluvias en temporadas consecutivas.5 Con el ganado y los cultivos destruidos y cientos de miles de somalíes desplazados, alrededor de 6,7 de 12,3 millones de personas necesitan urgentemente ayuda humanitaria. Casi 5,5 millones corren el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua como el cólera. Efectivamente, la sequía ha provocado la falta de agua potable y el mayor brote de cólera en los últimos 5 años, con más de 57 000 casos y 809 muertes acumuladas al 31 de julio de 2017 en 15 regiones de todo el país. El mayor número de casos (286/27%) se notificó en la región de Middle Shebelle, seguido de Mudug, Sool y Banadir.

La tasa global de letalidad del 1,4% permanece por encima del umbral de emergencia del 1%; sin embargo, el brote que comenzó en enero de 2017 está disminuyendo gracias a las intervenciones oportunas de la OMS y las autoridades nacionales de salud, entre ellas la creación de centros de tratamiento del cólera en los distritos afectados y el suministro y saneamiento adecuado de agua para prevenir la propagación de la enfermedad, así como vacunaciones. Cerca de 60 toneladas de suministros médicos esenciales se han distribuido a todas las regiones desde el inicio del brote.
6
En marzo, la OMS y sus países asociados realizaron la primera campaña nacional de vacunación oral contra el cólera en el país, alcanzando con éxito a más de 450 000 personas vulnerables. Con las mejoras de los sistemas de vigilancia en el país, un total de 265 centros de salud centinela ahora pueden informar sobre las alertas de salud, además de los mecanismos de notificación existentes.

A mediados de agosto, la OMS ha dicho que necesita urgentemente US $ 6,8 millones para ampliar sus actividades de respuesta en Somalia, tanto frente al cólera como frente al sarampión.

http://www.emro.who.int/surveillance-forecasting-response/outbreaks/weekly-update-cholera-in-somalia-27-july-2017.html

http://www.who.int/hac/crises/som/en/