Comportamiento Neandertal, dieta y enfermedad, a partir del ADN de cálculos dentales

4 Datos genómicos recientes han revelado múltiples interacciones entre los Neandertales y los humanos modernos, pero hay pocas pruebas genéticas con respecto al comportamiento, la dieta o enfermedades de los mismos. Laura S Weyrich, paleontóloga microbióloga (Australian Centre for Ancient DNA, School of Biological Sciences and The Environment Institute, University of Adelaide, Adelaide, South Australia) como primer firmante, y otros 30 autores más, entre ellos 3 españoles*, han publicado un interesante estudio, el 8 de marzo de 2017, en la revista Nature en el que describen la secuenciación de ADN antiguo a partir de cinco especímenes de placa dental calcificada (cálculo) de un Neandertal 3Así como la caracterización de las diferencias regionales en la ecología de estos homínidos. En la cueva de Spy, Bélgica, la dieta de los neandertales estaba fuertemente basada en carne e incluía rinoceronte lanoso (Coelodonta antiquitatis) y oveja salvaje (muflón), característica de un ambiente estepario. Por el contrario, no se detectó carne en la dieta de los neandertales de la cueva de El Sidrón (Asturias, España), cuyos componentes dietéticos eran de setas, piñones y musgo recolectados de los bosques. Las diferencias en la dieta también estuvieron relacionadas con un cambio general en la comunidad bacteriana oral (microbiota) que sugiriere que el consumo de carne contribuyó a una variación sustancial dentro de la microbiota de Neandertal.

El análisis de un depósito de un cálculo dental de la cueva del Sidrón sugiere que el individuo comía álamo, una fuente de ácido acetil-salicílico (aspirina), y el hongo Penicillium, que produce el antibiótico penicilina. ¿Automedicación con productos naturales?

2 El análisis también reconstruyó el microbioma oral de los homínidos. Los investigadores identificaron más de 200 especies diferentes de microbios que se supone vivían en la boca de los neandertales e identificó un parásito gastrointestinal (Enterocytozoon bieneusi) lo que sugiere que la especie puedo haber compartido microbios con los antepasados humanos al besarse. Además, los datos metagenómicos de este individuo también contenían un genoma casi completo de la arquea comensal Methanobrevibacter oralis), el genoma microbiano más antiguo generado hasta la fecha, alrededor de los 48.000 años. El ADN conservado dentro del cálculo dental representa una fuente notable de información sobre el comportamiento y la salud de los homínidos antiguos, así como un sistema único que es útil para el estudio de la evolución microbiana a largo plazo.

Weyrich LS, et al. Reconstructing Neandertal behavior, diet, and disease using ancient DNA from dental calculus. Nature 8 de marzo de 2017. http://dx.doi.org/10.1038/nature21674 (2017).

* Antonio Rosas (Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC), el genetista Carles Lalueza-Fox (Instituto de Biología Evolutiva, centro mixto del CSIC y la Universidad Pompeu Fabra), y el arqueólogo Marco de la Rasilla (Universidad de Oviedo)

1La cueva del Sdirón, la mayor cavidad asturiana de calizas no carboníferas, con algunas pinturas rupestres, ubicada en Piloña (Asturias), ha proporcionado una buena colección de neandertales de la península ibérica. Descubierta en 1994, en ella se han recuperado alrededor de 2 500 restos óseos de al menos 13 individuos de ambos sexos y diferentes edades que vivieron allí hace aproximadamente hace 48 000 años.