Detección rápida de resistencia bacteriana a los macrólidos.

La resistencia a los antimicrobianos (RAM) es una amenaza importante para la salud humana. La lucha contra ella es una prioridad nacional e internacional. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, el Centro para el Control de Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas han dado prioridad al tema.

img1

Es de conocimiento general en la comunidad médica que hay resistencia generalizada a la azitromicina y la eritromicina, antibióticos de los más usados en el tratamiento de la faringitis estreptocócica y otras enfermedades respiratorias, tanto en adultos como en niños.

Los métodos para diagnosticar rápidamente la RAM generalmente requieren pruebas en cultivo que tardan varios días. El gen A de la bomba de flujo de los macrólidos, mef(A), proporciona resistencia contra la eritromicina y la azitromicina y se sabe que se transfiere lateralmente entre una amplia gama de especies bacterianas.

Megan M. Nelson (Department of Biology, American University, Washington, USA) y otros dos coautores de la misma universidad, han publicado en BMC Infectious Diseases una técnica molecular rápida para la detectar la resistencia de las bacterias a los antibióticos macrólidos.

img2Los investigadores utilizaron el ensayo de la polimerasa recombinante (RPA) para detectar el gen mef(A) de resistencia en lisados bacterianos crudos sin purificación del ácido nucleico. Para validar estos resultados realizaron ensayos paralelos de dilución de caldo para evaluar la RAM a la eritromicina y a la ampicilina (como control negativo).

Validaron la detección del mef(A) en lisados crudos de las bacterias Streptococcus pyogenes, S. pneumoniae, S. salivarius y Enterococcus faecium en un plazo de 7-10 minutos a partir del inicio del ensayo. Demostraron que la detección del mef(A) predice con precisión la resistencia real a los antimicrobianos evaluada por métodos de cultivo tradicionales. La prueba no se vio afectado por polimorfismos de un solo nucleótido dentro de secuencias de genes mef(A) divergentes, lo que refuerza su utilidad como un sistema potente de diagnóstico.

Las pruebas antibióticas estándar requieren al menos un cultivo nocturno y a menudo no se realizan en el trabajo de diagnóstico habitual.

img3El mef(A) se ha encontrado en una amplia variedad de huéspedes bacterianos,  desde Neisseria gonorrhoeae hasta Enterococcus faecalis y Streptococcus pneumoniae y pyogenes, y recientemente también en cepas comensales, incluyendo Streptoccous salivarius, tal como se ha confirmado utilizando RPA. Es probable que la prueba para detectar el mef(A) validado en este trabajo se convertirá en una método importante para el diagnóstico, ofreciendo tanto a los médicos como a los científicos una medida rápida y precisa de la resistencia a los macrólidos, ya sea de los alojados en el tracto respiratorio superior (S. pyogenes o S. salivarius) o en el tracto respiratorio inferior (Streptococcus pneumoniae o Staphylococcus aureus y otros), o en otras regiones del microbioma humano.

Además del diagnóstico, esta prueba génica rápida puede ayudar a los médicos a asignar mejor la medicación y mejorar el diagnóstico en el punto de atención, lo que puede conducir a mejores resultados y evitar prescribir antibióticos inútiles.

 

Nelson MM, et al. Rapid molecular detection of macrolide resistance. BMC Infectious Diseases, 2019; 19: 14. doi: 10.1186/s12879-019-3762-4