Día mundial de la tuberculosis

4731El año pasado, la OMS informó que 10,4 millones de personas enfermaron de tuberculosis (TB) y que hubo 1,8 millones de muertes por TB en 2016, convirtiéndose en la principal causa de muerte infecciosa en todo el mundo, cobrándose más de 4 500 muertes al día. Esta enfermedad está profundamente arraigada en poblaciones donde los derechos humanos y la dignidad son limitados. Si bien cualquier persona puede contraer la tuberculosis, la enfermedad prospera entre las personas que viven en la pobreza, las comunidades y los grupos marginados y otras poblaciones vulnerables, entre los que se incluyen: migrantes, refugiados, minorías étnicas, mineros y otras personas que trabajan y viven en entornos propensos a riesgos, ancianos, mujeres y niños marginados en muchos entornos, etc.

Factores como la desnutrición, la vivienda precaria y el saneamiento, agravados por otros factores de riesgo tales como el consumo de tabaco y alcohol y la diabetes, afectan la vulnerabilidad a la TB y el acceso a la atención sanitaria. Además, este acceso a menudo se ve obstaculizado por los grandes costos asociados con la enfermedad, la búsqueda y permanencia en la atención y la falta de protección social, lo que resulta en un círculo vicioso de pobreza y mala salud. El surgimiento de la TB multirresistente (MDR-TB) y su transmisión plantea una importante amenaza a la seguridad sanitaria y podría poner en riesgo los avances logrados en la lucha contra la tuberculosis.

4732La transmisión de la TB resistente a múltiples medicamentos (MDR-TB) agrega una gran urgencia a estas preocupaciones.

Se acaba de celebrar el Día Mundial de la Tuberculosis que tiene lugar el 24 de marzo de cada año y está diseñado para crear conciencia pública de que la tuberculosis sigue siendo una epidemia en gran parte del mundo, con gran repercusión sanitaria, económica y social, causando la muerte de más de un millón y medio de personas cada año, principalmente en países en desarrollo. La fecha conmemora el día de 1882 cuando el Dr. Robert Koch comunicó a la comunidad científica que había descubierto la causa de la tuberculosis, el bacilo Mycobacterium tuberculosis. En el momento del anuncio de Koch en Berlín, la tuberculosis azotaba Europa y América, causando la muerte de una de cada siete personas. El descubrimiento de Koch abrió el camino para diagnosticar y curar la enfermedad.

4733El tema del Día Mundial de la Tuberculosis 2018 – “Se busca: Líderes por un mundo libre de TB” – se enfoca en construir un compromiso para acabar con la TB, no solo a políticamente con Jefes de Estado y Ministros de Salud, sino a todos los estamentos desde parlamentarios y líderes comunitarios, a alcaldes, gobernadores, personas afectadas por la tuberculosis, defensores de la sociedad civil, trabajadores de la salud, médicos o enfermeras, ONG y otros socios. Todos pueden ser líderes de los esfuerzos para acabar con la TB en su propio trabajo, terreno o entorno,

Este es un tema crítico, dada la importancia política de la próxima reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre TB este año, que reunirá a los Jefes de Estado en Nueva York. Es el resultado de una exitosa Conferencia Ministerial sobre “Acabar con la Tuberculosis” en Moscú del 16 al 17 de noviembre de 2017, que dio como resultado compromisos de ministros y otros líderes de 120 países para acelerar el progreso hacia el fin de la tuberculosis. El compromiso político ocupó un lugar prioritario en la agenda antes del pasado Día Mundial de la Tuberculosis de 2018, y muchos han pedido un liderazgo más fuerte para acabar con la TB. La negligencia en la TB puede ser peligrosa, incluso en entornos de baja incidencia, debido a la presencia difícil de tratar tuberculosis resistente a los medicamentos y una mayor movilidad de la población.

4734Los CDC y sus socios nacionales e internacionales, incluida la Asociación Nacional de Controladores de TB, Stop TB USA, y la Alianza Mundial Stop TB están trabajando juntos para eliminar esta enfermedad.

En 2017, se celebró la primera Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de la Salud sobre la tuberculosis, donde más de 120 delegaciones nacionales adoptaron la “Declaración de Moscú para acabar con la tuberculosis.” Tras este compromiso, en 2018, se celebrará la primera reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU El compromiso político ocupa un lugar prioritario en la agenda antes del Día Mundial de la Tuberculosis de 2018, y muchos piden un liderazgo más fuerte para acabar con la TB. La negligencia de la TB puede ser peligrosa, incluso en entornos de baja incidencia, debido a la presencia difícil de tratar tuberculosis resistente a los medicamentos y una mayor movilidad de la población.

La tasa de notificación UE/EEE de TB está disminuyendo solo en torno al 4% cada año, cuando se necesita un descenso de al menos el 10% para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los objetivos de la Estrategia global contra la TB. Para seguir esforzándonos por acabar con la TB, el ECDC está promoviendo la estandarización de la secuenciación del genoma completo (WGS) en la UE/EEE para permitir el rastreo de rutas de transmisión y clones de TB emergentes y la identificación rápida de clusters transfronterizos. El ECDC publicará su informe anual de vigilancia conjunta con la oficina regional de la OMS para Europa antes del Día Mundial de la TB 2018.

El Día Mundial de la TB ha brindado y seguirá haciéndolo la oportunidad de destacar la enfermedad y movilizar el compromiso político y social para acelerar el progreso para acabar con la enfermedad.

http://www.who.int/campaigns/tb-day/2018/event/en/

https://ecdc.europa.eu/en/news-events/world-tuberculosis-day-2018