Dihidroartemisina-piperaquina y paludismo

Sin título

La mayoría de los africanos desarrollan inmunidad al paludismo en la edad adulta, pero las mujeres pierden parte de esta inmunidad durante el embarazo, lo que lleva a que la infección sea razón la principal de causa de parto prematuro, bajo peso al nacer y muerte entre los niños en África, por lo que a las embarazadas se les da medicamentos para prevenir la infección. El fármaco preventivo recomendado es la sulfadoxina-pirimetamina (SP), pero el parásito transmitido por mosquitos es a menudo resistente al mismo.

El tratamiento intermitente con sulfadoxina-pirimetamina está ampliamente recomendado para la prevención del paludismo en las mujeres embarazadas en África; sin embargo, con la propagación de la resistencia de los plamodios a la sulfadoxina-pirimetamina, se necesitan nuevas intervenciones.

Sin título

Los autores de un estudio, firmado en primer lugar por Abel Kakuru y cols. (cerca de veinte), publicado el 10 de marzo en el New England Journal of Medicine, han llevado a cabo un estudio doble ciego, aleatorizado, controlado en el que se han involucrado 300 adolescentes embarazadas o mujeres sin infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en Uganda, donde la resistencia a la sulfadoxina-pirimetamina está muy extendida. Se asignó aleatoriamente a las participantes, en la semana 16 del embarazo, a un régimen de sulfadoxina-pirimetamina (106 participantes), un régimen de dihidroartemisinina-piperaquina de tres dosis (94 participantes), o un régimen dihidroartemisinina-piperaquina mensual (100 participantes). El resultado primario fue la prevalencia histopatología de la malaria placentaria.

La prevalencia de la malaria placentaria histopatológica confirmada fue significativamente mayor en el grupo de sulfadoxina-pirimetamina (50,0%) que en el grupo de tres dosis dihidroartemisinina-piperaquina (34,1%, P = 0,03) o el grupo mensual de dihidroartemisinina-piperaquina (27,1%, P = 0,001). La prevalencia de resultados adversos al nacimiento fue menor en el grupo dihidroartemisinina-piperaquina (9,2%) que en el grupo de sulfadoxina-pirimetamina (18,6%, P = 0,05) o el grupo dihidroartemisinina-piperaquina de tres dosis (21,3%, P = 0,02).

Sin título

Durante el embarazo, la incidencia de paludismo sintomático fue significativamente mayor en el grupo de sulfadoxina-pirimetamina (41 episodios más por cada 43,0 persona- años en riesgo) que en el grupo dihidroartemisinina-piperaquina de tres dosis (12 episodios más por cada 38,2 persona- años en riesgo, P = 0,001) o el grupo dihidroartemisinina-piperaquina mensual (0 episodios por cada 42,3 persona- años en riesgo, P <0,001), al igual que la prevalencia de parasitemia (40,5% en el grupo de sulfadoxina-pirimetamina versus 16,6% en el grupo de tres dosis dihidroartemisinina-piperaquina [p <0,001] y el 5,2% en el grupo de dihidroartemisinina-piperaquina mensual [p <0,001]). En cada grupo de tratamiento, el riesgo de vómitos después de la administración de cualquier dosis de los agentes del estudio fue menor del 0,4%, y no hubo diferencias significativas entre los grupos en el riesgo de eventos adversos.

En conclusión, la carga de paludismo en el embarazo fue significativamente menor entre las niñas o mujeres que recibieron tratamiento preventivo intermitente con dihidroartemisinina-piperaquina que entre aquellas que recibieron sulfadoxina-pirimetamina. El tratamiento mensual con dihidroartemisinina-piperaquina fue superior a la de tres dosis dihidroartemisinina-piperaquina con respecto a varios resultados.

(Financiado por el Instituto Nacional Eunice Kennedy Shriver de Salud Infantil y Desarrollo Humano. Ensayo Clínico, gov, NCT02163447)

Centros participantes: Colaboración de Investigación de Enfermedades Infecciosas, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Colegio Universitario de Ciencias de la Salud, y la Escuela de Medicina de la Universidad de Makerere y la Universidad de Ciencias de la Salud, todos en Kampala, Uganda; Departamentos de Medicina, Pediatría y Patología y el Centro de Estudios de Prevención del SIDA, de la Universidad de California, San Francisco; y La División de Patógenos de Alta Consecuencia y Patología, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Atlanta.

Kakuru A, et al. Dihydroartemisinin-piperaquine for the prevention of malaria in pregnancy. N Engl J Med 2016; 374:928-939
http://www.nejm.org/doi/pdf/10.1056/NEJMoa1509150