Duración de la respuesta a vacunas del Ébola

Vacuna Ébola

De las vacunas desarrolladas en respuesta al brote de Ébola de 2014-16 en África Occidental, tres que codificaban la glucoproteína del Ébola de Zaire, mostraron una respuesta aceptable y poder de generar inmunidad prometedor en ensayos clínicos de etapa temprana: un enfoque de dosis única basado en estomatitis vesicular replicante del virus (rVSV ZEBOV) y dos combinaciones heterólogas de estimulación de refuerzo que utilizan adenovirus deficientes en la replicación (ChAd3 y AdHu26) como inicio y el multivalente MVA BN-Filo para potenciar posteriormente.

La vacuna rVSV ZEBOV mostró un 100% de eficacia en un ensayo de vacunación en anillo de fase III en el corto plazo posterior a la exposición a casos de enfermedad por el virus del Ébola (EVE; sin embargo, la durabilidad de la eficacia protectora no fue evaluada. Aunque varias publicaciones informaron sobre ensayos clínicos de estas vacunas durante el brote, la inmunogenicidad no se informó mediante el uso de ensayos estandarizados o centralizados y no se pudieron realizar comparaciones de inmunogenicidad relativa.


Katie J. Ewer
De los en ensayos clínicos con ambos de ambos regímenes llevados a cabo en Oxford se realizó un seguimiento de voluntarios para determinar la durabilidad de la inmunidad tanto humoral como celular. Los resultados se han dado a conocer por Katie J. Ewer (The Jenner Institute, University of Oxford,U.K.) y 15 autores más del Reino Unido, en el 68th Annual Meeting of the American Society of Tropical Medicine and Hygiene, celebrado en Nueva Orleans en una comunicación sobre la duración de la respuesta inmune inducida por tres regímenes de vacunas contra el virus del Ébola.

Los investigadores pudieron detectar respuestas inmunitarias consistentes en personas que recibieron vacunas candidatas contra el EV hasta 3 años después de haber sido vacunadas.

Los ensayos clínicos revelaron que el 91% de los 43 receptores de los vectores de vacunas AdHu26/MVA tenían títulos positivos de glucoproteína IgG específicos 2,5 años después de la inmunización, al igual que el 54% de los 13 receptores de las vacunas de vectores Chad3/MVA.

De acuerdo con el resumen del estudio, las otras dos combinaciones utilizaron los virus deficientes en la replicación ChAd3 (GlaxoSmithKline) y AdHu26 (Janssen) y el multivalente MVA BN-Filo (bávaro nórdico).
De los participantes que recibieron MVA/AdHu26, más de tres cuartos tuvieron títulos positivos de IgG específicos de glucoproteínas 2,5 años después. Se observaron resultados similares en el 74% de los 13 participantes que recibieron ChAd3 / MVA.

Las tres vacunas experimentales contra el EV estudiadas se dirigen al Ébola Zaire, la especie de virus asociada con dos brotes en la región de la República Democrática del Congo este año. Una de las tres, V920 (Merck), se ha utilizado en ambos brotes bajo los protocolos de emergencia, incluido el brote en curso en la provincia de Kivu del Norte, uno de los más grandes de la historia.

Además, en octubre de 2015, se administró rVSV ZEBOV a 26 contactos de un trabajador de la salud del Reino Unido que se había infectado con EVD en Sierra Leona, se recuperó y luego recayó.

Usando muestras de esta cohorte, los autores han podido realizar por primera vez mediciones comparadas de poder generar inmunidad utilizando un ELISA estandarizado y un ensayo ELISPOT validado para determinar la inmunidad humoral y celular contra la glucoproteína del Ébolavirus Zaire inducida por estos regímenes de vacunas.

Noticia

Las muestras tomadas 2,5 años después de la vacunación se compararon para determinar si se observan diferencias en la calidad, cantidad y persistencia de la inmunidad. Estos datos son importantes para la planificación estratégica a largo plazo para la protección profiláctica de los trabajadores de la salud de primera línea en las regiones en riesgo de futuros brotes.

Los investigadores también midieron el efecto del V920 en muestras de una cohorte de 26 contactos de un trabajador de la salud en el Reino Unido que se infectó con el EV en Sierra Leona y se recuperó, pero luego recayó. Los contactos recibieron la vacuna en octubre de 2015 y nuevamente más de tres cuartos mantuvieron respuestas positivas de anticuerpos después de 2 años y medio.


Según Ewer, su estudio de las tres vacunas contra el EV podría afectar el desarrollo de vacunas para otras enfermedades infecciosas, como la fiebre de Lassa, el virus Nipah y el coronavirus MERS, que tienen el potencial de causar brotes.

Los trabajadores de la salud que operan en áreas de brotes de la República Democrática del Congo fueron los primeros en recibir la vacuna Merck este año.

Los autores creen que lo que tenemos que hacer es vacunar a los trabajadores de la salud en las regiones del mundo donde sabemos que es probable que ocurran brotes. Y para hacer eso como parte de un programa continuo de inmunización. Realmente lo que estamos viendo aquí es si podemos usar estas vacunas para proteger a los trabajadores de la salud que se encuentran en regiones de riesgo en lugar de solo tener vacunas que podamos usar en la fase de respuesta de un brote.

 

Ewe KJ, et al. Durability of immune responses induced by three leading candidate Ebola vaccine regimes; rVSV ZEBOV, ChAd3 EBO Z-MVA BN-Filo and AdHu26.ZEBOV-MVA BN Filo. Annual Meeting of the American Society of Tropical Medicine and Hygiene; Oct. 28-Nov. 1, 2018; New Orleans. Abstract 685.