Ébola transmisión por supervivientes

Transmisión del virus Ébola por supervivientes
7.1
El brote de la enfermedad del virus del Ébola 2014-2016 (EBOV) afectó a muchas personas y dejó atrás una gran cohorte de sobrevivientes. Aunque se informó de la persistencia de EBOV en los fluidos corporales de los sobrevivientes antes del brote reciente, nuevas pruebas revelaron que el virus puede detectarse hasta 18 meses en algunos fluidos corporales como el semen, lo que representa el mayor riesgo de resurgimiento del Ébola en las comunidades afectadas.
7.2

 

Lonzo Subissi (Sciensano, Brussels) y otros once autores más de diferentes organizaciones (Sciensano, Brussels, Belgiumm, Oficina Regional para África, y Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria Conakry, Guinea; OMS Brazzaville, República del Congo; Istituto Superiore di Sanità, Roma, Italia) publican, el 18 de junio de 2018, en el Journal of Infectious Diseases un estudio en el que revisan y discuten el conocimiento sobre los brotes informados del EBOV que ocurrieron hacia el final de la epidemia en África occidental y brindan recomendaciones para la implementación temprana de las respuestas futuras a los brotes.

Antes de 2014, se sabía que el EBOV circulaba en reservorios animales principalmente en África Central, donde solía causar brotes humanos esporádicos y autolimitados. Entre 2014 y 2016, el mayor brote de la enfermedad (EVD) desafió inesperadamente a los sistemas de salud de varios países, particularmente Guinea, Liberia y Sierra Leona, causando más de 29 000 casos y 11 310 muertes en un total de 10 países en todo el mundo.

Durante el brote de Ébola en África Occidental, la investigación de cada caso confirmado de EVD tuvo dos componentes principales: (1) investigación epidemiológica, que buscaba encontrar el vínculo de los casos de EVD aguda con cadenas de transmisión en curso, identificando los contactos de alto y bajo riesgo y realizando el rastreo de contactos, siguiéndolos durante 21 días y aislándolos tan pronto como manifiesten síntomas similares a la EVD); (2) investigación molecular, que utilizó la secuenciación del genoma completo para identificar el grupo de infecciones mediante el mapeo de las relaciones genéticas entre variantes de virus de diferentes enfermos, sobre todo cuando no se pudo establecer un vínculo epidemiológico claro.

 

7.3Las condiciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para comenzar la cuenta regresiva de 42 días -que corresponde al doble del período máximo de incubación de la enfermedad- para declarar un país libre de ébola fueron las siguientes: (1) todos los contactos enumerados de un caso de EVD deben haber completado el período de seguimiento (21 días) y (2) todos los casos de EVD que sobrevivieron deben haber sido liberados de la unidad de tratamiento del Ébola (UTE). Cuarenta y dos días después de que esas condiciones se cumplieron, un país fue declarado libre de Ébola, y se inició una vigilancia mejorada de 90 días. Si, en cualquier momento durante este proceso, se confirmó un caso EVD, las 2 condiciones mencionadas anteriormente ya no se cumplieron y el proceso tuvo que comenzar de nuevo desde el principio.

La primera declaración del final del brote de Ébola 2014-2016 se emitió para Liberia el 9 de mayo de 2015. En ese momento, Sierra Leona y Guinea informaron también una disminución en los casos nuevos; sin embargo, el verdadero final del brote de Ébola en África Occidental se registró solo en junio de 2016, cuando la OMS declaró a Liberia y Guinea, por cuarta y segunda vez, respectivamente, libres de la enfermedad.

Las infecciones asintomáticas del virus del Ébola se informaron en seres humanos, pero su papel en la transmisión aún no está claro. Un estudio transversal en hogares afectados por el Ébola en Sierra Leona encontró que las infecciones asintomáticas por EBOV eran poco frecuentes (2,6%, y, por lo tanto, era poco probable que contribuyeran significativamente a la transmisión de la infección.

En marzo de 2015, se informó de la primera prueba molecular de que la EBOV podría ser transmitida sexualmente a través del semen infeccioso de un sobreviviente. Más tarde, algunos otros estudios informaron que la EBOV puede persistir en sitios con un sistema inmune privilegiado para el virus y ser detectable en los fluidos corporales correspondientes, que incluyen el humor acuoso, la leche materna y el semen. Es interesante observar que el ácido ribonucleico EBOV (ARN) se detectó en el semen mediante la reacción en cadena de la polimerasa de transcripción reversa hasta 18 meses después de la recuperación de varios enfermos.
7.4
Los autores concluyen que, afortunadamente, la transmisión sexual es un mecanismo poco común de transmisión de EBOV y podría observarse pocas veces teniendo en cuenta el tamaño sin precedentes de la cohorte de sobrevivientes de África occidental. El control biológico de los fluidos corporales de los sobrevivientes y los programas de consejos deben implementarse tan pronto como los sobrevivientes abandonen la UTE y continúen durante al menos 18 meses después de su liberación de la UTE o hasta que sus fluidos corporales sean negativos al menos dos veces. Los programas de educación sexual y el refuerzo del uso del preservativo para enfermos dados de alta también son de gran importancia para prevenir episodios de resurgimiento del Ébola. Entre otras medidas de prevención, se recomienda encarecidamente la vacunación de los contactos de los casos de EVD antes de su liberación de la UTE. Además, las donaciones de sangre y semen deben ser sistemáticamente probadas o restringidas en contextos en los que circule la EBOV. Los estudios que apuntan a estimar el riesgo de transmisión de EBOV desde fómites están garantizados. Los grupos de trabajo dirigidos por expertos en Ébola y coordinados por la OMS están en proceso de actualizar las recomendaciones sobre la mejor estructura e implementación de dichos programas de seguimiento.

 

7.5Para comprender mejor el riesgo de resurgimiento del Ébola, Ibrahima Soce Fall (World Health Organization Regional Office for Africa, Brazzaville, Republic of Congo) como coordinador del estudio y sus otros colegas revisaron datos sobre ocho brotes en África Occidental que se documentaron desde enero de 2015, cuando el número de casos nuevos en la región comenzó a disminuir. Los brotes ocurrieron hasta 11 meses después de que la OMS emitió la primera declaración de estado libre de ébola en mayo de 2015. Estos brotes de acuerdo con los investigadores fueron los siguientes:

    • El primer brote se relacionó con la transmisión sexual de hombre a mujer que tuvo lugar en Liberia 5 meses después de que el sobreviviente de Ébola masculino fuera dado de alta de una UTE.
    • El primer caso identificado del segundo brote fue un niño de 17 años en Liberia que murió más de 1 mes después de que el país fuera declarado libre de Ébola. Las investigaciones revelaron que él era uno de los cinco casos confirmados que recientemente consumieron carne de un perro sacrificado; sin embargo, una muestra de los restos del perro fue negativa para EBOV. Se informaron otros dos casos durante este resurgimiento, que pudo haber sido causado por un sobreviviente no identificado.
    • El tercer brote ocurrió después de que se identificó EBOV en un bebé de 9 meses que murió en Guinea. La cepa fue similar a una cepa aislada de la leche materna de la madre del bebé. La secuencia molecular reveló que tanto la madre como el padre eran supervivientes no diagnosticados.
    • El cuarto brote se identificó después de que los funcionarios descubrieran un frotis post mortem EBOV positivo 50 días después de que se detectaran los últimos casos confirmados en Sierra Leona. El caso estaba relacionado con la transmisión sexual de hombre a mujer. La hija de la mujer fallecida también contrajo el Ébola, posiblemente cuando cuidaba de su madre. Seis casos adicionales fueron identificados durante este resurgimiento.
    • D e manera similar, la transmisión sexual puede haber sido la fuente del quinto brote. La esposa de un sobreviviente de Ébola en Guinea desarrolló una infección que inicialmente no fue reconocida. Su hermano, que también se infectó, pudo haber estado expuesto a EBOV mientras la cuidaba.

7.6

  • El sexto brote se produjo en Liberia 3 meses después de la segunda declaración de ausencia de Ébola en el país. Aunque había pruebas limitadas, los tres casos confirmados estaban vinculados a un individuo persistentemente infectado.
  • Del mismo modo, el séptimo brote ocurrió dos meses después de que Sierra Leona fuera declarada libre de Ébola por primera vez, pero los investigadores no pudieron localizar definitivamente la fuente de la infección.
  • El brote final se detectó después de que tres muertes en la misma comunidad se clasificaron como casos probables de Ébola. Poco después, se encontró EBOV en muestras de sangre de contactos que asistieron a los funerales de los tres casos iniciales. La fuente del resurgimiento se relacionó con un sobreviviente cuyo semen dio positivo para EBOV casi 17 meses después de la recuperación. En general, se identificaron 13 casos probables y confirmados durante este resurgimiento.

 

Además de estos ocho brotes, los autores advierten que otros eventos “sucedieron seguramente “, pero pasaron inadvertidos. Después de revisar estos casos, los investigadores dijeron que recomiendan que los fluidos corporales de los sobrevivientes sean controlados durante al menos 18 meses después de la recuperación o hasta que sus fluidos sean negativos al menos dos veces. También pidieron asesoramiento y educación sobre salud sexual para los sobrevivientes, así como la implementación de otras medidas preventivas, como la vacunación de contactos y la detección de donaciones de sangre y semen.

Subissi L, et al. Ebola virus transmission caused by persistently infected survivors of the 2014-2016 outbreak in West Africa. J Infect Dis. 2018; doi:10.1093/infdis/jiy280.