Egipto elimina la filariosis linfática

4701 Según un informe comunicado el 12 de marzo de 2018, Egipto es el primer país en la región del Mediterráneo oriental de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en eliminar la filariosis linfática como problema de salud pública.

La filariosis linfática (FL), también conocida como elefantiasis, es causada por la infección con gusanos parásitos que viven en el sistema linfático (Wuchereria bancrofti, descrita por primera vez en 1874), que provoca una ampliación anormal de partes del cuerpo, causando dolor, discapacidad grave y estigma social de los afectados. Las etapas larvarias del parásito (microfilaria) circulan en la sangre y los mosquitos (Culex, Mansonia, Anopheles y Aedes) las transmiten de persona a persona.

4702 Casi 856 millones de personas en 52 países en todo el mundo están amenazadas por FL y requieren tratamiento preventivo para detener su propagación. La AMM (Administración Masiva de Medicamentos) regular reduce la densidad de las microfilarias en el torrente sanguíneo y evita la propagación de parásitos a los mosquitos, puede interrumpir el ciclo de transmisión cuando se realiza anualmente durante 4-6 años con una cobertura efectiva de la población total en riesgo.

En Egipto, la carga de morbilidad se apreció plenamente en el siglo XX mediante encuestas a gran escala, que revelaron el grado de endemia en las zonas rurales, especialmente en la región oriental del delta del Nilo, donde se observaban comúnmente manifestaciones clínicas como linfedema e hidrocele.

El éxito de Egipto en la eliminación de la enfermedad se produce después de casi dos décadas de implementar medidas sostenidas de control y prevención (incluido el tratamiento masivo de poblaciones) y la vigilancia en localidades afectadas o en situación de riesgo.

4703Las actividades de control de enfermedades en Egipto comenzaron a principios de la década de 1960, inicialmente dependían del control del mosquito vector Culex pipiens y del tratamiento selectivo con dietilcarbamazina (DEC). Este país, en el 2000, fue uno de los primeros países del mundo en implementar un programa nacional de eliminación basado en la administración masiva de medicamentos (AMM) que siguió a la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud (WHA 50.97) sobre FL en 1997 que pedía su eliminación global para 2020, basándose en el Programa Nacional de Eliminación de la FL que propuso a) interrumpe la transmisión de FL a través de la administración masiva de DEC y albendazol, y b) aliviar el sufrimiento de las personas afectadas a través de la gestión de la morbilidad y la prevención de la discapacidad.

4704

Esto requirió planificación, logística, coordinación y colaboración con varias instituciones, así como desarrollar la capacidad de los trabajadores de la salud y los trabajadores de la comunidad. Además, al comienzo, Egipto tuvo que enfrentarse a varios desafíos que incluyeron el financiamiento de un programa nacional; priorización de una enfermedad incapacitante y desfigurante en un entorno de recursos limitados; determinar el costo de implementación junto con el de los programas de gestión de la discapacidad, como la cirugía de hidrocele. Grandes esfuerzos llevaron a la implementación de varias rondas de AMM hasta 2013, cuando las encuestas validaron que la infección se había reducido por debajo de los umbrales de transmisión.

4705

Después de implementar campañas de tratamiento a gran escala recomendadas por la OMS, Egipto continuó la vigilancia durante al menos 4 años hasta que se validó la eliminación.

Las evaluaciones finales realizadas entre 2014 y 2017 se centraron en la transmisión y la gestión de la morbilidad en los enfermos afectados y confirmaron que Egipto había cumplido todos los criterios para lograr la eliminación como un problema de salud pública.

El país se unía otros diez (Camboya, Islas Cook, Maldivas, Islas Marshall, Niue, Sri Lanka, Tailandia, Togo, Tonga y Vanuatu), ya validados por la OMS como que cumplen este criterio.

Recientemente, en noviembre de 2017, la OMS ha recomendado la terapia con tres fármacos (IDA) (combinación de ivermectina, citrato de dietilcarbamacina –DEC- y albendazol), un régimen alternativo para acelerar la eliminación global de la FL. La recomendación siguió a grandes estudios aleatorizados realizados en cuatro países (Haití, India, Indonesia y Papúa Nueva Guinea)

http://www.who.int/neglected_diseases/news/Egypt_first_EMRO_country_eliminate_LF/en/