El virus WIV1-CoV, semejante al SARS-Co, preparado para saltar a los humanos

Sin título

WIV1-CoV es el nombre de un nuevo virus aislado y caracterizado en el 2013 por Xing-Yi Ge y otros investigadores (Nature 2013; doi:10.1038/nature12711) que, según los últimos datos, podría causar un síndrome grave respiratorio (SARS). Este virus se une directamente a los mismos receptores del virus SARS-Co que causó miles de infecciones en 2002; además, es capaz de saltar de los murciélagos a los seres humanos por el aire. La superación de la barrera genética podría ser el primer paso para un brote epidémico,

Los brotes de fuentes de zoonosis representan una amenaza tanto de enfermedad humana, como para la economía global. A pesar de una gran cantidad de estudios de metagenómica, los métodos para aprovechar sus datos e identificar las amenazas futuras están poco desarrollados. En este estudio, aparecido en los Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) de los Estados Unidos de America, y cuyo primer firmante es Vineet D. Menachery, del Departamento de Epidemiología de la Universidad de Carolina del Norte (Chapel Hill), se Sin título describe un enfoque que combina los datos de metagenómica existentes con la genética inversa para diseñar reactivos a fin de evaluar la emergencia y el potencial patogénico de los virus zoonóticos circulantes. Centrándose en los virus semejantes al del síndrome respiratorio agudo grave (SRAS), los resultados indican que el grupo de los WIV1-coronavirus (CoV), tiene la capacidad de infectar directamente y tener una transmisión limitada en las poblaciones humanas. Sin embargo, la atenuación in vivo sugiere la necesaria adaptación adicional para causar epidémicas. Es importante destacar que, los anticuerpos monoclonales SARS disponibles, en ausencia de vacunas, tienen éxito limitado contra la infección viral. En conjunto, los datos ponen de relieve la utilidad de una plataforma para identificar y priorizar las cepas pre-pandémicas albergadas en los reservorios animales y documentar la amenaza planteada por WIV1-CoV de emerger en las poblaciones humanas.

Aunque previamente los coronavirus se asociaban con infecciones respiratorias superiores, la aparición del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) en 2002-2003, y más recientemente, el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) -CoV pone de relieve la amenaza de la transmisión entre especies que puede conducir a una pandemia virulenta de infecciones virales. Considerando que las investigaciones sugieren que el virus SARS-CoV surgió del murciélago de herradura chino (especie Rhinolophus sinicus), Sin título la identificación de una cepa progenitora que utiliza la angiotensina humana de la enzima convertidora 2 (ACE2) había sido difícil de lograr. Sin embargo, trabajos recientes de metagenómica aislaron varias secuencias del virus SRAS que comparten ≥90% de homología del genoma que son cercanas a las cepas epidémicas. Es importante destacar que los investigadores aislaron también la replicación del virus; WIV1-CoV, parte del clúster Rs3306, podría usar ortólogos ACE2 condicionados por la replicación de bajo nivel en las células humanas. En general, las pruebas indican que el SARS-CoV probablemente surgió de los murciélagos de herradura chino y que virus similares aún están hospedados en estas poblaciones.

La identificación de WIV1-CoV y su capacidad para usar ortólogos ACE2 ofrece una advertencia a una posible reaparición de brotes de CoV y proporciona una oportunidad para prepararse para esos brotes. Para lograr este objetivo, se requiere una nueva plataforma para traducir los resultados de la metagenómica; Sin títuloel enfoque debe generar reactivos de diagnóstico adecuados, definir el potencial aparición de nuevas cepas y determinar la eficacia de la terapéutica actual. Partiendo de esta premisa, los autores han desarrollado un marco para examinar los Cove circulantes utilizando sistemas de genética inversa para la construcción de virus enteros y los quiméricos. Los resultados indican que los virus que utilizan las espículas (spikes) de WIV1-CoV están a punto de emerger en las poblaciones humanas debido a la replicación eficiente en cultivos de células epiteliales de las vías respiratorias humanas primarias. Sin embargo, se requiere adaptación adicional, potencialmente independiente del dominio de unión al receptor de la proteína de la espícula, para la patogénesis y la enfermedad epidémica. Es importante destacar que las estrategias de anticuerpos monoclonales contra el SARS fueron eficaces contra las espículas de WIV1-CoV, a diferencia de los enfoques de vacunas disponibles. En conjunto, los resultados ponen de manifiesto la utilidad de desarrollar plataformas para evaluar los virus circulantes zoonóticos como amenazas para la futura aparición y potencial epidémico.

Menachery VD, et al. SARS-like WIV1-CoV poised for human emergence.
PNAS 2016; 113: 3048-3053. doi:10.1073/pnas.1517719113

http://www.pnas.org/content/113/11/3048.full?sid=8c160c4d-5eec-4a6a-8d38-450ff16b4a12