Enfermedad por el virus Ébola e interferon β-1a

3 Hasta la fecha no hay medicamentos antivirales aprobados para el tratamiento de la enfermedad del virus Ébola (EVD). Teniendo en cuenta sus pruebas in vitro de la actividad antiviral del interferón IFN β contra el virus Ébola, Mandy Kader Konde (Sustainable Health Foundation –FOSAD-, Center of Excellence for Training on Research and Priority Diseases –CEFORPAG-, Conakry, Guinea) y otros autores realizaron en Guinea un estudio clínico de una sola rama para evaluar la seguridad y la eficacia terapéutica del tratamiento con IFN β-1a para EVD. E

En los resultados del estudio, publicados en PLOS ONE, nueve individuos infectados con el virus Ébola fueron tratados con IFN β-1a y comparados retrospectivamente con una cohorte emparejada de 21 enfermos infectados que recibieron tratamiento de soporte estandarizado sólo durante el mismo período de tiempo en la misma unidad de tratamiento.

Los investigadores, conscientes de las limitaciones de haber tratado solamente a 9 individuos con EVD, los datos recogidos se consideraron con cautela. Cuando se comparó con el tratamiento de apoyo solo, el tratamiento con IFN β-parecía facilitar la eliminación del virus de la sangre y aparecía asociado con una 2resolución anterior de los síntomas de la enfermedad. La supervivencia, calculada a partir de la fecha de consentimiento para los que participaron en el ensayo y fecha de admisión de los que estaban en la cohorte de control, hasta la fecha de la muerte, fue de 19% para los que recibieron atención de apoyo solamente, comparado con el 67% IFN- β-1a.

Dadas las diferencias en la viremia sanguínea basal entre la cohorte de control y la cohorte tratada con IFN, se incluyeron 17 controles adicionales de otras unidades de tratamiento en Guinea para un análisis de subconjuntos, emparejados con los enfermos tratados con IFN basados ​​en la edad y la viremia sanguínea basal. El análisis de los subconjuntos utilizando esta cohorte de control ampliada sugiere que los enfermos sin tratamiento con IFN β-1a tenían ~1,5-1,9 veces más probabilidades de morir que los tratados. En conjunto, los resultados sugieren que esta justificada una evaluación clínica adicional del IFN β-1a para el control de la infección por el virus Ébola.

1 “Un aspecto único de del ensayo comentado fue que el equipo estaba compuesto exclusivamente por 11 ciudadanos guineanos. Los trabajadores de la salud recibieron, por primera vez, una formación pertinente en todos los aspectos operacionales y administrativos de la realización de un ensayo. Actualmente hay en Guinea un equipo de 11 personas, incluyendo médicos y personal administrativo, que tienen la capacidad y las competencias para llevar a cabo un ensayo clínico de acuerdo con las normas internacionales”.

Kond MK, et al. (2017) Interferon β-1a for the treatment of Ebola virus disease: A historically controlled, single-arm proof-of-concept trial. PLoS ONE 2017; 12(2): e0169255. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0169255