Enterococos, desde su origen Paleozoico hasta el Hospital

En un estudio publicado en la revista Cell, firmado en primer lugar por Francoise Lebreton (Department of Ophthalmology and Department of Microbiology and Immunobiology, Harvard Medical School, Boston), los autores examinaron la historia evolutiva de uno de los principales patógenos hospitalarios resistente a múltiples 1fármacos, los enterococos, con origen hace cientos de millones de años.

El objetivo era entender por qué, entre la gran diversidad de microorganismos intestinales, los enterococos están tan bien adaptados al ambiente hospitalario moderno. La estimación del reloj molecular, junto con el análisis de su distribución ambiental, la diversidad fenotípica y la concordancia con los registros fósiles del huésped, sitúan los orígenes de los enterococos alrededor del tiempo de la terrestrialización animal, unos 425-500 M/años.

La especiación (suceso de formación de linajes que produce dos o más especies diferentes) parece estar en paralelo con la diversificación de los huéspedes, incluida la rápida aparición de nuevas especies enterocócicas después de la extinción masiva del Pérmico-Triásico. Los principales factores de especiación incluyen cambios en la disponibilidad de carbohidratos en el intestino del huésped.

Los orígenes de las bacterias están en los océanos. Los animales marinos excretan los microbios intestinales en los mares, que contiene generalmente cerca de 5 000 bacterias, en su mayoría inofensivas, por gota de agua. Estos organismos se hunden en el lecho marino en sedimentos ricos en microbios y son consumidos por gusanos, mariscos y otros depredadores marinos. Los peces los comen y los microbios continúan circulando por toda la cadena alimentaria. 2En tierra, los microbios intestinales son excretados por las heces, y la mayoría se desecan y mueren con el tiempo. La vida en la tierra habría seleccionado los rasgos exactos que ahora permiten que los enterococos patógenos sobrevivan la desecación, la falta de nutrientes y la desinfección en el hospital moderno, predestinando su emergencia como patógenos principales del hospital.

En resumen, el estudio arroja la luz sobre la historia evolutiva de estos patógenos, que evolucionaron hacia propiedades que les hace casi indestructibles convirtiéndose, en algunos países, en una en las principales causas de las infecciones hospitalarias resistentes a los modernos antibióticos. Analizando los genomas y comportamiento de los enterococos actuales, los autores han podido remontar el reloj genético a su existencia más temprana y configurar una imagen de cómo estos microorganismos fueron conformados en lo que son hoy.

El trabajo fue financiado por el Department of Health and Human Services/National Institutes of Health/National Institute of Allergy and Infectious Diseases (beca AI072360, AI083214, HHSN272200900018C and U19AI110818).

Lebreton F, et al. Tracing the Enterococci from Paleozoic Origins to the Hospital. Cell 2017; 169: 849-861. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cell.2017.04.027

http://www.cell.com/cell/fulltext/S0092-8674(17)30478-6