Fiebre del Nilo en Europa

Fiebre del Nilo Europa
8.1Según datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (eCDC), la Unión Europea vive desde el pasado mes de junio el brote más virulento de la fiebre del Nilo Occidental de su historia, con más de 1.134 afectados y 85 fallecimientos. Solo en la última semana, 25 personas han fallecido por la enfermedad, 14 de ellos en Italia, seis en Rumania y cinco en Grecia. En total, los países donde la enfermedad ha causado muertos son Italia (35 casos), Rumania (25) y Grecia (19) y Hungría (1). La infección por el virus también ha llegado a países vecinos como Serbia, que ha registrado desde el pasado mes de junio 286 casos y 29 fallecimientos.
8.2
En España, que la primera transmisión a los humanos de la enfermedad en 2004 y donde el virus circula en aves en zonas húmedas de la mitad sur, no se han notificado casos humanos este año.

La fiebre del Nilo está causada por un virus transmitido por mosquitos, por lo que la temporada de incidencia suele extenderse desde el mes de marzo hasta noviembre.

Estas cifras multiplican ya a estas alturas de 2018 los registros de los años anteriores completos en la Unión Europea, en los que nunca se habían superado los 273 casos del año 2013 y los 27 fallecidos de 2016.

En realidad, el número de infectados es mucho mayor ya que en la mayoría de las personas el virus cursa de forma asintomática o muy leve, y no se diagnostica. En el resto, la infección provoca fiebre tras una incubación de tres a 14 días y, en los casos más graves, episodios de encefalitis y meningitis. También puede causar parálisis facial. En estos enfermos, normalmente niños o personas mayores con otras enfermedades de base, la mortalidad alcanza el 10%.

Contra la fiebre del Nilo no existe una vacuna ni tratamiento específico y los cuidados se centran en atender las complicaciones que puede causar en los pacientes.
8.3
El actual brote europeo de la fiebre del Nilo arrancó en la primera semana de julio, cuando los primeros enfermos fueron diagnosticados en Serbia. Una semana más tarde, Italia (en el valle del Poo) y Grecia (en el norte) notificaron los primeros casos. Posteriormente, la enfermedad se ha ido extendiendo por Rumania, Hungría, Croacia, Eslovenia, Austria y Bulgaria. Hace dos semanas se notificaron los primeros casos en la Provenza francesa.

El eCDC ha abierto una investigación para conocer las causas de la gran dimensión del brote, aunque apunta a las causas climáticas (más lluvias y temperaturas altas en marzo) que favorecen la proliferación de los mosquitos, Culex pipiens, el vector de transmisión de la enfermedad, como las causantes de que este empezara antes este año y que haya afectado a muchas zonas en las que no se habían registrado casos en los años

 

El virus de la Fiebre del Nilo Occidental es ARN monocatenario de polaridad positiva, con simetría icosaédrica y envoltura. Pertenece a la familia Flaviviridae y género Flavivirus, que deriva del virus de la encefalitis japonesa.

El diagnóstico de laboratorio se realiza por la detección de antígenos y anticuerpos (IgM e IgG) en suero sanguíneo y líquido cefalorraquídeo, pruebas de neutralización; por técnicas de biología molecular (PCR) y cultivos celulares.

El virus debe su nombra al distrito de Uganda del mismo nombre en el que fue aislado por primera vez, en 1937. Para la medicina, el primer ser humano registrado de la enfermedad fue una mujer residente en esa zona. El virus forma parte de la familia de los flavivirus, que también causan otras enfermedades como la encefalitis japonesa.

Durante los siguientes años, el rastro del virus fue extendiéndose por el continente, en las zonas en las que habita el mosquito trasmisor Culex (C. pipiens principalmente, C. quinquefasciatus, C. nigripalpus, C. tarsalis), y se descubrió que su reservorio eran las aves. Para algunas, como los cuervos, es letal, mientras otras especies son capaces de llevarlo en su organismo y transmitirlo a mosquitos sin sufrir daño alguno.

Desde 1937se ha extendido por toda África, Oriente Medio, Asia Menor y Europa Oriental, y recientemente por Extremo Oriente y Norteamérica, donde causa importante mortandad en aves, especialmente en córvidos, Argentina, zonas del Caribe, y también en Australia.

En 1999, causó un importante brote en Nueva York, donde 59 personas requirieron ser hospitalizadas y siete fallecieron. Desde entonces el virus permanece de manera endémica.

Desde entonces, como en Europa, los brotes de la enfermedad se han ido repitiendo en EE UU. Como en Europa, el virus llegó a ese país para quedarse.

El virus se detectó por primera vez en España en una población de fochas en Doñana en 2004. Ese mismo año, fue diagnosticado el primer caso en humanos en una persona que había pasado las vacaciones en Valverde de Leganés (Badajoz).  También ese verano, un ciudadano francés enfermó tras pasar las vacaciones en Doñana, aunque vivía en la Camarga francesa, una zona donde también circulaba el virus. Hasta hora el virus ha sido detectado en zonas húmedas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y el sur de Castilla y León.

 

https://ecdc.europa.eu/en/west-nile-fever/surveillance-and-disease-data/disease-data-ecdc

http://www.microbiologiaysalud.org/noticias/virus-del-nilo-en-serbia/