Fiebre Valle del Rift en Kenya

Fiebre del Valle del Rift en Kenia

 

6.1La fiebre del Valle del Rift (FVR) es una zoonosis viral transmitida por mosquitos que afecta principalmente a los animales pero también tiene la capacidad de infectar a los humanos.

La mayoría de las infecciones humanas son el resultado del contacto directo o indirecto con la sangre u órganos de animales infectados, a menudo a través de procedimientos de matanza, carnicería o veterinaria. No hay registro de la transmisión de FVR de humano a humano. La mayoría de los casos de FVR son leves y los síntomas incluyen fiebre, cefalea y dolor muscular; sin embargo, un pequeño tanto por ciento de personas puede contraer una enfermedad grave que incluye retinitis, encefalitis y fiebre hemorrágica. Las muertes ocurren en menos del 1 por ciento de los infectados

La conciencia de los factores de riesgo de la infección por FVR y las medidas para prevenir las picaduras de mosquitos es la única forma de reducir las infecciones y muertes humanas.

Se ha desarrollado una vacuna contra la FVR, pero no tiene licencia ni está disponible comercialmente.

Segú informa la Organización Mundial de la Salud, desde principios de junio, Kenia ha experimentado, en los condados de Marsabit y Wajir, un brote de FVR con 26 casos humanos informados y seis muertes. Este es el primer brote FVR en Kenia desde que un brote de 2006-2007 mató a 234 personas. Además, se estima que 50 animales, principalmente camellos y ovejas, han muerto a causa de la FVR desde principios de junio.

6.2El 8 de junio de 2018, el Ministerio de Salud (MS) de Kenia confirmó un brote de FVREl primer enfermo ingresó en un hospital en el condado de Wajir, en el noreste de Kenia, el 2 de junio, con fiebre, debilidad corporal y hemorragia en las encías y la boca, y falleció el mismo día. El enfermo informó haber consumido carne de un animal enfermo. El 4 de junio, dos familiares del caso índice fueron ingresados. Se tomaron muestras de sangre y se enviaron al Instituto de Investigación Médica de Kenia, una de las cuales fue confirmada como positiva para la FVR el 6 de junio. Hasta el 16 de junio, se han notificado un total de 26 casos humanos en los condados de Wajir (24 casos) y Marsabit (2 casos), incluidos siete casos confirmados y seis muertes (tasa de letalidad (CFR) = 23%); seis pacientes han sido dados de alta mientras uno aún está hospitalizado. Se ha informado de un alto número de muertes y abortos entre el ganado, incluidos camellos y cabras, en los condados de Garissa, Kadjiado, Kitui, Marsabit, Tana River y Wajir. Según los informes, las personas que viven en estos condados consumen carne de animales muertos y enfermos.

La mayoría de las personas que contraen la FVR experimentan síntomas leves, que incluyen fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular y articular, que generalmente dura entre dos y siete día; sin embargo, un pequeño porcentaje de personas desarrollarán síntomas más graves. Aproximadamente, del 0,5% al 2% de los enfermos desarrollarán enfermedad ocular, de los cuales la mitad tendrán pérdida permanente de la visión. Otras dos formas graves de la enfermedad, menos del 1%, incluyen encefalitis y fiebre hemorrágica. Los síntomas de la forma encefálica incluyen cefalea intensa, alucinaciones, letargo, desorientación y coma. El síntoma más temprano suele ser ictericia, y puede ser seguido de vómitos sanguinolentos, sangre en las heces, sangrado de la nariz y las encías, y erupción purpúrea. La proporción de letalidad para esta forma de la enfermedad es del 50%. No hay un tratamiento específico para la FVR.

Los brotes de FVR suelen ocurrir después de un período de fuertes lluvias, lo que permite que las poblaciones de mosquitos prosperen. La prueba más temprana de un brote en animales suele ser un gran número de abortos en animales domésticos.

Respuesta de salud pública:

6.3Las actividades frente a la FVR en Kenia han estado en curso desde febrero de 2018 en respuesta a las fuertes lluvias e inundaciones. Se emitió una alerta a todos los Directores del Condado en febrero de 2018 y se comunicó una alerta nacional general en mayo de 2018.

El gobierno de Kenia ha implementado varias medidas en un esfuerzo por controlar el brote actual. Se han establecido cuatro centros de aislamiento en áreas infectadas y se han establecido medidas de control de vectores, incluida la fumigación con insecticidas. Además, la matanza de animales no inspeccionados ha sido prohibida en el condado de Wajir. El Ministerio de Salud insta a los kenianos a permanecer en alerta e informar a un establecimiento de salud si sospechan que pueden tener la enfermedad.

Las siguientes acciones se han tomado desde que se confirmó el brote:

5.3El 8 de junio, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Agricultura convocaron una reunión de emergencia con el Ministerio de Ganadería (LM) y las partes interesadas clave. Se celebró una reunión del grupo de trabajo del sector de la salud, y los socios se comprometieron a apoyar el control de la FVR.
• El 14 de junio, el Ministerio de Salud activó el Centro de Operaciones de Emergencia, con un Administrador de Eventos y un equipo técnico de apoyo.
• El 14 de junio, se desplegaron equipos de investigación multisectoriales en el condado de Wajir para apoyar a los equipos de salud del condado. Otro equipo pronto será enviado al Condado de Marsabit.
• Como parte de las actividades de preparación continua, se está fortaleciendo la vigilancia activa de la fiebre del Valle del Rift en los condados afectados y en riesgo, así como el rastreo de contactos en los condados de Wajir y Marsabit. En el condado de Wajir, se han establecido cinco centros de tratamiento.
• Se ha impuesto la prohibición de sacrificar animales y la restricción del movimiento de ganado en las áreas afectadas.

Evaluación de riesgos por la OMS:


Los brotes de fiebre del Valle del Rift no son poco comunes en Kenia. El último brote documentado ocurrió entre noviembre de 2014 y enero de 2015 en el noreste de Kenia; en 2006, un gran brote mató a más de 150 personas. La experiencia previa de Kenia en la respuesta a los brotes de fiebre del Valle del Rift combinada con las actividades de preparación realizadas durante los meses anteriores es beneficiosa; sin embargo, el alto número de muertes y abortos reportados en el ganado es preocupante, especialmente porque el evento afecta a comunidades nómadas para las cuales la dieta se basa predominantemente en productos de origen animal. El alto volumen de movimiento de ganado y personas en esta área aumenta el riesgo de una mayor diseminación del brote tanto dentro de Kenia como a los países vecinos.

 

http://www.who.int/csr/don/18-june-2018-rift-valley-fever-kenya/en/

https://www.cdc.gov/vhf/rvf/index.html

https://www.cdc.gov/vhf/rvf/symptoms/index.html