Fiebre y virus Chikunguña

La fiebre chikunguña es una enfermedad vírica Sin títulotransmitida al ser humano por mosquitos infectados por el virus chikunguña (CHIKV). Además de fiebre y fuertes dolores articulares, produce otros síntomas, tales como dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas.El nombre “chikungunya” se deriva de una palabra del idioma de la etnia Makonde (Bantú central) hablado en el sureste de Tanzania y norte de Mozambique, que significa “doblarse” “estar retorcido” o “a caminar encorvado,” una descripción acertada de la consecuencia de la artralgias de las personas infectadas.

Brotes epidémicos de la enfermedad por el CHIKV han ocurrido ocasionalmente en África, Sudeste y Sur de Asia y otras áreas de los Océanos Índico y Pacífico. Recientemente la enfermedad se ha extendido ampliamente, con amenaza a más países, incluyendo los europeos del Mediterráneo.

El virus

Chikunguña es un arbovirus, transmitido por artrópodos, del género Alphavirus, de la familia Togaviridae que fue descrito por primera vez durante un brote en 1952 en el sur de Tanganica (actual Tanzania). El genoma del virus es de ARN de una sola cadena en sentido positivo de unas 11,6 kb. Es un miembro del complejo de virus Semliki Fores y está íntimamente relacionado con el virus Ros River, endémico en Australia y Papua Nueva Guinea, el virus O’nyong’nyong, transmitido por Anopheles, y el propio virus Semliki Fores de centro-sur-este de África, todos ellos con características víricas y clínicas semejantes.

Sin títuloUna partícula de CHIKV tiene medios suficientes para infectar las células sanguíneas, músculos, articulaciones, ganglios linfáticos e hígado. In vitro es capaz de replicarse en células epiteliales y endoteliales humanas, fibroblastos primarios y macrófagos derivados de los monocitos. La replicación viral es altamente citopática, pero sensible a los interferones tipo I y II. In vivo se puede replicar en fibroblastos, células progenitoras del músculo esquelético y miofibrillas. Las glucoproteínas E2 anclan el virus en las células mediante la unión con un receptor de soporte proteico. Las glicoproteínas E1 orquestan la penetración celular y la replicación del virus. Una vez dentro de una célula, el virus induce a su huésped a producir más virus.

El virus se transmite de una persona a otras por la picadura de mosquitos hembra infectados. Generalmente los mosquitos implicados son Aedes aegypti y Aedes albopictus, dos especies que también pueden transmitir otros virus, entre ellos el del dengue. Estos mosquitos suelen picar durante todo el periodo diurno, aunque su actividad puede ser máxima al principio de la mañana y al final de la tarde. Ambas especies pican al aire libre, pero Ae. aegypti también puede hacerlo en ambientes interiores.

Los patrones de emergencia y reemergencia del CHIKV son complejos y no Sin títulocompletamente entendidos. Los arbovirus transmitidos por mosquitos normalmente existen en localidades con ciclos de enzootias específicas con vertebrados no humanos y uno o más vectores de mosquitos. Ellos pueden ocasionalmente escapar de sus nichos ecológicos para infectar a los seres humanos, pero los brotes humanos suelen ser limitados a la proximidad de los focos de enzootias.

El primer análisis filogenético moderno del CHIKV identificó tres genotipos geográficamente asociadas: el de África Occidental (WAF), el del Este / Centro / Sur de África (ECSA) / y los genotipos asiáticos. Análisis filogenéticos indican que las cepas posteriores del Océano Índico y las de India forman un grupo monofilético dentro del linaje ECSA

Transmisión

El CHIKV africano circula principalmente en un ciclo selvático/enzoótico, transmitido por los mosquitos arbóreos con apetencia por los primates (A. furcifer y A. africanus) teniendo como probable reservorio los primates no humanos.

Las epidemias en zonas rurales de África por lo general ocurren en una escala mucho menor que en Asia, probablemente por menor densidad de población y la inmunidad de grupo más estable. Las cepas del CHIKV de origen africano también son capaces de transmisión urbana por A. aegypti y A. albopictus, como lo demuestran los brotes acaecidos en la República Democrática del Congo, Nigeria, Kenia y Gabón.

En Asia, el CHIKV parece circular principalmente en un ciclo de transmisión urbana por medio de los mosquitos Aedes aegypti peri-domésticos y A. albopictus, así como entre los seres humanos.

Ae. albopictus, se ha introducido en nuevos continentes, alcanzando Oceanía (Australia, Nueva Zelanda), América (EEUU, América Central y del Sur), otras áreas del continente Africano (Sudáfrica, Nigeria, Camerún) y también Europa. En Europa, el Ae. albopictus se introdujo por primera vez en 1979 en Albania, y posteriormente se ha distribuido por casi todos los países de la costa mediterránea. En España se identificó por primera vez en 2004 en San Cugat del Vallés, y se encuentra ampliamente diseminado en la zona costera de Cataluña. También se ha detectado en algunos puntos de la Comunidad Valenciana, donde se encuentra en plena expansión, y en el área geográfica de las Comunidades Autónomas de Murcia y en Baleares.

Sin título


Cepas virus Chikunguña

Cepa de África Occidental (WAf)
  • Transmitida por el mosquito Aedes aegypti
  • En gran parte confinada a África Occidental
Cepa Asiática
  • Transmitida por el mosquito Aedes aegypti
  • Originada en África
  • Surgió en el sudeste de Asia en la década de 1950, donde es endémica
  • Llevada al Caribe en 2013 y ahora detectada en América Latina
Cepa Africana del Este/Centro/Sur (ECSA)
  • Transmitida por Aedes aegypti y Aedes albopictus (mosquito tigre)
  • Se encuentran ampliamente en el África subsahariana. Después de un brote en Kenia, una forma de esta cepa se trasladó en 2005, mutando en las islas del Océano Índico y luego alanzó la India, Europa y el sudeste asiático. Recientemente apareció otra cepa de este tipo en Brasil.

 

Evolución

Es probable que las cepas del CHIKV existentes evolucionaran de un antepasado de hace 500 años y que exista cierta superposición geográfica entre los dos principales linajes de las enzootias que anteriormente se separaron geográficamente dentro de África. Se estima que el CHIKV fue introducida desde África a Asia hace 70 a 90 años.

Las últimas epidemias del Océano Índico y el subcontinente parecen haber surgido de forma independiente desde África oriental. Las mayores tasas de sustitución de nucleótidos en el ARN de virus parecen ocurrir más durante la transmisión urbana que en las enzootias.

La epidemiología del CHIKV, como la del dengue y la fiebre amarilla, se relaciona no sólo con los mosquitos y su medio ambiente, sino también con la conducta humana. El calentamiento y sequía del norte de África hace unos 5.000 años, probablemente obligó a los mosquitos arbóreas ancestrales como Aedes aegypti formosus a adaptarse a los nuevos entornos en los que los seres humanos fueron almacenando agua. Esta adaptación proporciona acceso a nuevos criaderos de mosquitos, lo que lleva a Ae. aegypti a desarrollarse como una subespecie estrechamente ligadas a la vida humana y la creación de un nuevo nicho ecológico. Se supone que tras la participación europea en el comercio de esclavos de África Occidental, que comenzó hace unos 500 años, Ae. aegypti y sus virus se extendieron por todo el mundo.

Epidemiología / Extensión

El CHIKV ha circulado en África desde hace cientos de años. Los reservorios naturales se entiende que son los primates no humanos y tal vez los roedores u otros animales. A pesar de que Asia tiene millones de monos y un historial de brotes, no se han detectado allí reservorios silvestres.

Cronología de hechos del CHIKV

  • 1794: posible epidemia en Batavia (hoy Yakarta)
  • 1820: posible pandemia que involucró partes del Hemisferio Occidental
  • Antes de 1950: supuestos brotes en África y Asia
  • 1953: virus aislado en Tanzania
  • Décadas de los 1950 y 60: Amplios brotes en el subcontinente indio, que desaparecieron en los 1970.
  • 1950; nuevo linaje del virus (ECSA)
  • Décadas 1960-70: grandes brotes urbanos en Calcuta y Bangkok
  • 1999: brote en Malasia
  • 2005-2006: Epidemias urbanas en el Océano Índico y extensión al subcontinente.
  • 2006-2007: casos importados en Europa, USA y el Caribe; brote en Italia.
  • 2010: brote en China
  • 2013: Brote en la isla francesa caribeña de St. Martin y extensión a otros países de la región y USA.

 

El CHIKV ha regresado en muchas partes del mundo después de una aparente ausencia de casi 200 años. Análisis filogenéticos del CHIKV revelan emergencias independientes de las epidemias recientes y varias tasas de evolución.
Según los historiadores, la fiebre por CHIKV llegó a Asia y las Américas hace dos o más siglos. En los años 1770 se describieron epidemias de fiebre, eritema y artritis semejantes a las que ahora conocemos que causa el CHIKV. En 1794, entre otros brotes, hubo una epidemia notable en Batavia (hoy Yakarta) y en la década de 1820 una pandemia que involucró partes del Hemisferio Occidental, llegando hasta América del Noreste. Estos brotes se etiquetaron entonces como dengue ya que la fiebre por CHIKV no se distinguió del dengue hasta los años 1950, en la epidemia de Tanzania de 1952-1953, cuando de aisló el virus en sangre de los humanos y mosquitos. El CHIKV, a partir de entonces, pudo haber dejado Asia y las Américas, para volver a mediados de la década de 1900, en forma de un nuevo linaje ECSA (East, Central and South African) transmitido por Ae. aegypti. Brotes epidémicos del virus han ocurrido ocasionalmente en África, Sudeste y Sur de Asia, y otras áreas de los Océanos Índico y Pacífico. Brotes recientes han extendido más la enfermedad. Durante las décadas de los 1960 y 1970 hubo grandes brotes urbanos en Bangkok (Tailandia), Calcuta y Vellore (India). El primer brote en India sucedió en 1963 en Kolkata (Calcuta). En Malasia fue detectado en un brote en 1999 en Port Klang.

El que el CHIKV se hay globalizado en los últimos 20 años es una historia de los viajes internacionales, las mutaciones virales y los mosquitos. El virus se ha extendido en África y Asia y está invadiendo rápidamente nuevos continentes. En una década, la fiebre por el CHIKV ha pasado de ser una obscura dolencia tropical a una amenaza internacional, causando más de 3 millones de infecciones en todo el mundo. El virus ya se ha establecido en América Latina y ahora puede tener los medios adecuados para adaptarse a climas más fríos.

En 2004, la variante ECSA del CHIKV, se extendió de manera pandémica desde África oriental a través del Océano Índico y el sudeste asiático. En el proceso, el virus adquirió mutaciones del gen de la envoltura, dando lugar al linaje ECSA Océano Índico (IOL). Estas mutaciones incrementaron significativamente la transmisión viral por un mosquito vector diferente, Ae. albopictus, vector que se ha ido extendiendo en el mundo causando brotes de dengue en los Estados Unidos y en otros lugares, con lo que el linaje IOL puede ahora ser transmitido de manera eficiente por cada uno de los dos mosquitos vectores.

En 2005 y 2006, un territorio francés se convirtió en el punto de partida de la epidemia por el CHICK que Sin títulosalió desde el África Oriental (Kenia) y que todavía existe hoy en Asia. El azote del virus devastó la isla de Reunión, acumulando 266.000 casos en una isla de cerca de 800.000 habitantes. El virus también se extendió a través de otras islas como Madagascar, Comoras, Mauricio y Seychelles. Cuando tocó tierra en la India a finales de 2005, el CHIKV causó cerca de 1,4 millones de infecciones. India tenía una historia irregular de CHIKV, pero no había tenido un caso en 32 años. De allí cruzó la sudeste de Asia, generando brotes en Tailandia, Camboya, Malasia y otros países, donde permanece en la actualidad.

Reunión parecía una parada extraña para el CHIKV porque la isla tenía escasos o ningún Aedes aegypti, pero el virus africano que llegó hasta allí había mutado para adaptarse al mosquito tigre asiático Aedes albopictus, que sí existía en la isla. Antes de que el virus mutara (cambio en el residuo 226 de la glucoproteína de fusión de membranas E1 (E1-A226V), Sin títuloel mosquito tigre no podía extender de manera efectiva el CHIKV. La mutación volvió al virus 100 veces más adaptable al mosquito tigre que lo era antes, lo que hace que el CHIKV ha encontrado la forma de sobrevivir en los mosquitos que viven en zonas templadas lo que le ha llevado a incursiones en el Hemisferio Occidental llegando a zonas de Italia (200 casos en 2007), Francia y otros países de Europa, América del Norte y China, a través de viajeros con viremia, siendo el Ae. albopictus (mosquito tigre) el medio de transporte

En agosto del 2007, se notificaron los primeros casos autóctonos de la enfermedad en Europa, concretamente en la localidad costera de Ravena en Emilia Romagna, nordeste de Italia. Hubo un brote epidémico con transmisión local que ocasionó 197 casos y donde el vector implicado fue el Ae. albopictus. Cuando llegó el frío los mosquitos murieron y el chikunguña desapareció.

Sin título
En 2010 se detectó por segunda vez la transmisión local en Europa, notificándose dos casos autóctonos en Francia y Croacia. El CHIKV en Europa no es endémico; sin embargo, existen vectores competentes en España, otros países mediterráneos, Alemania, Países Bajos e Isla de Madeira, por lo que la introducción del virus a partir de casos importados en casi todos los países de la región europea podría causar transmisión local.

A principio de octubre de 2010, se identifico un brote por CHIKV en China, inicialmente en la ciudad de Dongguan Wanjiang, en la provincia de Guangdong, y semanas después apareció otro pequeño brote en la comunidad Huahong de Yangjiang.

Sin títuloA finales de 2013, la primera transmisión local del CHIKV en las Américas fue identificada en los países y territorios del Caribe. En diciembre, se presentó en parte francesa de la isla de Saint-Martin un brote de fiebre por el CHIKV, probablemente tuvo como origen un viajero portador del virus que llegó a la isla. Las picaduras de los mosquitos locales extendieron la infección a lo largo de las Antillas francesas, a otras islas del Caribe, a otros países contiguos de Centro y Sudamérica, hasta llegar a Florida.

Los datos genéticos virales preliminares del CHIKV de la actual pandemia del Caribe no implican a la cepa IOL, sino a la cepa Asiática que hasta el momento no se ha adaptado bien a la transmisión por el Ae. albopictus. Los datos del Caribe hasta el momento sugieren que Ae. aegypti es el principal vector. Parece que una mutación por epistasia en el linaje de la cepa CHIKV-Asia Caribe puede restringir la transmisión de Ae. albopictus.

La epidemia por el CHIKV también se ha extendido desde el Caribe, al Brasil, en donde gran parte del territorio es el nicho tanto del mosquito Ae. albopictus (mosquito tigre) como de Ae. aegypti. Por otro lado, en Brasil las


Sin título
infecciones se están causando por la cepa asiática de CHIKV detectada en Caribe, y por la cepa africana que se adaptó al mosquito tigre. Otros países americanos, como Panamá y Méjico, también albergan a ambos mosquitos.

El 11 de julio de 2014, la Organización Panamericana de la Salud había informado de más de 355.000 casos (confirmados o sospechosos) de fiebre chikunguña en más de 20 países o jurisdicciones de las Américas, confirmando la transmisión local y propagación de la epidemia.

En Estados Unidos de Norteamérica, en julio de 2014, de acuerdo con el Centro Nacional de Zoonosis Emergentes y Enfermedades Infecciosas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de USA, se había informado de 232 casos importados de fiebre por el virus CHIKV. Muchos de los casos ocurrieron en 14 estados que albergan el mosquito vector clásico, Ae. aegypti. Por otra parte, Ae. albopictus ya se había consolidado en al menos 32 estados en las últimas tres décadas. Por esas fechas, se habían detectado algunos casos importados en varios lugares de California, y 11 casos adquiridos localmente en Florida.

Considerando solo Estados Unidos, las poblaciones de vectores de mosquitos no Sin títuloparecen suficientemente abundantes para apoyar la transmisión continua a largo plazo. Aunque A. albopictus está más extendido que A. aegypti, en los estados del centro y del este del país, esta especie no parece probable que desencadene una epidemia por el CHIKV. Los aislados del CHIKV americanos son un subtipo del virus asiático que no tienen la mutación E1-A226V que sucedió en la isla de Reunión y que facilitó la eficiencia de transmisión vectorial de A. albopictus pero no de A. aegypti, por lo que la falta de eficiencia de transmisión limita el papel de este mosquito; no obstante, no hay indicios de que el CHIKV vaya a desaparecer pronto en las Américas.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el número de casos de CHIKV acumulados entre 2013-2014, con la participación de 43 países fue de 24.682 confirmados, más de un millón de sospechosos y 192 muertes.

Sin título

Desde entonces, la transmisión local ha ido aumentando, identificada ahora (28.10.2015) en 45 países o territorios en el continente americano, con 49.851 casos confirmados, más de 1,7 millones de casos sospechosos y 257 muertes declarados a la Organización Panamericana de la Salud de las zonas afectadas

En la actualidad, la fiebre chikunguña se ha detectado en más de 60 países de Asia, África, Europa y las Américas (ver tabla).

                CDC (NCZID) Países donde se han informado casos de fiebre de chikunguña. 

AFRICA

Benin

Burundi

Cameroon

R. Centro Africana Comoros

Guinea Ecuatorial

Gabon

Guinea

Kenia

Madagascar

Malawi

Isla Mauricio

Isla Mayotte

Nigeria

República del Congo

Isla Reunión

Senegal

Islas Seychelles

Sierra Leona

Sudáfrica

Sudán

Tanzania

Uganda

Zimbabwe

 

EUROPE

Italia

Francia

ISLAS OCEANíA/PACIFICO

Islas Samoa

Islas Cook

Estados Federales de  Micronesia

Polinesia Francesa

Kiribati

Nueva Caledonia

Papua Nueva Guinea

Samoa

Tokelau

Tonga

 

ASIA

Bangladesh

Bhutan

Camboya

China

India

Indonesia

Laos

Malasia

Maldives

Myanmar (Burma)

Pakistán

Filipinas

Arabia Saudita

Singapur

Sri Lanka

Taiwán

Tailandia

Timor

Vietnam

Yemen

AMERICAS

Anguilla

Antigua y Barbuda

Aruba

Bahamas

Barbados

Belize

Bolivia

Brasil

Isl. Vírgenes Br.

Islas Caimán

Colombia

Costa Rica

Curasao

Dominica

R. Dominicana

Ecuador

El Salvador

Guinea Francesa

Granada

Guadalupe

Guatemala

Guyana

Haití

Honduras

Jamaica

Martinica

México

Montserrat

 

Nicaragua

Panamá

Paraguay

Perú

Puerto Rico

San Bartolommeo

San Kitts and Nevis

San Martín

San Maarten

Santa Lucía

San Vincente y Grenadinas

Suriname

Trinidad y Tobago

Islas Turks y Caicos

Estados Unidos

Islas Vírgenes US

Venezuela

Clínica

El periodo de incubación de la infección por CHIKA en los humanos oscila entre uno y doce días. El cuadro clínico se inicia como un cuadro agudo gripal, hay fiebre hasta de 40 ºC, escalofríos, cefalea, nauseas, vómitos, conjuntivitis, postración, dolores musculares y articulares, con frecuencia erupción maculopapular pruriginosa, adenomegalias supraclaviculares, y linfopenia. En un 0,3% de los casos pueden aparecer manifestaciones atípicas neurológicas, oculares, cardiovasculares, renales y dermatológicas. Las principales complicaciones graves descritas son fallo respiratorio, descompensación cardiovascular, meningoencefalitis, hepatitis aguda y manifestaciones cutáneas severas (descamación y lesiones bullosas). La carga viral del plasma durante la fase aguda de la enfermedad oscila entre 105 y 108 copias/ml de RNA. El cuadro, por lo general, se prolonga durante una semana. Muchos enfermos desarrollan posteriormente dolor articular grave e incapacidad funcional que puede repetirse durante meses o años. Las artralgias son simétricas en falanges, las muñecas y los tobillos; después de 1 año, al menos un 20% de los pacientes todavía tienen dolores articulares recurrentes graves.

Recuérdese que en el lenguaje Makonde del este de África, donde el virus fue identificado por primera vez en 1952,Sin título el chikunguña significa “caminar encorvado” o “estar retorcido”, en referencia a la postura encorvada de muchos enfermos por la afectación de las articulaciones y el dolor. Se desconoce la razón por la que el virus se localiza en las articulaciones, en donde la circulación sanguínea precaria ayudaría al virus a evadir el sistema inmune. En un estudio a largo plazo de 102 enfermos en la Isla Reunión, el 60 % de los sujetos todavía tenían dolor articular tres años después de contraer el virus. En Italia, el seguimiento de enfermos durante un año encontró que un 67% seguían teniendo dolor en las articulaciones o los músculos.

Es raro que el CHIKV mate a sus víctimas, la tasa de letalidad es de 1 por 1000, la mayoría de las muertes ocurren entre los recién nacidos, los ancianos y en las personas mayores o debilitadas con co-morbilidades.

Las mujeres embarazadas se enfrentan a riesgos especiales. De 39 mujeres embarazadas en la Isla de Reunión que tenían fiebre por CHIKV durante el parto, 19 infectaron a los recién nacidos. Diez de los recién nacidos desarrollaron complicaciones graves, la mayoría encefalitis, de la cual quedaron incapacitados.

El diagnóstico diferencial de chikunguña incluye el dengue y otras infecciones por arbovirus, así como la influenza. Chikunguña se distingue del dengue clínicamente por poliartralgias persistentes o recurrentes, que son poco frecuentes en el dengue, y epidemiológicamente por una baja tasa de infección asintomática, alrededor del 4%, frente a un 50% o más con el dengue.

El diagnóstico microbiológico incluye aislamiento del virus en muestras clínica por medio de cultivos celulares, detección de ácido nucleico viral, presencia de anticuerpos IgM / IgG y seroconversión al cabo de 1-4 semanas en muestras de séricas.

El aislamiento del virus y la detección del acido nucleico se pueden realizar desde el inicio de síntomas, ya que la viremia es detectable desde el inicio de síntomas hasta el quinto día de enfermedad.

La IgM específica aumenta y es detectable a partir del cuarto o quinto día del comienzo de síntomas, puede persistir durante muchos meses, sobre todo en pacientes con artralgias de larga duración. Se han comunicado reacciones serológicas cruzadas entre alphavirus.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento son muy limitadas. Aparte de antipiréticos y antiinflmatorios (ibuprofeno, naproxeno, acetaminofeno, o paracetamol) para aliviar el dolor y la fiebre, y administración de líquidos, el fármaco ribavirina y otros antivirales y anticuerpos monoclonales que se están probando pueden producir algún beneficio. Los anticuerpos de personas recuperadas de la enfermedad pueden ayudar a la mejoría pero se necesitan más estudios sobre el tema. La aspirina no es recomendable debido al aumento del riesgo de hemorragia. Los corticoides, a pesar de sus efectos anti-inflamatorios, no se recomiendan durante la fase aguda de la enfermedad, ya que pueden causar inmunosupresión y empeorar la infección.

Vacunas frente a CHIKV

Antes de 2004, la investigación sobre el CHIKV, estaba bastante descuida; sólo después de la epidemia de La Reunión en 2006, tanto la atención a la enfermedad como a la investigación se incremento de manera sustancial; sin embargo, muchas partes del ciclo vital del virus, incluyendo el proceso de entrada, aún no están caracterizados con detalle, por lo que faltan antivíricos y vacunas con licencia o tratamiento específico contra la infección. No obstante, algunas vacunas se encuentran en desarrollo. Estas vacunas deben proteger contra las tres cepas principales de chikunguña, dos de las más interesantes son las descritas en los recuadros siguientes:

 VRC-CHKVLP059-00-VP

Una vacuna experimental para prevenir el virus Chikunguña (CHIKV) enfermedad transmitida por mosquitos provocó anticuerpos neutralizantes en los 25 voluntarios adultos que participaron en un ensayo clínico reciente publicado por L.J. Chang y cols. en Lancet. El estudio ha sido realizado por investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), Bethesda, Maryland, USA.

Sin títuloPreviamente, en 2010, investigadores del Centro de Investigación de Vacunas (VRC) probaron la vacuna en primates no humanos. Todos los animales inmunizados quedaron protegidos de la infección cuando más tarde fueron expuestos al virus de Chikunguña.

En el ensayo actual, de fase I, abierto, con progresión de dosis para examinar la seguridad, tolerancia e inmunogenicidad de la vacuna Virus-Like Particle (VLP) Chikungunya (VRC-CHKVLP059-00-VP), 23 voluntarios sanos entre 18 y 50 años, recibieron 3 inyecciones IM de la vacuna en las semanas 0, 4 y 20  en 1-3 dosis diferentes (10, 20 o 40 mcg) en un lapso de 20 semanas. La producción de anticuerpos se midió en múltiples puntos de tiempo después de cada inyección.

Los investigadores detectaron anticuerpos neutralizantes anti-chikunguña en todos los voluntarios después de la segunda inyección, con un aumento significativo de los mismos después de la tercera. Los anticuerpos inducidos por la vacuna persistieron durante al menos 11 meses después de la última vacunación, en todos los voluntarios, incluso los que recibieron la dosis más baja, lo que sugiere que la vacuna podría proporcionar una protección duradera contra la enfermedad.
Considerando que las vacunas tradicionales se hacen típicamente de virus muertos o de virus vivos debilitados, esta vacuna experimental basada en partículas similares al virus (VLP), que contiene las proteínas de la cubierta externa del virus sin ninguno de los materiales que el virus necesita para replicarse en el interior células, apunta a tener potenciales ventajas, aunque se deben realizar estudios posteriores con mayor número de participantes y en poblaciones más diversas.
Este ensayo clínico esta registrado como: ClinicalTrials.gov, NCT01489358…
Chang LJ, et al. and VRC 311 Study Team Safety and tolerability of chikungunya virus-like particle vaccine in healthy adults: a phase 1 dose-escalation trial. Lancet 2014; 384: 2046-2052.
 

 

 IRES-CHIKV

C.R. Roy y cols. han informado de dos vacunas posibles frente al CHIKV. Son de virus vivos atenuados basadas en la inserción de una secuencia picornavirus del sitio de entrada interno del ribosoma (IRES) en el genoma de CHIKV. La vacunación de monos Cynomolgus con una sola dosis deSin título cualquiera de las vacunas no produjo signos de enfermedad, pero fue altamente inmunogénica. Después de la exposición con una inoculación subcutánea de tipo silvestre del CHIKV, ambos aspirantes de vacunas impidieron el desarrollo de viremia detectable. Los animales protegidos no mostraron cambios significativos en la temperatura corporal o el ritmo cardiovascular, mientras que los animales fingidamente-vacunados (controles) mostraron hipertermia, seguida de la hipotermia sostenido, así como cambios significativos en la frecuencia cardíaca. Estas / vacunas aspirantes IRES-CHIKV parecen ser seguras y eficaces, teniendo un gran potencial como vacunas humanas para proteger contra la infección CHIKV y reducir la transmisión y propagación.
Roy CJ, et al. Chikungunya vaccine candidate is highly attenuated and protects nonhuman primates against telemetrically-monitored disease following a single dose. J Infect Dis 2014; 209: 1891-1899. doi: 10.1093/infdis/jiu014

Fiebre por el CHIKV en España

El sistema de vigilancia de la enfermedad por el CHIKV se incrementó en España en 2014, después de la declaración del brote en el Caribe, donde gran número de españoles visitan la zona en vacaciones. El sistema de vigilancia entomológica española, creada en 2007, identificó la especie de mosquito Ae. albopictus, por primera vez en la ciudad de Gandia en 2013.

Los casos clínicos por el CHIKV no son extraños en los hospitales españoles. En los últimos años los cada vez más frecuentes viajes al extranjero han ido aumentando el número de casos de esta enfermedad vírica, transmitida por mosquitos, que se registran en España. La mayor parte de los casos, todos importados, se han registrado en Madrid y los restantes en Barcelona, Málaga, Valencia y otros puntos. La mayoría son turistas que pasaron una temporada en uno de los países afectados, los que visitan a familiares y amigos (VRF) en lugares con endemia, también algunos cooperantes y religiosos, con antecedentes de estancias en países tropicales como República Dominicana, Colombia, Venezuela, Guinea Ecuatorial, Camerún, Islas Mauricio e India.

El año 2014, según el Centro Nacional de Epidemiología de MSSSI, se registró en España 266 casos. Las cuatro comunidades en las que está presente el mosquito tigre (Aedes albopictus), que son Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares, notificaron 95 casos (36%), de los que 70 se encontraban en esos lugares durante el período de viremia (cuando el virus se encuentra en la sangre y se puede transmitir) de su enfermedad, por lo que la picadura de un mosquito infectado habría permitido la diseminación del virus y la posibilidad de generar casos autóctonos. Del total de afectados de 2014, 30 pacientes fueron hospitalizados (11%), solo un 2,6% de los presentaron complicaciones y no se notificó ningún fallecimiento asociado a la enfermedad.

El primer caso en España informado como autóctono, en un hombre de 60 años, que luego resulto falso, tuvo lugar a finales de julio en Gandía (Valencia), zona en la que el Ae. albopictus está muy bien establecido. La notificación inicial de las autoridades sanitarias, 3 de agosto de 2015, causó cierta alarma en Europa, así el European Centre for Disease Prevention and Control (eCDC), el 21 de agosto de 2015 publicaba la siguiente nota:

   Este es el primer caso informado de chikunguña desde España sin antecedentes de viajes a zonas endémicas. La infección ocurrió muy probablemente en la ciudad de Gandía, Comunidad Valenciana. El caso desarrolló síntomas el 07 de julio durante un viaje a Francia. Es muy poco probable que la infección se produjese en Francia debido a la corta duración de la estancia del caso en el distrito de Hérault y el hecho de que no haya casos de chikunguña importados en  2015.

A los pocos días, 16 de septiembre 2015, el eCDC rectificó:
El 11 de septiembre, las autoridades sanitarias españolas en Valencia reconocieron que el caso de chikunguña informado el 03 de agosto 2015 fue un falso positivo. La investigación realizada por el laboratorio de referencia nacional en Madrid no confirmó los resultados iniciales.

European Centre for Disease Prevention and Control. Rapid risk assessment Chikungunya case in Spain without travel history to endemic areas – 21 August 2015, Stockholm, 2015.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, en julio de 2015 se habían diagnosticado 86 casos de chikunguña durante este año en España. De ellos, 21 en la Comunidad Valenciana, todos se importaron de áreas endémicas. En noviembre de 2015 seguía sin haber pruebas de casos autóctonos por el CHIKV en España.

 Vigilancia de la enfermedad en España 

MSSI. Centro Nacional de Epidemiología. Instituto de Salud Carlos III. Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Protocolos de enfermedades de declaración obligatoria. Madrid, 2013.

 

Objetivos

      1. Detectar los casos importados con el fin de establecer las medidas de prevención y control para evitar la aparición de casos secundarios y de notificar la actividad viral en el lugar de la infección.

     2.Detectar de forma temprana los casos autóctonos, para orientar las medidas de control y evitar la circulación del virus, sobre todo en áreas con presencia de un vector competente

Definición de caso

Criterio clínico

     Aparición aguda de fiebre mayor de 38,5 ºC, y artralgia grave/discapacitante que no puedan ser explicados por otras afecciones medicas.

Criterio de laboratorio

     Al menos UNO de los siguientes criterios de confirmación:

     – aislamiento del virus en muestra clínica

     – presencia de ácido nucleico viral en muestra clínica

     – presencia de anticuerpos IgM / IgG específicos en una única muestra de suero

     – seroconversión de los anticuerpos específicos del virus con aumento de cuatro veces

        el  título en muestras recogidas con al menos de una a tres semanas de separación.

    El aislamiento del virus y la detección del acido nucleico se pueden realizar desde el inicio de síntomas, ya que la viremia es detectable desde el inicio de síntomas hasta el quinto día de enfermedad.

     La IgM específica aumenta y es detectable a partir del cuarto o quinto día del comienzo de síntomas, puede persistir durante muchos meses, sobre todo en pacientes con artralgias de larga duración. Se han comunicado reacciones serológicas cruzadas entre alphavirus.

Criterio epidemiológico

     – Residir o haber visitado áreas endémicas en los 15 días anteriores a la aparición de los síntomas.

     – La infección ha tenido lugar al mismo tiempo y en la misma zona donde se han producido otros casos probables o confirmados de fiebre chikunguña.

Clasificación de los casos

     Caso sospechoso: Persona que cumple los criterios clínicos.

     Caso probable: Persona que cumple los criterios clínicos Y algún criterio

     epidemiológico.

     Caso confirmado: Persona que cumple los criterios clínicos, con o sin criterios

     epidemiológicos Y que cumple algún criterio de confirmación de laboratorio.

     En cualquier caso, se considerará un caso autóctono cuando no haya antecedente

     de viaje a zona endémica en los 15 días anteriores al inicio de síntomas.

     En cualquier zona, los casos importados confirmados se notificarán al Centro Nacional de Epidemiología a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

     Se podrán enviar muestras de los casos al laboratorio de referencia del Centro Nacional de Microbiología, para la confirmación del diagnóstico virológico y/o serológico…

Centro Nacional de Microbiología, Instituto de Salud Carlos III

Carretera Majadahonda-Pozuelo, km 2

28220 Majadahonda-Madrid-ESPAÑA

Tfo: 91 822 37 01 – 91 822 37 23- 91 822 3694

 


En enero de 2016, la enfermedad se ha extendido en muchos países del mundo, y de forma explosiva por toda Sudamérica, Centroamérica y El Caribe, habiendo alcanzado en 2015 una cifra de más de 600.000 casos sospechosos de padecer la fiebre de chikungunya.

Sin título

01.02.2016. En España hasta la fecha, entre 2014-2015, se han registrado 464 casos de enfermedad por el virus chikunguña, la mayoría importados de América Latina, zona de la que al año proceden más 1,5 millones de visitas.

06.02.2016. En Méjico virus del chikunguña continúa su avance… La Secretaría de Salud ha informado de un total de 11.394 personas infectadas en poco más de un año, desde Sin títulonoviembre de 2014, desde que se dieron los primeros 14 casos en Chiapas. Ahora el virus se ha extendido en 28 de los 32 Estados del país. La mayor cantidad de casos se ha registrado en Veracruz (1.939), Guerrero (1.672), Michoacán (1.605), y Yucatán (1.587). En estas zonas también se registran altas temperaturas y humedad que favorecen el nacimiento de los mosquitos que contagian la enfermedad.

09.02.2016. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) de España publica, con fecha de enero, un Plan Nacional de Preparación y Respuesta frente a Enfermedades Transmitidas por Vectores (dengue, chikunguña y Zika), confeccionado por Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación.
http://www.redaccionmedica.com/contenido/images/Plan%20Nacional%20EnfermedadesTransmitidas%20Vectores%2009%2002%202016.pdf

El 7 de marzo de 2016, el Centro Nacional de Enlace para el RSI de la Argentina notificó a la OPS/OMS el primer brote de fiebre chikunguña en el país.

Sin título

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2015 se investigaron a través del sistema de vigilancia de síndromes febriles agudos no especificados 1.281 casos sospechosos de infección por el virus chikunguña. Veintiuno de ellos se confirmaron mediante pruebas de laboratorio, y otros 22 se clasificaron como probables.

La mayoría de los casos autóctonos confirmados mediante pruebas de laboratorio se registraron en la provincia de Salta, y más concretamente en las ciudades de Tartagal Apolinario Saravia. El caso autóctono restante se registró en la ciudad de San Pedro (Provincia de Jujuy).

En marzo de 2016, las Sociedades Españolas de Medicina de Familia y Comunitaria, Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria publican una guía para la atención de enfermos con infecciones por los virus de chikunguña, dengue y Zika, a petición del Ministerio de Sanidad.

Sin título

http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/DocsZika/ETV3_Guia_manejo_Atencion_Primaria_Marzo2016.pdf

Según los CDC de EE.UU., a finales de abril de 2016, los países y territorios en donde se ha informado de caos de infección por el virus Zika, sin que sean importados, eran 103 (África 25, Américas 46, Asia 20, Europa 2 y Oceanía e Islas del Pacífico 10. Ver mapa siguiente:

Sin título

El 2 de junio de 2016, el Punto Focal Nacional del RSI para los Estados Unidos de América notificó a la OPS / OMS los primeros casos de chikunguña en EE.UU., confirmados por el laboratorio, concentrados localmente en el Estado de Texas.

Una persona, el condado de Cameron, cayó enferma en noviembre de 2015 y dio un resultado positivo para el virus chikunguña por PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en enero de 2016. El diagnóstico fue confirmado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos en mayo de 2016.

A diferencia de otros casos de chikunguña previamente informados por entre los residentes de Texas, esta persona no había viajado recientemente; sin embargo, mientras se contrajo la infección y se manifestó transcurrieron más de seis meses y, por otro lado, las encuestas entomológicas confirmaron la ausencia de virus chikunguña en los mosquitos locales. Lo más probables es la relación de este caso con viajes previos.

17.06.2016

En número de casos acumulados de chikunguña en países o territorios de las Américas en los años 2014, 2015 y hasta la mitad de 2016 se son los que siguen continuación:

Año 2014
Transmisión autóctona
Casos sospechosos: 0
Casos confirmados: 3
Casos importados: 0
Fallecidos: 0

Año 2015
Transmisión autóctona
Casos sospechosos: 653.249
Casos confirmados: 31.543
Casos importados: 935
Fallecidos: 82
Incidencia /100.000 h: 69,1

Año 2016 (enero a junio)
Transmisión autóctona
Casos sospechosos: 130.138
Casos confirmados: 18.220
Casos importados: 95
Fallecidos: 17
Incidencia /100.000 h: 14,97

La definición de caso sospechoso es: paciente con fiebre <38°C (101°F) y artralgia grave o artritis de comienzo agudo, que no se explican por otras alteraciones médicas, y que reside o ha visitado áreas epidémicas o endémicas durante las dos semanas anteriores al inicio de los síntomas.

Caso confirmado es: caso sospechoso con cualquier prueba específica para CHIKV (aislamiento viral, RT-PCR, Ig M, o aumento de cuatro veces en el título de anticuerpos específicos para chikunguña

www.paho.org/viruschikungunya

14.06.2016

El 2 de junio de 2016 el Centro Nacional de Enlace para el RSI de los Estados Unidos de América (EE.UU.) notificó a la OPS/OMS el primer caso confirmado de infección por el virus chikunguña (CHIKV) adquirida localmente en el estado de Tejas.

El enfermo, residente en el Condado de Cameron, enfermó en noviembre de 2015, y en enero de 2016 dio positivo para el CHIKV mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa). El diagnóstico fue confirmado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE.UU. en mayo de 2016.

Al contrario de otros casos de infección por CHIKV notificados con anterioridad en residentes en Tejas, este paciente no tenía antecedentes recientes de viaje. No obstante, dado que contrajo la infección hace más de 6 meses y que las investigaciones entomológicas confirman la ausencia del CHIKV en los mosquitos locales, el principal riesgo de infección en los EE.UU. sigue estando en relación con los viajes.

09.08.2016

El 28 de mayo de 2016, el Ministerio de Salud de Kenya notificó a la OMS un brote de fiebre chikunguña en la zona oriental del condado de Mandera.

sin-titulo

Los primeros informes sobre un aumento de los casos de enfermedad febril con dolores articulares aparecieron en mayo de 2016. Se obtuvieron muestras que fueron enviadas al Laboratorio de Arbovirus del Instituto de Investigaciones Médicas de Kenya (KEMRI) en Nairobi. El 16 de mayo el laboratorio confirmó que 7 de las 10 muestras analizadas habían dado positivo para el virus chikunguña. Todas las muestras analizadas dieron negativo para otros arbovirus, como los virus del dengue, de la fiebre amarilla y del Nilo Occidental.

Además, la secuenciación parcial del gen de la envoltura reveló que los aislados procedentes de Mandera son del mismo grupo que los procedentes de las islas de Océano Índico, Asia y Europa después de 2005.

Hasta ahora, el laboratorio KEMRI ha recibido 177 muestras de casos sospechosos, 53 de ellas procedentes de Somalia, y el resto de Mandera; 57 fueron positivas para la IgM, y 38 por RT-PCR; 9 fueron positivas en ambas pruebas.

sin-titulo

A fecha de 30 de junio de 2016 se han registrado 1792 casos; ninguno ha sido mortal: sin embargo, hay riesgo de subnotificación, pues muchos pacientes no acuden a ningún centro sanitario.

Ha habido brotes de fiebre Chikunguña en la región fronteriza de Bula Hawa (Somalia) con origen en Mogadishu. Se calcula que en Mandera se ha visto afectada por este tipo de fiebre chikunguña un 80% de la población y un 50% del personal sanitario. Los casos con dolores articulares graves y debilitantes han sido hospitalizados durante 1 o 2 días, pero la mayoría de los casos no acuden a centros sanitarios.

El último brote de chikunguña en Kenia fue en 2004 y 2005, donde se documentaron al menos 1.300 casos. Las áreas afectadas fueron Lamu y Mombasa, en la región de la costa. Un estudio de seroprevalencia realizado en octubre de 2004 sugirió que el 75% de la población en Lamu se había visto afectada.

02.09.2016

De acuerdo con la actualización semanal Organización Panamericana de la Salud (OPS), hubo 290 nuevos casos sospechosos o confirmados de chikunguña la semana última de agosto, elevando el total en las Américas este año a 252.444.

Argentina, Colombia, Costa Rica y El Salvador son los únicos países que notificaron nuevos casos. No está claro si la transmisión de la enfermedad por el mosquito está desacelerando o si el ritmo lento es causado por la falta de actualización del recuento de casos.

Número de casos notificados de chikunguña en países o territorios de las Américas en 2016 (Datos OPS/OMS, primera semana de septiembre)

sin-titulo

sin-titulo

Según los CDC, estos son los países y territorios con expansión del virus chikunguña a mediados de 2016.

sin-titulo

sin-titulo

17.09.2016

Karnataka, en la India, pasa por una situación preocupante, se ha registrado 9 427 casos, el 64% del total de los casos en el país que alcanzan la cifra de 14 656. Según el Director Adjunto de Enfermedades Transmitidas por Vectores del Servicios de Salud, de Karnataka, Dr. Prakash Kumar, no ha habido casos de muertes en Karnataka. No es una enfermedad mortal como el dengue, a pesar de que los virus que causan ambos pertenecen al mismo grupo. Nueva Delhi hasta la segunda semana de septiembre, representaba sólo el 11% de los casos del país, 1.724 casos.

Hace una década, chikunguña causó brotes en Karnataka, Maharashtra, Kerala, Bengala Occidental y Gujarat, pero ahora causa infecciones anuales en casi todos los estados, incluyendo Delhi, donde las complicaciones relacionadas con la infección han causado 15 muertes durante el mes pasado.

En los últimos años, el peor brote fue en 2010, cuando un brote de infecciones en Bengala Occidental, 20 503 casos, del total de los 48 176 de la India.

01.10.2016

imagen1sin-titulo

Cavite, en Filipinas, de acuerdo el portavoz del Departamento de Salud (DOH) Eric Tayag, está teniendo un brote chikunguña, con 400 casos sospechosos declarados desde el comienzo de 2016. Cavite se encuentra en el área de Calabarzón (Cavite, Laguna, Batangas, Rizal y Quezón)





sin-titulo

Chikunguña en las Américas a 29-11-2016

Los datos numéricos notificados de chikunguña en países o territorios de las Américas en 2016 según la OPS/OMS, en los últimos meses, se resumen en la siguiente tabla:



imagen2

sin-titulo

20.11.2016

El Centro para la Protección de la Salud de Hong Kong (CHP) del Departamento de Salud informó recientemente sobre el último número de casos de fiebre chikunguña en la ciudad. Durante la semana pasada, los funcionarios de CHP informaron un caso adicional importado en un paciente que había estado en la India durante el período de incubación.

Los ocho casos detectados hasta ahora en 2016 fueron importados de la India (siete) y Filipinas (uno). En los años 2014 y 2015 sólo hubo 3 casos.

El vector habitual de chikunguña, Aedes aegypti, no se encuentra en Hong Kong, el otro vector, Aedes albopictus, está ampliamente distribuido localmente.

25.11.2016

A lo largo de 2016, los casos de chikunguña suben en Brasil, y los de dengue decaen ligeramente.

El Ministerio de Salud de Brasil informa que 855 ciudades, aproximadamente el 37%, están en situación de alerta y riesgo de brote de enfermedades virales transmitidas por mosquitos, dengue, chikunguña y Zika, según el Fast Index Survey de Aedes aegypti (LIRAa) de 2016, difundido por el ministro de Salud, Ricardo Barros. Esto significa que los restantes municipios del país, más de 1 400, que participaron en la encuesta se encuentran en una situación satisfactoria.

Considerando las distintas regiones del país, el sureste y el noreste han presentado el mayor número de enfermos, con 848 587 y 322 067 casos, respectivamente. A continuación están el Medio Oeste (177 644), el Sur (72 114) y el Norte (37 943).

Infecciones mixtas por flavivirus

sin-titulo

Una nueva investigación presentada por la Dra. Claudia Ruckert, viróloga de la Universidad del Estado de Colorado, en la reunión anual (2016) de la Sociedad Americana de Medicina Tropical e Higiene ha puesto de manifiesto que los mosquitos pueden transportar más de un flavivirus a la vez, lo que les permite infectar a los humanos con Zika y chikunguña en una sola picadura.

Recientemente se realizó un estudio a gran escala en Nicaragua en el que se encontró que más del 20% de los pacientes que tenían un arbovirus estaban co-infectados con otro, por lo que se calcula que debe haber un número razonable de mosquitos que realmente estén expuestos a dos virus al mismo tiempo,

Rückert C, et al. Abstract 608. Presented at: American Society of Tropical Medicine and Hygiene annual conference; Nov. 13-17, 2016; Atlanta.

Por otro lado, otros investigadores han observado un síndrome de opsoclonus-mioclono-ataxia (OMS) en dos enfermos, ambos co-infectados con chikunguña y dengue o Zika y dengue. Este diagnóstico inusual de OMS indujo a los investigadores a considerar si el problema se debía a un trastorno autoinmune provocado por uno de los virus que causaron el ataque del sistema inmune a las células nerviosas, similar al que ocurre en los enfermos con Zika que desarrollan síndrome de Guillain-Barré (GBS) . Sugieren que el GBS no es causado exclusivamente por Zika, y puede ocurrir también en enfermos con chikunguña o dengue.

sin-titulo

Debido a las similitudes entre el dengue y Zika, los autores de la investigación creen que la presencia de anticuerpos contra el dengue puede afectar el curso de la infección por Zika. El brote brasileño de Zika en 2015, que dejó a muchas personas que tenían infecciones de dengue anteriores sensibles a enfermedades más graves. También identificaron casos de encefalomielitis aguda diseminada.

Siqueira IC, et al. Abstract LB-5422. Presented at: American Society of Tropical Medicine and Hygiene annual conference; Nov. 13-17, 2016; Atlanta.

30.12.2016

Hasta el 30 de diciembre de 2016 se han notificado en las Américas un total de 351.334 casos sospechosos, 152.769 casos confirmados, y 172 fallecidos de fiebre por Chikunguna. La tasa de incidencia acumulada en 2016 en toda la región es de 49,90/100.000 habitantes. Los países y territorios con mayor tasa de incidencia acumulada son: Aruba (821,93), Dominica (366,22), Guayana francesa (298,19), Brasil (195,00), Bolivia (191,07) y Honduras (174,91)

30_12

http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_topics&view=rdmore&cid=8976&Itemid=40931&lang=es

30.12.2016

Desde la última actualización del 02/03/2017 se han notificado en las Américas 6.754 nuevos casos sospechosos y 1.670 confirmados de fiebre de Chikunguña.

El total de nuevos notificados en 2017 asciende a 10.694 casos sospechosos y 2.275 confirmados.

13_03

La tasa de incidencia acumulada en 2017 en toda la región es de 1,28/100.000 h. Los países y territorios con mayor tasa de incidencia acumulada son: Paraguay (9,87/100.000 h), Panamá (7,83/100.000 h), Bolivia (4,88/100.000 h) y Brasil (4,87/100.000 h)

10.04.2017

10_04

25.05.2017

Aedes aegypti infectado naturalmente con CHIKV en Brasil

La expansión mundial de nuevos arbovirus emergentes como Chikunguña y Zika refuerza la importancia de comprender el papel de las especies de mosquitos en la propagación de estos patógenos en las regiones afectadas. Este conocimiento es esencial para desarrollar programas efectivos basados en la especificidad de especies para evitar el establecimiento de ciclos de transmisión endémicos sostenidos por los vectores locales identificados. Aunque la primera transmisión autóctona del virus Chikunguña se describió en 2014 en el norte de Brasil, los brotes principales se informaron en 2015 y 2016 en el noreste de Brasil.

Durante 5 días de febrero de 2016, basándose en la anterior premisa, André Luis Costa-da-Silva (Departamento de Parasitologia, Instituto de Ciências Biomédicas, Universidade de São Paulo, e Instituto Nacional de Ciência e Tecnologia em Entomologia Molecular, INCT-EM, Rio de Janeiro) y varios investigadores más, recolectaron mosquitos en las casas de 6 vecindarios de la ciudad de Aracaju, la capital del estado de Sergipe.

25_05

Se identificaron cuatro especies de mosquitos, pero Culex quinquefasciatus y Aedes aegypti fueron las más abundantes. Los mosquitos capturados en el campo se analizaron en busca de los virus Chikunguña (CHIKV), Zika (ZIKV) y del dengue (DENV) mediante qRT-PCR y se detectó un Ae. aegypti hembra infectada con CHIKV. La secuencia completa del genoma CHIKV se obtuvo de esta muestra y el análisis filogenético reveló que este aislado pertenece al genotipo East-Central-South-African (ECSA).

El estudio describe la primera identificación de un Ae. aegypti infectado naturalmente con CHIKV en Brasil y el primer informe de un CHIKV del genotipo ECSA identificado en esta especie en las Américas. Estos hallazgos apoyan la noción de que Ae. aegypti es un vector involucrado en los brotes de CHIKV en el noreste de Brasil.

Costa-da-Silva AL, et al. First report of naturally infected Aedes aegypti with chikungunya virus genotype ECSA in the Americas. PLOS Neglected Tropical Diseases, 2017; 11 (6): e0005630 DOI: 10.1371/journal.pntd.0005630

25_05T

01.07.2017

Seguimiento serológico y virológico de enfermos en la India

01_07 Jaspreet Jain (Vector Borne Disease group, International Centre for Genetic Engineering and Biotechnology, New Delhi, India) y otros autores publican en la revista Clinical Infectious Diseases los resultados de un análisis serológico en más de medio millar de enfermos en la India seguidos durante 3 años. Realizaron el estudio en 572 enfermos de chikunguña, previo consentimiento, que fueron reclutados basándose en la prueba RT-PCR positiva y/o CHIKV IgM. Además, se controló la alteración artralgical a 130 enfermos por medio de una puntuación (Visual Analog Score –VAS-) al cabo de12 semanas desde el inicio de la fiebre. También se evaluó carga viral inicial, IgG, y su respuesta de neutralización inicial y se correlacionó con información clínica y de VAS en 40 enfermos.

El extenso cribado reveló que los enfermos con mayor carga viral inicial durante la fase aguda de la enfermedad tenían un pronóstico más precario en la fase post-aguda con motilidad articular más restringida y una mayor VAS. Además, los enfermos que mostraron seroconversión temprana a respuestas de IgG neutralizante tuvieron mejor pronóstico ya que muchos de estos enfermos no manifestaron movimientos restringidos de las articulaciones en la fase post-aguda.

El estudio arroja luz sobre la enfermedad de chikunguña con respecto a la progresión de la enfermedad y evalúa los parámetros clínicos, virológicos y serológicos de la gravedad de la enfermedad. Es importante destacar que revela que la carga viral alta inicial y la respuesta neutralizante de IgG pueden funcionar de forma aparentemente contrastada para dictar el resultado de la enfermedad de manera negativa o positiva.

Jain J, et al. Clinical, serological and virological analysis of 572 chikungunya patients during the years 2010-2013 from India. Clin Infect Dis 2017; 65: 133-140.
doi: 10.1093/cid/cix283.

19.07.2017

Wolbachia pipientis y arbovirus

La bacteria no patógena Wolbachia pipientis bloquea la transmisión por Aedes aegypti de los virus del dengue, chikunguña y Zika. Wolbachia fue descrita por primera vez en 1924 por los científicos Wolbach y Hertig.

10_071 La encontraron presente en diversos tejidos, sobre todo en los reproductivos, del mosquito común Culex pipiens, y por eso a la bacteria se la bautizó como Wolbachia pipientis. Aunque era un endoparásito, no parecía producir ninguna enfermedad ni nada interesante, así que el descubrimiento se quedó en un nombre más para el catálogo de especies bacterianas. Ahora, hay pruebas que sugieren que infecciones por Wolbachia confieren protección para Ae. aegypti contra otros arbovirus.

Wolbachia aunque no se encuentran normalmente en el mosquito Aedes aegypti -especie que también transmite el dengue, el Zika y el virus de la fiebre amarilla – en la década de 1990 se puso de manifiesto que la bacteria podía ser introducida en el mosquito en el laboratorio, lo que ayudaría a impedir la transmisión del virus del dengue.

Inicialmente, la infección de los mosquitos con Wolbachia se había propuesto como método para controlar la transmisión del virus del dengue (DENV). Así, un grupo 10_072de investigadores dirigidos por Jorge Osorio, profesor de ciencias patobiológicas de la Universidad de Wisconsin-Madison, y Scott O’Neill, del Programa de Eliminar el Dengue (EDP), junto con la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, han estado liberando mosquitos que albergan la bacteria Wolbachia en estudios piloto en Colombia, Brasil, Australia, Vietnam e Indonesia para ayudar a controlar la propagación del virus. Su trabajo es apoyado por la Fundación Bill y Melinda Gates, y ha recibido respaldo adicional del Grupo Asesor de Control de Vectores de la Organización Mundial de la Salud para llevar a cabo más estudios piloto en las zonas endémicas.

Como el virus Zika pertenece a la misma familia que el virus del dengue, los autores de un estudio cuyo primer firmante es Matthew Aliota, científico de la Escuela de Medicina Veterinaria (Universidad de Wisconsin-Madison), publicado en la revista Scientific Reports, opinan que la bacteria Wolbachia podría ser un mecanismo de control biológico para contener también la propagación del virus Zika.

En el estudio, ratones infectados con virus Zika humano fueron expuestos a la picadura de mosquitos que albergaban la bacteria Wolbachia (cepa wMel) y de mosquitos libres de la bacteria. A un grupo adicional de mosquitos, tanto de tipo silvestre como infectados con Wolbachia, se le permitió alimentarse con sangre de oveja enriquecida contenida en una membrana que con una alta concentración de virus Zika.

10_073 Cuatro, 7, 10 y 17 días después de la alimentación de los mosquitos con sangre infectada por el virus Zika, los investigadores evaluaron la extensión del virus por sus tejidos y el paso a la saliva. Encontraron que los mosquitos portadores de la bacteria Wolbachia eran menos propensos a infectarse con el virus Zika después de alimentarse con la sangre con contenido viral, y los infectados no eran capaces de transmisión del virus en su saliva.

Por otra parte, los autores han observado que la cepa de Wolbachia utilizada no afecta la vida del mosquito Aedes aegypti, importante para el éxito de los estudios de campo.

Una vez dentro de un mosquito, Wolbachia se transmite de madre a hijo, por lo que los mosquitos nacidos contendrán la bacteria y se incorporarán a la población silvestre. EDP espera que más de un 80 % de los mosquitos Aedes aegypti en las áreas de estudio de Medellín alberguen Wolbachia.
En la actualidad, no se sabe si el ZIKV puede o no infectar, difundir y ser transmitido por Ae. aegypti infectados por Wolbachia, pero los Ae. aegypti infectados con la cepa wMel de Wolbachia, que acorta la vida de las hembras, y que están siendo lanzado en Medellín (Colombia), han reducido la competencia vectorial del virus.

10_074 Estos resultados pueden apoyar el uso de Wolbachia como una estrategia multivalente de control biológico contra los virus transmitidos por Ae. aegypti.

Otros estudios también han demostrado que Wolbachia previene la transmisión por los mosquitos del virus de la fiebre amarilla y del chikunguña.

Hertig, Marshall; Wolbach, S. Burt (1924). Studies of Rickettsia-Like Micro-Organisms in insects. Journal of Medical Research 1924; 44: 329-374.

Aliota MT, et al. The wMel strain of Wolbachia reduces transmission of chikungunya virus in Aedes aegypti. PLoS Neglected Tropical Diseases. April 28, 2016. http://dx.doi.org/10.1371/journal.pntd.0004677

Duta HCL, et al. Wolbachia blocks currently circulating Zika virus isolates in Brazilian Aedes aegypti mosquitoes. Cell Host & Microbe 2016; 19: 771-774. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.chom.2016.04.021

17.08.2017

Chikunguña en Francia

A partir del 17 de agosto de 2017, Francia informó de dos casos confirmados de chikunguña autóctonos en el distrito de Var, en el sur de Francia. El primer caso, que vive en Cannet-des-Maures, en el distrito de Var, y trabaja en el distrito de Alpes-Maritimes, presentó síntomas el 1 de agosto. El diagnóstico fue confirmado por dos pruebas de PCR el 9 y 11 de agosto. El segundo caso, un vecino de 67 años del primer caso, presentó síntomas el 8 de agosto y se confirmó el 14 de agosto.

25.08.2017

Más casos en Francia

La transmisión local de chikunguña ha sido confirmada en el sudeste de Francia, con cuatro casos diagnosticados en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul hasta el 23 de agosto de 2017. Además, hay un caso probable y ocho casos sospechosos.
25_08
La fecha de inicio de los síntomas del primer caso confirmado fue el 2 de agosto de 2017. Los cuatro casos confirmados y uno probable presentaron síntomas durante el período, del 2 al 17 de agosto de 2017.

Los 13 pacientes (cuatro confirmados, uno probable y ocho sospechosos) tienen entre 3 y 77 años de edad, y todos ellos son habitantes del mismo distrito de la comuna de Cannet des Maures en el departamento de Var, según lo anunciado por la Autoridad Regional de Salud.

Estos no son los primeros casos reportados de chikunguña en Francia. Se registraron dos casos autóctonos en la misma área en 2010 y 11 casos en Montpellier en 2014. Sin embargo, la chikunguña es una enfermedad emergente en el sur de Europa, y se considera que un brote es inesperado. El vector Aedes albopictus se está estableciendo en gran parte de la cuenca mediterránea y más allá.

01.09.2017

Millones de mosquitos infectados con Wolbachia esparcidos en Rio de Janeiro

01_091 Millones de mosquitos Aedes aegypti inoculados con la bacteria natural que parece reducir el contagio del dengue, el zika o la chikunguña comenzaron a ser lanzados Rio de Janeiro por la prestigiosa fundación de investigaciones médicas Fiocruz.

El proyecto empezó a funcionar a finales de 2016 con la reproducción a gran escala del mosquito hembra transmisor de esas enfermedades inoculado con la bacteria Wolbachia, común en mariposas, libélulas o arañas.

Actualmente, Fiocruz logra reproducir 1,6 millones de esos mosquitos por semana y espera llegar pronto a 3 millones.

 Las legiones de zancudos infectados son liberados con la idea de que se reproduzcan y transmitan la bacteria a generaciones futuras. Los científicos esperan paliar de este modo eventuales nuevas epidemias como la del zika, que puso en alerta a Brasil en 2015 y cuya emergencia nacional apenas fue levantada en mayo pasado.

01_092  Se descubrió que cuando un mosquito Aedes aegypti contiene esa bacteria, bloquea y reduce la capacidad del mosquito de transmitir virus como el chikunguña, dengue, zika y otros arbovirus. La idea es que, estando en el campo, van a pasar esa Wolbachia como si estuvieran inmunizando a otros mosquitos y, con eso, la transmisión debe reducirse.

 Después de constatar que los proyectos piloto de 2014 funcionaron con éxito, la fundación empezó a lanzar los mosquitos en Niteroi (afueras de Rio) y además reforzó su programa en Ilha do Governador, al norte de Rio, con la idea de seguir en otras áreas de la zona norte y sur de la ciudad hasta finales de 2018.

El mismo programa, liderado por la Universidad australiana de Monash, funciona en Queensland (Australia), Medellín (Colombia), Puducherry (India), Yogyakarta (Indonesia) y Nha Trang (Vietnam).

http://www.cidrap.umn.edu/news-perspective/2017/09/new-us-mosquito-maps-show-potential-hot-spots-zika-other-diseases

21.09.2017

Tres cuartas partes de los EE. UU. tienen un clima adecuado para los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus.

Los virus Zika representan una creciente amenaza para la salud pública en partes de los Estados Unidos donde están establecidos. Los mosquitos Aedes (Stegomyia) aegypti (L.) (Diptera: Culicidae) y Ae. (Stegomyia) albopictus (Skuse) (Diptera: Culicidae) transmiten dengue, chikunguña, y

Tammi L. Johnson (Division of Vector-Borne Diseases, Centers for Disease Control and Prevention, Fort Collin, Co) y otros investigators para complementar los registros existentes de presencia de mosquitos basados ​​en esfuerzos de vigilancia discontinuos y no sistemáticos, ha desarrollado mapas de idoneidad ambiental a escala de condados para las especies Ae. aegypti y Ae. albopictus usando modelos de entropía máxima para ajustar las variables climáticas a los registros de presencia en condados contiguos de 1960 a 2016 en los Estados Unidos.

Los modelos predictivos para Ae. aegypti y Ae. albopictus tenían una precisión global de 0,84 y 0,85, respectivamente. Los días acumulativos de grado de crecimiento (GDD) durante los meses de invierno, un indicador del calor general, fue la variable predictiva más importante para ambas especies y se asoció positivamente con la idoneidad ambiental. El número (tanto por ciento) de condados clasificados como ambientalmente adecuados, basados ​​en modelos con 90 o 99% de sensibilidad, varió de 1,443 (46%) a 2,209 (71%) para Ae. aegypti y de 1,726 (55%) a 2,329 (75%) para Ae. albopictus. El aumento de la sensibilidad del modelo da como resultado más condados clasificados como adecuados, al menos para la supervivencia en verano, de los cuales no hay registros de mosquitos.

Los investigadores anticipan que Ae. aegypti y Ae. albopictus se encontrarán con mayor frecuencia en los condados clasificados como adecuados en función del umbral de sensibilidad más bajo del 90% en comparación con el umbral más alto del 99%. Los condados estimados como adecuados con un 90% de sensibilidad deberían ser una prioridad para los esfuerzos de vigilancia de la extensión de mosquitos, teniendo en cuenta que Ae. aegypti y Ae. albopictus puede ser introducidos, por transporte accidental de huevos o inmaduros, y potencialmente proliferar durante la parte más cálida del año en cualquier lugar dentro de las áreas geográficas delineadas por el modelo de sensibilidad del 99%.

Johnson TL et al. Modeling the environmental suitability for Aedes (Stegomyia) aegypti and Aedes (Stegomyia) albopictus (Dipter: Culicidae) in the contiguous United States. Jrl Med Entomol. Sept. 2017; 54: 1605-1614. https://doi.org/10.1093/jme/tjx163

Los CDC han actualizado los mapas de rango estimados para Ae. aegypti y Ae albopictus mediante el uso de un modelo que predice posibles rangos geográficos para estos mosquitos en los Estados Unidos contiguos. El modelo usó registros de condados, registros históricos y variables climáticas adecuadas para predecir la probabilidad (muy baja, baja, moderada o alta) de que estos mosquitos podrían sobrevivir y reproducirse si se los introduce en un área durante los meses en que los mosquitos están localmente activos. Los mapas no representan riesgo de propagación de ninguna enfermedad específica.

21_091

21_092

29.09.2017

Hasta el 26 de septiembre, 183 casos de chikunguña han sido notificados en la Región de Lazio de Italia, que incluye las zonas costeras de Anzio y Latina, así como la ciudad de Roma. De los casos notificados, 109 están confirmados y se están investigando 74 casos adicionales (todos con un vínculo epidemiológico con la Región de Lazio). Otros tres casos confirmados también han sido notificados desde otras áreas con un historial de viaje a Anzio.

La fecha de inicio de los síntomas del primer caso fue el 26 de junio de 2017.

29_09

04.10.2017

Resumen de la situación de la fiebre chikunguña en Europa

En el verano de 2017, en Europa, se detectaron varios brotes de transmisión autóctona de virus chikunguña, algunos de los cuales siguen activos a fecha de esta evaluación de riesgo.

Francia notificó en el mes de agosto un brote en el departamento de Varal sur del país, con un total de 9 casos confirmados y 2 casos probables. A finales de septiembre, notificó un nuevo brote con 2 casos confirmados en Taradeau, a 10 kilómetros del primero (ver fechas 17 y 25 de agosto).

04_10 Italia ha comunicado en septiembre un brote en la región de Lazio, con 183 casos notificados hasta la fecha, de los cuales 112 fueron confirmados. Además ha notificado 2 casos confirmados y 2 probables en la región de Calabria, al sur del país que, por el momento, no se sabe si tienen relación con los casos notificados en Lazio.

En Europa, la primera transmisión autóctona de virus chikunguña notificada fue en el año 2007 en Italia, en la región de Emilia Romagna, con más de 200 casos confirmados. Desde entonces se han documentado otros dos brotes autóctonos en Francia: uno en el departamento de Var, en septiembre de 2010, con 2 casos confirmados y otro en Montpellier en octubre de 2014, con 11 casos confirmados.

En España, uno de los vectores potenciales del virus de chikunguña, Ae. albopictus, está extendido en gran parte del litoral mediterráneo y algunas zonas del interior y el norte del país. Teniendo en cuenta la presencia del vector en esas zonas y que la población española no ha estado previamente expuesta a la infección, la introducción del virus con la llegada de casos humanos importados permitiría la transmisión autóctona de fiebre por virus. Los brotes detectados en Francia e Italia, en zonas con condiciones similares a las observadas en nuestro territorio, demuestran que la transmisión autóctona es posible. A pesar de ello, la probabilidad de aparición de un brote autóctono en las zonas de España donde circula el vector competente se considera baja-moderada y únicamente durante los meses de actividad vectorial.

La reducción del riesgo de transmisión autóctona requiere al menos a) la detección precoz de casos importados, sobre todo en las áreas donde el mosquito está establecido y durante los periodos de actividad del mismo, para lo cual hay que aumentar la concienciación de los profesionales sanitarios a la hora de diagnosticar la enfermedad, y b) la realización de vigilancia entomológica y puesta en marcha de
actividades de prevención y control vectorial en las áreas donde se ha detectado el Ae. albopictus, enmarcando estas actividades en planes de preparación y respuesta que impliquen actuaciones locales.

https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/docs/2017.10.04-ERR-Chikungunya.pdf

10.10.2017

Piperazina frente a chikunguña

10_101 Pequeñas moléculas heterocíclicas como la piperazina, fármaco utilizado como antihelmíntico, son potenciales agentes farmacoterapéuticos y la unión de estas moléculas al bolsillo hidrofóbico de la proteína de la cápside (CP) ofrece una nueva perspectiva para la intervención terapéutica. En un estudio de varios autores, publicado en Antiviral Research, firmado en primer lugar por Megha Aggarwal y dirigido por Shailly Tomar (Department of Biotechnology, Indian Institute of Technology Roorkee, Roorkee, India) se informa de la estructura cristalina de CP del virus Aura (AVCP) en complejo con piperazina a una resolución de 2,2 Å.

10_102 La piperazina se une al bolsillo hidrofóbico conservado de CP donde se unen los antivirales basados ​​en dioxano. Los estudios estructurales comparativos de la estructura de AVCP unida a piperazina con la apo, activa y las estructuras de AVCP unidas a dioxano proporcionan información sobre las variaciones conformacionales en el bolsillo. Por otra parte, los estudios de acoplamiento molecular mostraron que la piperazina se une al bolsillo hidrofóbico del virus Chikunguña CP (CVCP) con más afinidad que con AVCP. Además, la actividad antiviral de piperazina contra el virus Chikunguña (CHIKV) se investigó mediante ensayos de reducción de placa e inmunofluorescencia. En comparación con los controles, la inhibición de la replicación del virus fue casi del 98% con 6mM del fármaco, al cabo de 24 horas, pero aumentó a las 48 horas, lo que podría deberse a que el medicamento suministrado inicialmente ya está unido a la de proteína de la cápside del virus y no hay suficiente fármaco para unirse a las nuevas moléculas CP que se están produciendo.

El complejo AVCP-piperazina puede servir como un andamio para el diseño basado en estructuras de derivados de piperazina como inhibidores de alfavirales. Las propiedades antivirales de la piperazina proporcionan base para futuras investigaciones sobre el desarrollo de fármacos antialfavíricos a base de este fármaco.

En conclusión, la piperazina se une al bolsillo hidrófobo de AVCP a través de interacciones hidrofóbicas, de catión-pi e interacciones polares, y la unión se estabiliza mediante una molécula de agua puente. Por lo tanto, los compuestos a base de piperazina podrían tener una potencial actividad inhibidora contra los alfavirus. Por lo tanto, las moléculas basadas en piperazina pueden diseñarse, sintetizarse y explorarse aún más, ya que podrían ofrecer una terapia antiviral de amplio espectro contra varios alfavirus patógenos.

El estudio fue financiado por la Organización de Investigación y Desarrollo de Defensa, Proyecto del Gobierno de la India no. (DRDE/TC/ 05414/Sub-Proj/DRD-203/01/16), y la ayuda del Consejo de Investigación Científica e Industrial (CSIR) y la Comisión de Subvenciones Universitarias (UGC).

Aggarwal M., et al. Evaluation of antiviral activity of piperazine against Chikungunya virus targeting hydrophobic pocket of alphavirus capsid protein. Antiviral Res 2017; 46: 201-444. doi: 10.1016/j.antiviral.2017.08.015.

23.10.2017

Mosquitos liberados en Colombia frente al chikunguña, zika, y dengue

23_10 Basándose en el proyecto del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (PECET) de la facultad de medicina de la Universidad de Antioquia que busca eliminar el chikunguña, zika y dengue, se dio paso a la liberación de mosquitos con la bacteria Wolbachia en El Poblado capital del Departamento de Antioquía (Colombia). Este enclave es una parte de las 4 comunas de Medellín (de un total de 169 que cuentan con mosquitos infectados con la bacteria. Medellín es la segunda ciudad en Colombia con mayor número de afectados por dengue, en 2016 más de 18 000 casos y 13 víctimas mortales.

Los resultados en esta zona podrán verse durante 3 meses, cuando determinará el tanto por ciento de mosquitos contagiados con Wolbachia.

Las autoridades sanitarias tienen previsto realizar más liberaciones de mosquitos en la Comuna 15-Guayabal, donde ya iniciaron las actividades de socialización.

14.11.2017

Mosquitos transgénicos contra la propagación de infecciones

Científicos estadounidenses de la Universidad de California están desarrollando mosquitos transgénicos como ayuda en la prevención y la propagación de enfermedades infecciosas.

El desarrollo de tecnologías CRISPR / Cas9 ha aumentado drásticamente la accesibilidad y la eficiencia de la edición del genoma en muchos organismos. En general, la expresión de la línea germinal in vivo de Cas9 da como resultado una actividad sustancialmente más alta que la inyección embrionaria. Sin embargo, no se han desarrollado líneas transgénicas que expresen Cas9 para el principal vector de la enfermedad del mosquito Aedes aegypti.

14_11 Ming Li (Department of Entomology, University of California, Riverside, and Center for Disease Vector Research, Institute for Integrative Genome Biology, University of California, Riverside, CA) y otros 5 autores más publican en PNAS un artículo sobre mosquitos transgénicos. Describen la generación de cepas estables de Ae. aegypti transgénico que expresan Cas9 en la línea germinal, lo que resulta en mejoras importantes en la consistencia y la eficiencia de las modificaciones del genoma utilizando CRISPR. Usando estas cepas, los científicos han alterado numerosos genes importantes para el desarrollo morfológico normal, e incluso han generado mutantes triples a partir de una única inyección. También han logrado aumentar las tasas de reparación dirigida por homología en más de un orden de magnitud. Dada la excepcional eficacia y especificidad mutagénica de las cepas Cas9 diseñadas, pueden usarse para pantallas genéticas inversas de alto rendimiento para ayudar a anotar funcionalmente el genoma Ae. aegypti. Además, estas cepas representan un paso hacia el desarrollo de nuevas tecnologías de control de la población dirigidas a Ae. aegypti que dependen de unidades de genes basadas en Cas9.

Según los investigadores, estos insectos expresan de manera estable la enzima Cas9 en su línea germinal con lo que la adición de la misma permitirá el uso de métodos de edición de genes CRISPR para realizar cambios eficientes y específicos en el ADN de los vectores. Como prueba de concepto, los investigadores utilizaron el sistema para interrumpir el desarrollo de la cutícula, las alas y los ojos, produciendo mosquitos completamente amarillos, de tres ojos y sin alas.

El objetivo a largo plazo es usar mosquitos que expresen Cas9 junto con otra tecnología, llamada impulsión de genes, para insertar y diseminar genes que supriman los insectos, mientras evitan la resistencia que la evolución normalmente favorecería.

Li M, et al. Germline Cas9 expression yields highly efficient genome engineering in a major worldwide disease vector, Aedes aegypti. PNAS 2017; 114: E10540–E10549, doi: 10.1073/pnas.1711538114

http://www.pnas.org/content/114/49/E10540.full.pdf

Anteriormente ya ha habido intentos y pruebas para controlar las poblaciones silvestres de mosquitos usando congéneres transgénicos.

La compañía británica Oxitec usa genética avanzada para insertar un gen autolimitante en sus mosquitos. El gen se transmite a la descendencia del insecto, por lo que cuando estos mosquitos se liberan en el medio silvestre y se aparean con hembras, sus descendientes heredan el rasgo autolimitante. La descendencia resultante teóricamente morirá antes de llegar a la edad adulta, y la población local de mosquitos disminuirá.

Piracicaba, un municipio en el interior del estado de San Pablo, en Brasil, es una de las localidades en las que se ha llevado a cabo, desde 2015, un experimento inédito en ese país: Se ha liberado una cepa transgénica de mosquitos Aedes aegypti en uno de los barrios. Los machos son portadores de un gen que impide que su descendencia llegue a la vida adulta, y es previsible que el cruzamiento de estos mosquitos con las hembras locales disminuya 90% los casos de dengue en el barrio donde se realiza el experimento. Posteriormente se tenía pensado seguir con el experimento en ciudades como Juiz de Fora, Recife y Búzios.

La cepa de mosquitos OX513A fue aprobado por la Comisión Nacional de Bioseguridad de Brasil (CTNBio) en abril de 2014. No obstante, el organismo regulador de la salud de Brasil, Anvisa, declaró el 12 de abril de 2016 que reglamentaría los mosquitos de Oxitec. Anvisa anunció que estaba creando un marco legal para las regulaciones. Solicitó a Oxitec que demuestre que su tecnología es segura y puede reducir la transmisión de virus transmitidos por mosquitos.

14_112 También Holanda acordó liberar los mosquitos genéticamente modificados de Oxitec para combatir el dengue, el chikunguña y el zika en Saba, isla caribeña holandesa, después de tener en cuenta un informe del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente (RIVM) que examinaron los efectos que los mosquitos podrían tener en el cadena alimentaria del ecosistema y concluyera que la liberación de los mosquitos no supondría ningún riesgo para la salud humana o el medio ambiente.

Por otra parte, el Consejo Superior de Biología francés también ha informado que apoya con precaución el empleo de los mosquitos Oxitec.

Ahora, las emisiones de Oxitec de mosquitos transgénicos en Panamá y Malasia han cesado, debido a las preocupaciones sobre los costos, la efectividad y los riesgos. Ensayos adicionales s en los EE. UU. (En Key Haven, Florida Keys) también han sido postpuestos, y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) también se ha retirado la autorización.

En Brasil, los ensayos continúan en la ciudad de Piracicaba, pero las publicaciones comerciales aún no han sido aprobadas por la autoridad de salud brasileña, ANVISA, que quiere ver la evolución de los beneficios para la salud antes de dar su aprobación, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (WHO).

https://www.fda.gov/AnimalVeterinary/NewsEvents/CVMUpdates/ucm578420.htm

http://www.genewatch.org/uploads/f03c6d66a9b354535738483c1c3d49e4/Oxitec_GWbrief_Sep17_fin.pdf

14_113

La empresa Oxitec, fue creada por científicos de la Oxford University, en Reino Unido, e integrada ahora en la americana Intrexon Corporation

La técnica patentada de Oxitec para modificar genéticamente insectos se conoce como RIDL (Liberación de insectos con un sistema genético Lethal dominante). Todos los experimentos de campo abierto de la compañía hasta la fecha incluyen su cepa OX513A del mosquito Aedes aegypti, que es genéticamente diseñado para contener un marcador fluorescente rojo y el rasgo RIDL ‘letalidad condicional’. Los mosquitos están diseñados genéticamente para morir en la etapa larval en ausencia del antibiótico tetraciclina, que actúa como un interruptor químico para permitir la reproducción en
el laboratorio.

Los mosquitos OX513A GM macho de Oxitec están destinados a aparearse con hembras silvestres y producir crías que mueren como larvas. Las liberaciones repetidas de muchos millones o miles de millones de machos transgénicos, superando en gran medida a la población de mosquitos silvestres, tienen como objetivo reducir la población adulta total de mosquitos con el tiempo, ya que muchos de los descendientes de GM no logran sobrevivir hasta la edad adulta.

10.12.2017

Chikunguna, dengue y paludismo durante 2017 en India

10_12 Según fuentes del Programa Nacional de Enfermedades Transmitidas por Vectores del ministerio indio de Salud, más de 153 600 casos de dengue, 60 000 de chikunguña y unos 733 000 de paludismo han sido notificados en lo que va de año en la India. El estado suroriental de Tamil Nadu, con más de 22 000 contagiados, es el más golpeado por el dengue, seguido por Kerala (19 776) y Karnataka (16 552).
Hasta el 10 de diciembre murieron por dengue un total de 226 personas en este país surasiático, 52 en Tamil Nadu, 37 en Kerala, 34 en Maharashtra, 28 en Uttar Pradesh y 19 en Bengala.

En cuanto al chikunguña, el territorio más afectado es el estado occidental de Karnataka con 30 606 casos, seguido por Gujarat (7 289) y Maharashtra (7 182).

De paludismo se notificaron 733 799 contagiados y 96 muertes.

19.12.2017

19_12 La enfermedad del virus Chikunguña se convirtió en 2015 en los EE.UU. en enfermedad de declaración obligatoria en todo el territorio el nacional. Los departamentos de salud estatales y locales informan a los CDC sobre los casos teniendo en cuenta definiciones estándar de los mismos.

Hasta el 19 de diciembre de 2017, un total de 104 casos de enfermedad por el virus de chikunguña con inicio en 2017 han sido notificados a ArboNET* desde 24 estados de EE. UU. Todos los casos ocurrieron en viajeros que regresaban de áreas afectadas. No se han detectado casos transmitidos localmente en los estados de EE. UU.

Hasta la fecha, se han notificado 33 casos localmente adquiridos en Puerto Rico.

*ArboNET es un sistema nacional de vigilancia arboviral administrado por los CDC y los departamentos de salud estatales. Además de las enfermedades humana, ArboNET mantiene datos sobre infecciones arbovirales entre presuntos donantes de sangre virémicos, casos de enfermedades veterinarias, mosquitos, pájaros muertos y animales centinelas.

https://www.cdc.gov/chikungunya/geo/united-states-2017.html

21.12.2017

Chikunguña y artralgias

En noticias relacionadas, un estudio del 1 de diciembre en Travel Medicine and Infectious Disease informa que el reumatismo inflamatorio crónico es común en pacientes incluso un año después de la infección. Científicos colombianos informaron que 38 de los 65 pacientes confirmados por laboratorio (58,5%) tenían al menos un síntoma reumatológico persistente en el año posterior a la infección y 28 (43,1%) con dolor crónico por poliartralgias y artritis en más de una articulación.

21_121 La frecuencia de dolor articular crónico después de la infección con chikunguña en una gran cohorte latinoamericana fue del 25% en una mediana de 20 meses después de la infección. En el estudio de Arthritis & Rheumatology, los predictores significativos de dolor articular persistente incluyeron ser un graduado universitario, cefalea, dolor de rodilla, falta de trabajo, actividades normales afectadas, cuatro o más días de síntomas iniciales y cuatro o más semanas de dolor articular inicial.

El hallazgo de dolor crónico en una cuarta parte de los enfermos infectados con chikunguña, aproximadamente dos años después de la infección inicial tiene implicaciones importantes para la predicción de la magnitud de la discapacidad y los costos del sistema de salud después de la epidemia en América Latina.

Los investigadores plantearon la hipótesis de que la infección chikunguña activa persistente es causante de la artritis crónica y el dolor articular y que el ARN viral estaría presente en el líquido sinovial; sin embargo, en otro estudio publicado en Arthritis & Rheumatology, los investigadores no detectaron virus viables después del cultivo de líquido sinovial en ninguno de los participantes que se estudiaron durante una mediana de 22 meses después de la infección.

Ahora, Ailien Y. Cahng (Department of Medicine, The George Washington University (GWU), Washington, D.C, USA) y otros 27 autores más publican en Arthritis & Rheumatology los resultados de un estudio sobre la persistencia de artralgias en enfermos infectados con el virus chikunguña.

21_122 Como objetivo se plantearon determinar si el virus chikunguña (CHIKV) persiste en el líquido sinovial después de la infección, lo que podría ser la causa de la artritis persistente. Para ello plantearon un estudio transversal con 38 participantes colombianos con infección clínica por CHIKV durante la epidemia 2014-2015 que informaron tener artritis crónica y diez controles CHIKV y negativos de artritis de localización compatible. El estado previo de infección por CHIKV se confirmó serológicamente y la presencia de líquido sinovial, ARN viral y proteínas virales mediante cultivo viral, PCR de transcripción inversa cuantitativa (qRT-PCR) y espectrometría de masas. Los biomarcadores se evaluaron mediante análisis múltiplex.

Los enfermos con artritis CHIKV confirmados serológicamente (33/38, 87%) eran predominantemente mujeres (82%) y afrocolombianas (55%) o blanco-colombianas (33%) con (mediana de 22 meses (IQR 21-23) post-infección por CHIKV) de actividad moderada de la enfermedad (puntuación de la actividad de la enfermedad-28 de 4,52 ± 0,77). Los síntomas iniciales de infección por CHIKV incluyeron dolor en las articulaciones (97%), hinchazón (97%), rigidez (91%) y fiebre (91%). Las articulaciones más comúnmente afectadas fueron las rodillas (87%), los codos (76%), las muñecas (75%), los dedos de las manos (56%) y los dedos de los pies (56%). El análisis del líquido sinovial de todos los participantes de la artritis fue CHIKV qRT-PCR negativo, no mostró proteínas virales por espectrometría de masas, y fue negativo para cultivo. Las concentraciones de citoquina /quemoquina en el plasma frente a control no difirieron significativamente.

Ante los datos obtenidos, los autores concluyen que los hallazgos sugieren que CHIKV puede causar artritis a través de la potencial inducción de la autoinmunidad del huésped, lo que sugiere la posibilidad de medicamentos inmunomoduladores en el tratamiento de la artritis por CHIKV. Tampoco descartan que exista persistencia viral de baja concentración indetectable en el tejido sinovial.

Chang AY, et al. A cross-sectional analysis of chikungunya arthritis patients 22-months post-infection demonstrate no detectable viral persistence in synovial fluid. Arthritis & Rheumatology, 2017; doi: 10.1002/art.40383

29.12.2017

Revisión artritis por chikunguña

Ali Zaid (Emerging Viruses and Inflammation Research Group, Institute for Glycomics, Griffith University, Gold Coast, Australia), junto con otros autores, han publicado una revisión en Arthritis & Rheumatology sobre la artritis viral de enfermos infectados con el virus chikunguña. El resumen es el siguiente:

29_121 En la última década, los arbovirus, virus transmitido por artrópodos, han sido el centro de atención de las instituciones de salud pública de todo el mundo tras una serie de brotes devastadores.

El virus chikunguña (CHIKV), un arbovirus que pertenece al género alfavirus, es un virus artritogénico re-emergente que ha causado brotes explosivos desde 2006, especialmente en la Isla de la Reunión, y más recientemente en el Caribe, Sudamérica, India y Sudáfrica y Sudeste de Asia.

La gravedad de la enfermedad artrítica causada por CHIKV ha llevado a las autoridades de salud pública de los países afectados a desarrollar pautas específicas para afrontar este patógeno. La enfermedad CHIKV (CHIKVD) se manifiesta primero como una etapa aguda de inflamación articular grave y enfermedad febril, que luego progresa a una etapa crónica, donde los enfermos pueden experimentar dolor articular debilitante y persistente durante períodos prolongados.

La revisión tiene como objetivo proporcionar una perspectiva amplia sobre el conocimiento actual de la patogénesis de CHIKV mediante la identificación de estudios clínicos y experimentales clave que han contribuido a nuestra comprensión de CHIKVD hasta la fecha. Además, esta revisión explora los aspectos basándose en la experiencia clínica durante los brotes de CHIKV.

Finalmente, los autores revisan los hallazgos recientes sobre posibles soluciones terapéuticas, desde antivirales hasta fármacos inmunomoduladores, para proporcionar tanto a inmunólogos como a reumatólogos clínicos una perspectiva equilibrada sobre la naturaleza de una enfermedad arboviral reemergente de considerable importancia para la salud pública y una visión del futuro de enfoques terapéuticos para aproximarse mejor al tratamiento y la gestión del enfermos con CHIKVD.

Zid A, e al. Chikungunya Virus Arthritis: Implications of Acute and Chronic Inflammation Mechanisms on Patient Management. Arthritis & Rheumatology 2017.DOI: 10.1002/art.40403

30.12.2017

La OPS informa 1.100 nuevos casos de chikunguña en las últimas semanas de 2017

En el último mes, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha notificado 1.106 nuevas infecciones por Chikunguña, lo que eleva el total anual a 184.636 casos confirmados, sospechosos e importados.

Según la actualización de la OPS del 1 de diciembre, durante las últimas semanas, Perú reportó el mayor incremento, con 782 casos nuevos y 2.450 en total en el año. Colombia fue el siguiente, con 52 casos nuevos, para un total de 1,047 en lo que va de 2017, y Bolivia informó de 45 casos nuevos y 3.326 en total.

Otras varias naciones informaron pequeños aumentos, incluido Estados Unidos, que ahora ha confirmado 93 casos importados este año, sin embargo, un gran número de países, incluido Brasil, que ha informado más del 90% del total de este año, no han informado sobre sus números a la OPS durante 3 meses.

30_12

Desde el inicio del reciente brote en 2013 en la isla caribeña de San Martín, la región de las Américas ha notificado dos millones y medio de casos (2 570 767).

El virus chikunguña sigue manteniéndose como una amenaza global debido a la naturaleza altamente debilitante de la enfermedad asociada al mismo y la magnitud de su propagación. El virus detectado en 1972 África se ha extendido por todo el mundo (64 países) y ha causado un gran número de epidemias que han infectado a millones de personas en Asia, el subcontinente indio, Europa, las Américas y las islas del Pacífico. El análisis filogenético ha identificado cuatro genotipos diferentes de CHIKV: asiático, África occidental, este/centro/sudafricano (ECSA) y el linaje del océano Índico (LIO).

Bibliografía

AbuBakar S, et al. Reemergence of endemic Chikungunya, Malaysia. Emerg Infect Dis 2007; 13: 147–149. doi: 10.3201/eid1301.060617

– Akahata, W, et al. A VLP vaccine for epidemic Chikungunya virus protects non-human primates against infection. Nat Med. 2010; 16: 334-33. doi: 10.1038/nm.2105

– ArankalleVA, et al. 2007. Genetic divergence of Chikungunya viruses in India (1963-2006) with special reference to the 2005-2006 explosive epidemic. J Gen Virol 2007; 88: 1967-1976.

– Arnold C. In the eyes of the tiger: Global spread of Asian tiger mosquito could fuel outbreaks of tropical disease in temperate regions. Science News 2013; 183: 26-29.

– Brighton SW, et al.. Chikungunya virus infection: a retrospective study of 107 cases. S Afr Med J 1983; 63: 313-315.

– Carey DE. Chikungunya and dengue: a case of mistaken identity? J. Hist Med Allied Sci 1971; 26: 243-262.

– CDC. Centers for Disease Control and Prevention: Chikungunya virus. http://www.cdc.gov/chikungunya/ Centro Nacional de Epidemiología. Instituto de Salud Carlos III. Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Protocolos de enfermedades de declaración obligatoria. Madrid, 2013.

– Charrel RN, et al. Chikungunya outbreaks: the globalization of vector borne diseases. N Engl J Med 2007; 356:769-771.

– Charrel, RN, et al. Globalization of chikungunya: 10 years to invade the world. Clin Microbiol Infect 2014; 20: 662-663.doi: 10.1111/1469-0691.12694

– Chastel C.Human infections in Cambodia by the Chikungunya virus or an apparently closely related agent. Experimental Pathological Anatomy. Bull Soc Pathol Exot Filiales 1963; 56: 915–924.

– Chang LJ, et al and VRC 311 Study Team Safety and tolerability of chikungunya virus-like particle vaccine in healthy adults: a phase 1 dose-escalation trial. Lancet 2014; 384: 2046-2052.

– Cherian SS, et al. Evolutionary rates and timescale comparison of Chikungunya viruses inferred from the whole genome/E1 gene with special reference to the 2005-07 outbreak in the Indian subcontinent. Infect Genet Evol 2009; 9: 16-23.

– Dash PK, et al. East Central South African genotype as the causative agent in re-emergence of Chikungunya outbreak in India. Vector Borne Zoonotic Dis 2007; 7: 519-527.

– Duong V, et al. Reemergence of Chikungunya virus in Cambodia. Emerg Infect Dis 2012; 18: 2066–2069. doi: 10.3201/eid1812.120471

– European Centre for Disease Prevention and Control. Chikungunya case in Spain without travel history to endemic areas – 21 August 2015, Stockholm, 2015.

– Garcia de Figueiredo ML, et al. Emerging alphavirus in the Américas: Chikungunya and Mayaro. Rev Soc Bras Med Tropl. 2014; 47: 677-683. doi: 10.1590/0037-8682-0246-2014

– Gérardin P, et al. Multidisciplinary prospective study of mother-to-child Chikungunya virus infections on the Island of La Réunion. PLOS Medicine 2008; DOI: 10.1371/journal.pmed.0050060

– Gould EA, et al. First cases of autochthonous dengue fever and chikungunya fever in France: from bad dream to reality!. Clin Microbiol Infect  2010;16: 1702–1704. doi: 10.1111/j.1469-0691.2010.03386.

– Grandadam M, et al. Chikungunya virus, southeastern France. Emerg Infect Dis 2011; 17: 910–913. doi: 10.3201/eid1705.101873

– Halstead SB, et al. Dengue and chikungunya virus infection in man in Thailand, 1962–1964. IV. Epidemiologic studies in the Bangkok metropolitan area. Am J Trop Med Hyg 1969.18: 997–1021.

– Halstead S. Reappareance of chikungunya, formerly called dengue, in de Americas. Emerg Infect Dis 2015; 21: 557-561. doi: 10.3201/eid2104.141723

– Hertz JT, et al. Chikungunya and dengue fever among hospitalized febrile patients in northern Tanzania. Am J Trop Med Hyg 2012; 86: 171–177. doi: 10.4269/ajtmh.2012.11-0393

– Higgs S and Vanlandingham DL. Chikungunya: Here today, where tomorrow? Int Health 2015; 7: 1-3. doi: 10.1093/inthealth/ihu092

– Higgs S and D. Vanlandingham. Chikungunya virus and its mosquito vector. Vector Borne Zoonotic Dis 2015; 15: 231-240. doi: 10.1089/vbz.2014.1745

– Kariuki Njenga M, et al. 2008. Tracking epidemic Chikungunya virus into the Indian Ocean from East Africa. J Gen Virol 89:2754-2760.

– Khan AH, et al. Complete nucleotide sequence of chikungunya virus and evidence for an internal polyadenylation site. J Gen Virol 2002; 83: 3075-3084.

– Kumar N, et al. Molecular characterization of chikungunya virus from Andhra Pradesh, India, and phylogenetic relationship with Central African isolates. Indian J Med Res 2007; 126: 534-540.

– Kumar NP, et al. A226V mutation in virus during the 2007 chikungunya outbreak in Kerala, India. J Gen Virol 2008; 89: 1945–1948. doi: 10.1099/vir.0.83628-0

– Lahariya C, Pradhan SK. Emergence of chikungunya virus in Indian subcontinent after 32 years: a review. J Vector Borne Dis 2006 43: 151-160.

– Lam SK, et al. Chikungunya infection–an emerging disease in Malaysia. Southeast Asian J Trop Med Public Health 2001; 32: 447–451.

– Leo YS, et al. Chikungunya outbreak, Singapore, 2008. Emerg Infect Dis 2009; 15: 836–837. doi: 10.3201/eid1505.081390

– Leparc-Goffart I,et al. Chikungunya in the Americas. Lancet 2014; 383: 514. doi: 10.1016/s0140-6736(14)60185-9

– Mavalankar D, et al. Chikungunya epidemic in India: a major public-health disaster. Lancet Infect Dis 2007; 7: 306–307. doi: 10.1016/s1473-3099(07)70091-9

– Morens DM, FauciAS. Dengue and hemorrhagic fever: a potential threat to public health in the United States. JAMA 2008; 299: 214-216.

– Morens D and FauciAS. Chikungunya at the Door – Déjà Vu All Over Again? N Engl J Med 2014; 371: 885-887. doi: 10.1056/NEJMp1408509.

– Myers RM, et al. The 1964 epidemic of dengue-like fever in South India: isolation of chikungunya virus from human sera and from mosquitoes. Indian J Med Res 1965; 53: 694–701.

– Parola P, et al. Novel chikungunya virus variant in travelers returning from Indian Ocean islands. Emerg Infect Dis 2006: 12: 1493-1499.

– Pastorino B, et al. Epidemic resurgence of Chikungunya virus in democratic Republic of the

– Congo: identification of a new central African strain. J.Med Virol 2004; 74: 277-282.

– Powell JR, Tabachnick WJ. History of domestication and spread of Aedes aegypti – a review. Mem Inst Oswaldo Cruz 2013;108:Suppl 1:11-17. doi: 10.1590/0074-0276130395.

– Powers AM, et al. Re-emergence of Chikungunya and O’nyong-nyong viruses: evidence for distinct geographical lineages and distant evolutionary relationships. J Gen Virol 2000; 81: 471–479.

– Powers A. Chikungunya virus outbreak expansion and microevolutionary events affecting epidemiology and epidemic potential. Research and Reports in Tropical Medicine 2015; 6: 11-19. doi: 10.2147/RRTM.S53698

– Rezza, G, et al. Infection with chikungunya virus in Italy: an outbreak in a temperate region. Lancet 2007; 370: 1840-1846.

– Rianthavorn P, et al. An outbreak of chikungunya in southern Thailand from 2008 to 2009 caused by African strains with A226V mutation. Int J Infect Dis 2010; 14 Suppl 3: e161–165. doi: 10.1016/j.ijid.2010.01.001

– Robinson MC. An epidemic of virus disease in southern province, Tanganyka, Territory, in 1952. Trans R Soc Trop Med Hyg 1955; 49: 28-32.  doi: 10.1016/0035-9203(55)90080-8

– Roy CJ, et al. Chikungunya vaccine candidate is highly attenuated and protects nonhuman primates against telemetrically monitored disease following a single dose. J Infect Dis 2014; 209: 1891-1899. doi: 10.1093/infdis/jiu014

– Schilte C, et al. Chikungunya virus-associated long-term arthralgia: A 36-month prospective longitudinal study. PLoS Negl Trop Dis 2013; 7(3): e2137. DOI: 10.1371/journal.pntd.0002137

– Schuffenecker I, et al.  Genome microevolution of chikungunya viruses causing the Indian Ocean outbreak. PLoS Med2006. 3:e263.

– Staples JE, et al. Chikungunya Fever: An epidemiological review of re-emergin infectious disease. Clin Infect Dis 2009; 49: 942-948. doi: 10.1086/605496

– Schwartz O, and Alber M. Biology and pathogenesis of chikungunya virus. Nat Rev Microbiol 2010; 8: 491-500.

– Thiberville SD. Chikungunya fever: epidemiology, clinical syndrome, pathogenesis and therapy. Antiviral Res 2013; 99: 345-370. doi: 10.1016/j.antiviral.2013.06.009

– Thibervilleet SD, et al .Chikungunya fever: A clinical and virological investigation of outpatients on Reunion Island, South-West Indian Ocean. PLoS Negl Trop Dis. 2013;7(1):e2004. doi: 10.1371/journal.pntd.0002004.

– Tsetsarkin K.A, et al. A single mutation in chikungunya virus affects vector specificity and epidemic potential. PLoS Pathog 2007; 3. doi: 10.1371/journal.ppat.0030201

– Tsetsarkin KA, et al. Epistatic roles of E2 glycoprotein mutations in adaption of chikungunya virus to Aedes albopictus and Ae. aegypti mosquitoes. PLoS ONE 2009; 4: e6835. doi: 10.1371/journal.pone.0006835

– Powers AM and Logue CH. Changins patterns of chikungunya virus: Re-emergence of a zoonotic arbovirus. J Gen Virol 2007; 88: 2363-2377. doi: 10.1099/vir.0.82858-0

– Tsetsarkin KA, et al. A single mutation in chikungunya virus affects vector specificity and epidemic potential. PLoS Pathog 2007. 3:e201.

– Vazeille M, et al. Two Chikungunya isolates from the outbreak of La Reunion (Indian Ocean) exhibit different patterns of infection in the mosquito, Aedes albopictus. PLoS ONE 207; 2: e1168. doi: 10.1371/journal.pone.0001168

– Volk SM et al. Genome-scale phylogenetic analyses of chikungunya virus reveal independent emergences of recent epidemics and various evolutionary rates. J. Virol. 2010; 84: 6497-6504

– Voss JE, et al. Glycoprotein organization of Chikungunya virus particles revealed by X-ray crystallography. Nature 2010;  468: 709-712.

– Weaver SC, et al. Chikungunya virus and prospects for a vaccine. Expert Rev Vaccines 2012; 11: 1087-1101.

– Weaver SC. Arrival of chikungunya virus in the new world: prospects for spread and impact on public health. PLoS Negl Trop Dis 2014;8:e2921-e2921.

– Weaver SC and M. Lecuit. Chikungunya virus and the global spread of a mosquito-borne disease. N Engl J Med 2015; 372: 1231- 1239. doi: 10.1056/NEJMra1406035