¿Futura vacuna de la gripe por medio de parches?

100002010000010F000000D9220092462D89AAE8Las vacunas actuales a base de agujas son eficaces, pero requieren que el personal médico las administre, generan riesgos biológicos (objetos punzantes) que requieren eliminación y causan dolor y ansiedad a los pacientes, todas ellas barreras en los países del mundo en desarrollo, que son las áreas de mayor necesidad. Estos países no tienen la mano de obra para vacunar a poblaciones enteras. Una aguja es dolorosa, invasora, y un obstáculo que favorece los prejuicios culturales contra la medicina preventiva.

Un parche para la vacuna contra la gripe podría proporcionar una forma no invasora de administrar las vacunas de manera rápida y barata a un gran número de personas, pero el transporte de moléculas grandes como las proteínas de vacunas, por ejemplo de la gripe, a través de la piel es difícil de hacer, ya que la misión de la piel es ejercer de barrera para aislar al cuerpo de agresiones externas. En enfermos con eccema o dermatitis atópica, la barrera de la piel tiene fugas, lo que permite que el polen, los mohos y una gran cantidad de otros alérgenos entren a través de ella y sean detectados por el sistema inmunológico.

10000201000000AD00000140E020C708CE922A4DLisa A. Beck, catedrática de dermatología de la Universidad de Rochester Medical Center, descubrió que la expresión de una proteína llamada claudina-1, que se reduce significativamente en enfermos con eccema, ayuda a mantener la fuerza de la barrera y a disminuir la permeabilidad de la piel. En investigaciones anteriores descubrió que la disminución de la expresión de claudina-1 en las células de la piel de donantes sanos hacía que la piel fuera más permeable. La pregunta surgida era sí se podrían usar esta permeabilidad inducida para introducir un virus de la vacuna contra la gripe a través de la piel. La clave sería interrumpir la barrera cutánea durante el tiempo suficiente para transmitir el virus, pero no tanto como para dejar entrar elementos no deseadas.

Ahora, Matthew G. Brewer (Department of Dermatology, University of Rochester Medical Center, Rochester, NY 14642, United States) como primer firmante y otros 8 autores de la misma universidad, han publicado en la revista Journal Investigative Dermatology, una investigación acerca posibles vacunas epicutáneas.

10000201000000EE000001409C29CE9856CA8501Los queratinocitos expresan muchos receptores de reconocimiento de patrones (PRR) que mejoran la respuesta inmunológica adaptativa de la piel a los antígenos epicutáneos. Los autores han demostrado que estas PRRs se expresan por debajo de las uniones apretadas (TJ), implicando fuertemente la interrupción de la TJ como un paso crítico en la respuesta del antígeno. Para interrumpir la TJ diseñaron péptidos inspirados en el primer bucle extracelular de la proteína transmembrana TJ, claudina-1. Estos péptidos interrumpieron transitoriamente la TJ en la línea celular epitelial del pulmón humano 16HBE, y retrasaron la formación de la TJ en los queratinocitos humanos primarios.

A partir de estas observaciones, se probaron si la vacunación de ratones con un parche epicutáneo contra la gripe que contenía péptidos que interrumpen la TJ (TJDP) era una estrategia eficaz para obtener una respuesta inmunogénica. La aplicación de un parche TJDP resultó en una interrupción de la barrera, medida por el aumento de la pérdida de agua transepitelial. Se observó un aumento significativo de 10000201000000F2000000B541DF5288AC4B3DA0anticuerpos específicos de antígenos cuando se aplicaron parches con TJDP más antígeno (hemaglutinina de la gripe) en un modelo de parche primario o de parche de refuerzo. El equipo no observó cambios físicos en la piel durante el periodo de tres meses en que se observaron los ratones, lo que significa que la breve interrupción de la barrera no aumentó el riesgo de infección.

Colectivamente, estas observaciones demuestran que los péptidos diseñados por los investigadores perturban la TJ en el pulmón humano, así como el epitelio de la piel humana y murina, lo que permite la administración de vacunas epicutáneas.

Los autores del estudio anticipan que este enfoque podría obviar los métodos de vacunación con agujas que se utilizan actualmente, que requieren para su administración a sanitarios, y la eliminación de residuos de riesgo biológico.

De cualquier manera, hay mucho más trabajo por hacer con este tipo de parche de la vacuna contra la gripe, incluyendo estudios adicionales en animales para ayudar al equipo a optimizar la cantidad de tiempo que el parche debe permanecer en la piel para estimular de manera adecuada la respuesta inmunológica. El equipo espera realizar ensayos en humanos en el futuro, y cree que si el parche es efectivo en las personas podría funcionar para enfermedades para las que ya existe una vacuna a base de agujas.

 

Brewer MG, et al. Peptides derived from the tight junction protein, claudin-1, disrupt skin barrier and promote responsiveness to an epicutaneous vaccine. J. Investigative Dermatology 2019; DOI: https://doi.org/10.1016/j.jid.2019.06.145