Guatemala libre de ceguera por oncocercosis

sin-titulo

En 1915, Robles determinó la relación causal entre la infección parasitaria por una filarias (Onchocerca volvulus), llamada oncocercosis, transmitida a las personas a través de la picadura de una mosca del género Simulium, y la ceguera de los ríos, así como otras alteraciones visuales. En su honor, la oncocercosis es conocida en Guatemala como “enfermedad de Robles.”

El Programa para la Eliminación de la Oncocercosis en las Américas,OEPA (Onchocerciasis Elimination Program for the Americas), es una Iniciativa Regional, que resultó de la Resolución XIV de la XXXV Asamblea del Consejo Directivo de la Oficina Sanitaria Panamericana (OPS), firmada en 1991 por los Ministerios de Salud de los países afectados por la oncocercosis en el continente.

Con sede en Guatemala, OEPA es la entidad técnica y coordinadora de una coalición multinacional y multiagencias que actúa según las resoluciones del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud CD35.R14 (1991), CD48.R12 (2008) y CD49.R19 (2009), que hacen un llamado a la eliminación de la morbilidad y transmisión de la oncocercosis de las Américas. La OEPA trabaja para terminar con la enfermedad y la transmisión de la parasitosis en Brasil, Ecuador, Guatemala, México, Venezuela y Colombia.

Las autoridades de los Programas Nacionales preparan cada año, con sus equipos regionales y locales, el plan anual a desarrollar en el cual incluyen las solicitudes a OEPA de apoyo técnico y financiero. Estas solicitudessin-titulo son atendidas de acuerdo a la disponibilidad de recursos y se realiza además un seguimiento técnico, con el fin de que todos los países actúen bajo los lineamientos de la estrategia regional.

Actualmente son tres países, de los 6 de la Región, en donde la OPS/OMS verificó que están libres de la oncocercosis.

A partir de septiembre de 2015, un en total de 11 focos, de las 13 zonas endémicas, se han eliminado o interrumpido la transmisión como resultado de la educación sanitaria y la administración masiva de medicamentos (AMM) como ivermectina (Mectizan®), administrada dos veces al año durante un máximo de 12 años. Colombia (2007) y Ecuador (2009) se convirtieron en los primeros países en el mundo en detener la transmisión de la oncocercosis mediante la educación sanitaria y la distribución semestral de ivermectina. Los países dejaron la AMM y entraron en un período de 3 años de vigilancia post-tratamiento (VPT), durante el cual se analizaron las moscas negras del género Simulium y muestras de sangre de las zonas anteriormente endémicas para la descartar la presencia de la oncocercosis.

En julio de 2013, Colombia se convirtió en el primer país de las Américas en recibir la verificación de la Organización Mundial de la Salud de eliminar la ceguera de los ríos. Ecuador y México, en 2014 y 2015, respectivamente, fueron los siguientes países en eliminar la oncocercosis.

sin-titulo

En Guatemala, la oncocercosis fue endémica en 4 focos, que abarcaron a 518 comunidades localizadas en los departamentos de Santa Rosa, Huehuetenango, Escuintla, Guatemala, Chimaltenango, Sololá y Suchitepéquez. El tratamiento consistió en administrar semestralmente ivermectina a la población residente de estas comunidades, procurando la meta del 85% de cobertura, es decir, 85% de la población elegible debía tomar el tratamiento cada 6 meses, para hacer posible la interrupción de la transmisión.

El esfuerzo para lograr la interrupción de la transmisión, implicó muchos años de trabajo constante de los equipos de salud del Ministerio de Salud, así como de la colaboración de personas de la comunidad, para atender el tratamiento en horarios no hábiles o a personas ausentes, principalmente. Así fue como a partir del 2002, el Programa de Eliminación de la oncocercosis de Guatemala, logró mantener semestralmente una cobertura del 85% y, conforme se realizaron evaluaciones epidemiológicas se fue constatando la disminución en los indicadores de morbilidad y transmisión, hasta que finalmente la morbilidad fue eliminada y la transmisión interrumpida.

Los focos endémicos, después de haberse constatado la interrupción de la transmisión, cumplieron 3 años de vigilancia epidemiológica post-tratamiento y evaluaciones epidemiológicas realizadas después de esta fase, constataron que la transmisión continuaba interrumpida y por lo tanto eliminada.

Ahora, Guatemala se convierte en el cuarto país, de los 6 países de la Iniciativa Regional, verificado libre de oncocercosis. La OPS/OMS envió en junio 2016, a un equipo de expertos internacionales a visitar este país, para realizar la verificación. El anuncio oficial lo hizo el 26 de septiembre 2016, la Dra. Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante la sesión de apertura del 55º Consejo Directivo de la OPS en Washington, D.C. y la ministra de Sanidad de Guatemala, Dra. Lucrecia Hernández Mack, comunicó el hecho a la población.

sin-titulo

Los países que le precedieron en este éxito fueron Colombia en el 2013, Ecuador en el 2014 y México en el 2015.

Hoy en día, la transmisión de la enfermedad permanece sólo en una zona fronteriza, difícil de alcanza, entre Venezuela y Brasil, comúnmente conocida como el área yanomami. La interrupción de la transmisión de la oncocercosis de esta última área en las Américas es el mayor desafío para la iniciativa regional, sobre todo debido a la población migratoria dispersa yanomami, que vive en el terreno, casi inaccesible, de la selva tropical del Amazonas profundo, en la frontera entre Vanezuela y Brazil.



http://www.oepa.net/
http://www.oepa.net/Guatemala4PaisVerificado.htm