Huracán Harvey y bacterias

Huracán Harvey y genes de resistencia a los antibióticos

 

8.1Las inundaciones urbanas pueden afectar dramáticamente el paisaje microbiano local y aumentar el riesgo de infección transmitida por el agua en áreas inundadas.

El Huracán Harvey, desarrollado a partir de una onda tropical al este de las Antillas Menores en 2017, es considerado como el huracán más fuerte y causante de más daños materiales que ha tocado tierra en Tejas (Estados Unidos) desde el Katrina en 2005: dañó más de 100.000 hogares en Houston e inundó numerosas plantas de tratamiento de aguas residuales.

Pingfeng Yu (Department of Civil and Environmental Engineering, Rice University, Houston, Texas), como primer firmante, y otros autores del mismo centro, dirigidos por Lauren B. Stadler (Department of Civil & Environmental Engineering, Virginia Tech, Blacksburg, Virginia), en un estudio publicado en la revista científica Environmental Science & Technology Letters, de la American Chemical Society, han dado a conocer las concentraciones elevadas de bacterias indicadoras patógenas contaminantes en el agua, así como los genes de resistencia a los antibióticos después de la inundación del huracán Harvey en Houston.
8.2
Los autores del estudio examinaron las comunidades microbianas en aguas de inundación dentro y fuera de residencias, agua de pantanos y sedimentos residuales recogidos inmediatamente después de la inundación. Los ingenieros de medio ambiente y sus colaboradores tomaron muestras de las inundaciones en primera línea, incluso antes de que el Harvey cediera, cerca de los desbordados pantanos de Brays y Buffalo, en espacios públicos y viviendas residenciales interiores y exteriores para comparar su contenido en microorganismos. También tomaron muestras de agua estancada de hogares que habían estado cerrados por más de una semana, mientras que otras fueron tomadas en hogares que tenían todavía agua de inundación fluyendo a través de ellos.

Las concentraciones de Escherichia coli, microorganismo indicador de contaminación fecal, se elevaron en muestras de agua de los pantanos en comparación con niveles históricos, al igual que la abundancia relativa de genes indicadores de fuentes antropogénicas de resistencia a los antibióticos (ARNr sul1/16S e ARNr intI1/16S) en los controles llevados a cabo 6 meses después de la inundación. El gen sul1 confiere resistencia a las sulfonamidas y el gen intI1 es un gen de integrasa de integrón que codifica un sistema de captura y diseminación de genes resistentes a los antibióticos entre las bacterias.

Las mediciones cuantitativas, por medio de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), mostraron que los marcadores génicos correspondientes a las supuestas bacterias patógenas eran más abundantes en las inundaciones interiores que en las inundaciones de las calles y el agua de pantanos. También se observó mayor abundancia de 16S rRNA y genes sul1 en aguas estancadas de interiores.

Los sedimentos movilizados por las crecidas mostraron mayor cantidad de patógenos putativos después de la inundación tanto en áreas residenciales como en parques públicos.

8.3En general, el estudio demuestra que las inundaciones extremas pueden aumentar el nivel de exposición a los patógenos y los riesgos asociados. En particular, las muestras de las aguas de las inundaciones dentro de las casas cerradas mostraron concentraciones de sul1 250 veces mayores y 60 veces mayores de int1l que en las muestras de los pequeños ríos pantanosos.

En conclusión, el estudio demuestra la presencia de altas concentraciones de bacterias fecales, así como genes asociados con la resistencia a los antibióticos en las inundaciones y los sedimentos de Houston después del huracán Harvey. El estudio indica que los residentes y los trabajadores de la reconstrucción deben ser extremadamente cautelosos cuando encuentran agua estancada en casas cerradas y que las personas en general deben tener especial cuidado para evitar el contacto directo con aguas estancadas, especialmente en casas inundadas con nichos para que crezcan los patógenos y aconsejan usar equipos de protección, y cuidado extremo con los sujetos inmunocomprometidos o personas con heridas abiertas.

Ahora, el grupo de investigación de Lauren Stadler está utilizando la experiencia adquirida durante Harvey para avanzar en el desarrollo de métodos para medir la transferencia horizontal de genes que se lleva a cabo en el medioambiente.
8.4
Yu P, et al. Elevated levels of pathogenic indicator bacteria and antibiotic resistance genes after hurricane Harvey’s flooding in Houston. Environ Sci Technol Lett 2018; doi: 10.1021/acs.estlett.8b00329