La Fiebre Amarilla se extiende a la República del Congo

Sin título

A mediados de mayo, el Comité de Emergencias del RSI de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la Fiebre Amarilla se reunió y decidió que los brotes de fiebre amarilla urbana en Angola y la República Democrática del Congo era una situación grave de salud pública que requería intensificar las acciones nacionales sobre la misma y mejorar el apoyo internacional. El Comité decidió que, basándose en la información proporcionada, la situación en ese momento no constituía una emergencia de salud pública de importancia internacional (PHEIC).

Tres meses después de esta decisión, en agosto, un experto de la Universidad de Georgetown pidió al director general de la OMS, Margaret Chan, por carta, convocar el Comité después de pasar tiempo en Kinshasa, República Democrática del Congo (RDC) para observar la respuesta a la epidemia.

Sin título

Un inmunólogo del Instituto O’Neill de la Ley Nacional de Salud Global, el doctor Daniel R Lucey, profesor de microbiología e inmunología en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown (GUMC) expuso sus razones de alarma en una carta publicada en ProMED-Mail. Estas incluían la propagación continua de la epidemia de fiebre amarilla en la República Democrática del Congo, la escasez de la vacuna y la extensión del virus a las áreas vecinas de la República del Congo.

Los últimos datos muestran que Angola no ha informado de casos confirmados desde junio. Del 5 diciembre 2015 hasta 4 agosto 2016, se han notificado un total de 3867 casos sospechosos, de los cuales 879 son confirmados en laboratorio.

Sin título

El número total de muertes hasta la fecha es de 369. Se ha informado de casos confirmados en 16 de 18 provincias.

En la RDC, se han notificado hasta el 8 de agosto 2269 casos sospechosos y 74 confirmados; de ellos 56 son notificados como importados de Angola, tres son silvestres, 12 autóctonos y tres están en investigación. Los casos confirmados se han dado en siete de las 26 provincias del país. De los 74 casos confirmados.

Dentro de la campaña de vacunación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) programó ampliar la vacunación contra la fiebre amarilla a 17 millones de personas en Angola y la República Democrática del Congo en agosto y septiembre, antes de la temporada de lluvias. En Kinshasa, la administración de la vacuna en una quinta dosis estándar, se utilizará para asegurar la inmunidad postvacunal en los 8,5 millones de personas en esa ciudad.

Aunque la epidemia parece estar disminuyendo en las últimas 6 semanas, los funcionarios de salud de la ONU recuerdan a los gobiernos y autoridades sanitarias no bajar la guardia por Sin títuloque se está en una fase crítica de la respuesta y hay que prepararse para la temporada de lluvias de septiembre.

http://www.promedmail.org/post/4415083
http://www.who.int/emergencies/yellow-fever/situation-reports/12-august-2016/en/