Marcadores serológicos del Ébola en los trabajadores sanitarios

img01

Los brotes de la enfermedad del virus del Ébola (EVE) representan un importante desafío para la salud pública en el África subsahariana. La EVE fue reconocida inicialmente en 1976 durante brotes simultáneos en Zaire (ahora República Democrática del Congo [RDC]) (Zaire ebolavirus [EBOV]) y Sudán (Sudán ebolavirus). Desde entonces, ha habido más de 37 brotes de EVE que abarcan 14 países diferentes en África, Europa, Asia y América del Norte, con la mayoría causada por EBOV, 8 de los han ocurrido en la RDC. Durante estos brotes, hubo un aumento de infecciones y muertes entre los trabajadores sanitarios (HCW, por sus siglas en inglés) encargados de cuidar a quienes padecían EVE, factor que contribuye a la progresión del brote.

Los profesionales sanitarios están en la primera línea de la atención al enfermo y, por lo tanto, corren un mayor riesgo de contraer enfermedades debido a las exposiciones ocupacionales a los fluidos corporales, la falta de capacitación en el control de infecciones y la escasez de equipos de protección personal. La transmisión del EBOV de persona a persona se produce por contacto directo con fluidos corporales, secreciones o sangre de personas infectadas a través de la piel rota o las membranas mucosas; también puede transmitirse por contacto con superficies y materiales contaminados, como ropa de cama. Este riesgo es aún mayor en los entornos de recursos limitados del África subsahariana. Los entornos de atención médica han desempeñado un papel importante en la propagación de los brotes del virus del Ébola (EBOV). Los trabajadores sanitarios tienen un riesgo elevado de contacto con pacientes infectados con EBOV, especialmente si no se aplican rigurosamente las precauciones de seguridad.

img02

Nicole A. Hoff (Department of Epidemiology, Fielding School of Public Health, University of California, Los Ángeles), como primer firmante y otros 18 autores de instituciones de Washington, Kinshasa, San Francisco, Durham y Los Ángeles, han publicado en The Journal of Infectious Diseases un estudio sobre los marcadores séricos neutralizantes del virus Ébola en trabajadores de la salud en la República Democrática del Congo (RDC).

Los autores realizaron una encuesta serológica para determinar la seroprevalencia contra múltiples antígenos de EBOV entre los HCW de Boende Health Zone (RDC), el sitio de un brote de EBOV en 2014. Las entrevistas y las muestras biológicas se obtuvieron de 565 sanitarios que dieron su consentimiento previo. En general, 234 (41,4%) de los HCW incluidos fueron reactivos a al menos a una proteína del EBOV: 159 (28,1%) fueron seroreactivos para la inmunoglobulina G (IgG) antiglucoproteína, 89 (15,8%) para IgG antinucleoproteína y antiglucoproteína, y 54 (9,5%) fueron VP40 positivos. Además, los sueros de 16 (2,8%) HCW demostraron capacidad de neutralización. Estos datos demuestran que una proporción significativa de los HCW tienen la capacidad de neutralizar el virus, a pesar de no haber desarrollado nunca los síntomas de la enfermedad, destacando un aspecto importante y mal documentado de la infección y la progresión de la EBOV.

img03

El estudio destaca el riesgo elevado de los HCW en la RDC y la exposición a patógenos transmitidos por la sangre en general. En última instancia, una de las estrategias más importantes para limitar la propagación del EBOV y otros patógenos transmitidos por la sangre es proporcionar capacitación adecuada a los HCW en los procedimientos de control de infecciones y la disponibilidad de equipos de protección personal para reducir la exposición a los fluidos corporales de los enfermos que tratan.

Además, los hallazgos del trabajo plantean preguntas adicionales sobre la exposición al EBOV circulante en la RDC y sus riesgos. Actualmente, no existe un estándar patrón serológico para el EBOV. Los resultados resaltan la necesidad de investigación adicional para comprender mejor los papeles que desempeña cada proteína en la respuesta inmune. Una mejor comprensión de la importancia de la seroreactividad de EVD y los factores de riesgo asociados con estas exposiciones mejorará la capacidad para diseñar e implementar estrategias sostenibles locales para limitar la exposición de los HCW al virus del ébola y otros patógenos.

 

Hoff N. A., et al. Serologic markers for Ebolavirus among Healthcare Workers in the Democratic Republic of the Congo. J Infect Dis 2018; doi: 10.1093/infdis/jiy499


http://www.who.int/features/ebola/health-care-worker/en/