Novartis abandona la investigación en antibacterianos y antivíricos

Novartis abandona la investigación en antibacterianos y antivíricos

 

7.1Al mismo tiempo, más de 700,000 personas mueren cada año por infecciones resistentes a la mayoría o todos los antibióticos, y para el 2050 la resistencia a los antimicrobianos se cobrará más vidas que el cáncer, algunas compañías farmacéuticas que decide que desarrollar nuevos anti-infecciosos no figura en su lista de prioridades. Novartis es el último gran fabricante de productos farmacéuticos que toma esa decisión. El 11.07.2018, la compañía anunció que su grupo de investigación con sede en Emeryville (California), en etapa inicial en Novartis Institutes for BioMedical Research (NIBR) está abandonando los programas de investigación antibacteriana y antiviral, y lo hace en un momento en que las cepas de bacterias resistentes a los medicamentos se están extendiendo por todo el mundo, un tema que en algún momento recibió una atención considerable en Novartis.

Las grandes compañías farmacéuticas han perdido gradualmente el interés en este tipo de medicamentos, principalmente debido un desafío económico y a la disminución de los márgenes de beneficio. La decisión de Novartis sigue movimientos similares de AstraZeneca, Roche, Bristol-Myers Squibb y Eli Lilly, porque es difícil desarrollar nuevas clases de medicamentos y, aunque lleguen al mercado, tienden a guardarse para el uso de última línea y, como resultado, las ventas son pequeñas.

De acuerdo con el reciente informe de la Fundación Antimicrobial Resistance Benchmark 2018, Novartis tenía 32 proyectos antimicrobianos en curso a partir de 2016, siete de los cuales se encontraban en la etapa clínica de desarrollo. Entre ellos se encuentran LFF571, un antibiótico dirigido a Clostridium difficile, y LYS228, un antibiótico con actividad contra Enterobacteriaceae resistente a carbapenemes (CRE), que se encuentra en la fase 2 de prueba de infección intra-abdominal complicada (cIAI) e infección complicada del tracto urinario (cUTI).

Antes de que se anunciara la reciente decisión, Novartis era una de las pocas compañías grandes farmacéuticas, basadas en investigaciones, que seguían activas en la investigación y el desarrollo de antibióticos. En 2016, la compañía fue uno de los firmantes de la Declaración de Davos, un compromiso escrito de más de 70 compañías farmacéuticas y biotecnológicas para invertir en investigación y desarrollo de tratamientos y diagnósticos innovadores para combatir las bacterias resistentes a los antibióticos.

 

7.2Esta no es la primera vez que NIBR se reorganiza. Hubo una considerable renovación poco después de que Jay Bradner tomará las riendas de los institutos. Y Novartis en sí misma es conocida por su inquieta búsqueda de recortes de costos allí donde puede encontrarlos, lo que desencadenó su decisión de desechar una unidad especial de genoterapia y terapia celular e integrar al grupo en la principal organización de desarrollo. La compañía ha decidido priorizar sus recursos en otras áreas donde están mejor posicionados para desarrollar medicamentos innovadores, e intentará vender sus licencias de proyectos a otras compañías.


No obstante, parece que otros antimicrobianos más específicos se mantienen en marcha, como dos medicamentos para el paludismo, el inhibidor de PfATP4, cipargamina (KAE609) y el derivado de imidazolopiperazina KAF156, en el desarrollo temprano en el Instituto Novartis para Enfermedades Tropicales (NITD).

Por otra parte, Novartis tiene presente que si bien hay varias pequeñas empresas de biotecnología que trabajan en investigación y desarrollo de antimicrobianos, empresas que carecen de la capacidad de comercializar sus descubrimientos, por lo que la empresa tiene la intención de seguir colaborando para producir, comercializar y vender antibióticos desarrollados por estas compañías más pequeñas. Y esto junto a otros gestos como sobre proyectos más pequeños dirigidos a tendencias como la decisión de transferir sus candidatos a la tuberculosis a la Alianza TB en 2014 de forma gratuita, que estaba en mejor posición para llevarlos adelante. Eso incluyó el medicamento clofazimina para la lepra en desarrollo para la tuberculosis multirresistente.

Por otra parte, las grandes compañías farmacéuticas también participan en el desarrollo de nuevos fármacos para infecciones resistentes indirectamente, a través de consorcios público-privados que adoptan un enfoque abierto al descubrimiento y desarrollo, a menudo encabezados por el mundo académico, y no requieren el mismo nivel de personal o instalaciones de la casa. Los ejemplos incluyen las iniciativas DRIVE-AB y ENABLE, parcialmente financiadas por la Comisión Europea, y el proyecto CARB-X respaldado por la Organización Mundial de la Salud.

Además, los gobiernos y organizaciones internacionales externas han intentado en los últimos años convencer a las compañías farmacéuticas para que mantengan sus programas de investigación en antibióticos a través de generosos subsidios e inversiones de financiación, pero no hay indicios claros de que estos esfuerzos lleguen a buen puerto.

7.3Estos incentivos de “atracción” podrían tomar la forma de una recompensa de entrada al mercado, en la que el desarrollador de un nuevo antibiótico recibiría un importante pago inicial (financiado por los gobiernos y otras fuentes), lo que reduciría la necesidad de maximizar las ventas. Otras ideas incluyen conceder a las compañías patentes extendidas para un nuevo antibiótico, o permitirles usar extensiones de patente para otros medicamentos que hayan desarrollado. A cambio, las compañías deberían asegurarse de que el nuevo antibiótico se use de forma responsable, asequible y ampliamente accesible. El 26 de junio, el Foro Económico Mundial emitió un informe en el que instaba a los gobiernos y las compañías farmacéuticas a colaborar en el diseño de incentivos de atracción. Y hace unos días se presentó, en la Cámara de Representantes de los EE. UU., un proyecto de ley Llamado REVAMP, que otorgaría 12 meses de exclusividad de mercado para los nuevos medicamentos designados como productos antimicrobianos prioritarios.

Un grupo industrial, la AMR Industry Alliance, también dijo a principios de este año que es necesario introducir incentivos para estimular la investigación y el desarrollo de la industria en antibióticos. En respuesta, un comisionado de la FDA publicó propuestas el mes pasado para incentivar la inversión biofarmacéutica en investigación y desarrollo de antibióticos, incluido un mecanismo de extracción en el cual los hospitales pagarían una tarifa de licencia fija a cambio de acceso a un número determinado de dosis anuales de un nuevo antibiótico, en lugar de reembolsando según el uso.
https://www.genengnews.com/gen-exclusives/as-novartis-exits-who-will-make-new-antibiotics/77901124

https://www.businessinsider.es/major-pharmaceutical-companies-dropping-antibiotic-projects-superbugs-2018-7?r=US&IR=T

https://pharmaphorum.com/news/novartis-will-cease-reasearch-development-into-antibiotics-layoff-140-employees/

https://www.healio.com/infectious-disease/antimicrobials/news/online/%7B420291a9-1052-4923-bd73-6bd7d504f0b9%7D/novartis-exit-more-bad-news-for-antibiotics-research