Nueva base para vacunas contra el virus de la gripe A

4371 Los virus mutantes adquieren la capacidad de escapar de la inmunidad prevalente colectiva por desplazamiento y deriva antigénica, lo que requiere la actualización anual de la composición de las vacunas contra la gripe estacional para que coincida con los virus circulantes, pero la eficacia protectora de las vacunas estacionales no siempre cumple con las expectativas.

El brote de la pandemia por el H1N1 de 2009 causó 200,000 muertes durante los primeros 12 meses de su circulación. La baja efectividad de la vacuna también se observó durante las temporadas de gripe 2012-2013 y 2014-20153,4. Son también graves amenazas para la salud pública los casos humanos esporádicos de infecciones zonticas mortales por las variantes gripales H5N1 y H7N9. Las vacunas actuales contra la gripe brindan una protección limitada contra los virus de la gripe A circulantes. Una vacuna universal contra la gripe eliminaría las limitaciones intrínsecas de las vacunas contra la gripe estacional. Por eso se necesita con urgencia una vacuna universal contra que induzca amplia protección cruzada contra virus gripales divergentes.

4372 Lei Deng (Center for Inflammation, Immunity & Infection, Georgia State University, Atlanta, USA) y nueve investigadores más, publican en Nature Communications los resultados de un estudio sobre la metodología para generar nanopartículas (PNps) de proteínas de doble capa para una vacuna universal contra la gripe. Las nanopartículas en capas se fabrican eliminando el solvente M2e tetramérico en núcleos de nanopartículas de proteínas y recubriendo estos núcleos mediante reticulación de hemaglutininas (HAs) sin cabeza. Los investigadores construyeron y purifican HAs sin cabeza representativas de dos grupos filogenéticos de HA. Las vacunaciones en ratones con las PNps de proteínas resultantes indujeron inmunidad potente y duradera, protegiendo completamente a los ratones contra los retos por virus divergentes de gripe A del mismo grupo o ambos grupos.

Los resultados demuestran la importancia de incorporar dominios de tallo de HA estabilizados en la estructura y M2e en una vacuna universal contra la gripe para mejorar su potencia y amplitud protectora. Estas potentes PNps de proteínas que se pueden desensamblar indican una amplia aplicación en la administración de fármacos de liberación controlada.

4373

En este estudio, encontramos que las PNps estratificadas compuestas por dominios de tallo de HA estabilizados por estructura de ambos grupos de HA y el nuevo M2e construido son altamente inmunogénicos para inducir la protección inmune contra los desafíos del virus de la influenza A homosubpéptico y heterosubptico. Las PNps de doble capa tienen el potencial de convertirse en una vacuna universal contra la gripe. El desensamblaje fisiológicamente activado de las PNps después de la captación en las células implica una amplia utilización para la administración de fármacos de liberación controlada.

En conclusión, los diseños basados en la estructura de las proteínas recombinantes hRHA y 4MtG y las nuevas estructurase PNps proporcionan una prueba de concepto para una vacuna universal contra la gripe. Además, las PNps potentes desmontables indican una amplia aplicación para el desarrollo de vacunas contra otros patógenos, y para la administración de fármacos de liberación controlada. El recubrimiento de las PNps con ligandos del receptor de células inmunes tales como CD154, ligandos del receptor 1/2 o similares, o con adyuvantes proteicos tales como fusoquinas, ligandos TLR y ligandos de quimioquina con motivo C-C, es otra vía para facilitar la administración de fármacos proteicos dirigidos y mejorar las respuestas inmunes.

Por otro lado, la naturaleza abiótica de las PNps también mejora su capacidad de almacenamiento independiente de la cadena de frío durante 3 meses a temperatura ambiente, una propiedad deseable para el transporte de vacunas a los países de bajos ingresos.

Deng L, et al. Double-layered protein nanoparticles induce broad protection against divergent influenza A viruses. Nature Communications 2018; 9, Art. 359. DOI: 10.1038/s41467-017-02725-4