Nuevo AB para grampositivos

Nuevo AB para bacterias grampositivas

 

9.1La resistencia a los antibióticos es una creciente crisis de salud pública. La Organización Mundial de la Salud ha considerado que la resistencia a los antibióticos es una de las tres mayores amenazas para la salud humana porque las bacterias son cada vez más resistentes y se están desarrollando muy pocos tratamientos. Hay estudios han estimado que las infecciones resistentes a los medicamentos podrían ser responsables de 10 millones de muertes al año en todo el mundo en 2050.

Varios informes de bacterias resistentes a múltiples fármacos que son resistentes a todos los antibióticos disponibles exigen el desarrollo de nuevas estructuras químicas para uso como antibióticos.

Clement Opoku-Temeng (Chemistry Department, Institute for Drug Discovery, Purdue University, USA) y otros autores de la misma universidad y de la de Maryland, han publicado en el European Journal of Medicinal Chemistry, los resultados de sus investigaciones sobre nuevos agentes bacteriostáticos análogos de N-(1,3,4-oxadiazol-2-yl)benzamida, frente a bacterias grampositivas resistentes a la meticilina y vancomicina.

 

9.2Los investigadores, desde el cribado de una biblioteca química, identificaron compuestos con actividad antibacteriana frente a diversas bacterias. Los compuestos más potentes, el F6-5 y el F6, mostraron el crecimiento de varios patógenos grampositivos resistentes a fármacos a concentraciones que variaron de 1 μg/ml a 2 μg/ml. Ambos compuestos fueron activos contra aislados clínicos de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), S. aureus con resistencia intermedia y total a la vancomicina (VISA y VRSA respectivamente) y Enterococcus faecalis (VRE) resistente a la vancomicina. El F6 también tuvo actividad sobre Listeria monocytogenes– Los experimentos de generación de resistencia revelaron que SARM podría desarrollar resistencia al antibiótico ciprofloxacino pero no a F6. La concentración mínima inhibitoria, o CMI, se mantuvo sin cambios para F6 en nueve pases y se duplicó en el décimo, permaneciendo sin cambios hasta el pase número 14 durante un período de dos semanas. En comparación, la CMI del antibiótico ciprofloxacino se triplicó después del octavo pase y continuó aumentando hasta más de 2.000 veces en el pase decimocuarto.

Se vio que el F6 no era tóxico contra las células de mamíferos. En un modelo animal múrido experimental de infección de herida de la piel, el F6 fue equiparable en potencia en la reducción de SARM con el ácido fusídico.

Los investigadores de Purdue ahora comenzarán a fabricar derivados de F6 para ver si pueden ser aún más activos. Están trabajando con la Oficina de Comercialización de Tecnología del centro para buscar socios que ayuden a desarrollar aún más la nueva entidad molecular.

En resumen, el agente antibacteriano, F6 posee potente actividad contra los patógenos grampositivos resistentes a los fármacos, el SARM no pudo desarrollar resistencia al F6, y la carga bacteriana en la infección de herida de la piel se pudo reducir con el F6.

Opoku-Temeng C, et al. N-(1,3,4-oxadiazol-2-yl)benzamide analogs, bacteriostatic agents against methicillin-and vancomycin-resistant bacteria. Eur J Med Chem 2018;155: 797-805. doi: 10.1016/j.ejmech.2018.06.023.