Nuevo compromiso global para acabar con la tuberculosis

403(1) El 17 de noviembre de 2017, 75 ministros acordaron tomar medidas urgentes para erradicar la tuberculosis (TB) antes de 2030. El anuncio se ha producido en la primera Conferencia Ministerial Mundial de la OMS sobre Terminación de la Tuberculosis en la Era del Desarrollo Sostenible, como una respuesta multisectorial, que reunió a delegados de 114 países en Moscú.

El Presidente Vladimir Putin de la Federación de Rusia abrió la Conferencia, junto con Amina J Mohammed, Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, y el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

La Declaración de Moscú para erradicar la tuberculosis es una promesa para aumentar la acción multisectorial, así como para rastrear el progreso y generar responsabilidad. También informará a la primera reunión de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la tuberculosis en 2018, que buscará nuevos compromisos de los jefes de Estado.

Los esfuerzos mundiales para combatir la TB han salvado aproximadamente 53 millones de vidas desde 2000 y han reducido la tasa de mortalidad por TB en un 37%; sin embargo, el progreso en muchos países se ha estancado, los objetivos mundiales están desviados y persisten brechas en la atención y prevención de la TB.

Como resultado, la TB sigue matando a más personas que cualquier otra enfermedad infecciosa. Hay problemas importantes asociados con la resistencia a los antimicrobianos, y es el principal asesino de personas con VIH.

403(2)

A la reunión asistieron ministros y delegaciones de países, así como representantes de la sociedad civil y organizaciones internacionales, científicos e investigadores. Más de 1000 participantes participaron en la conferencia de dos días que dio como resultado el compromiso colectivo de impulsar la acción en cuatro frentes:

  • Avanzar rápidamente para alcanzar la cobertura universal de salud fortaleciendo los sistemas de salud y mejorando el acceso a la prevención y atención de TB centrada en las personas, asegurando que nadie se quede atrás.
  • Movilizar una financiación suficiente y sostenible a través de mayores inversiones nacionales e internacionales para cerrar las brechas en la implementación y la investigación.
  • Avanzar en la investigación y desarrollo de nuevos métodos para diagnosticar, tratar y prevenir la TB.
  • Crear responsabilidad a través de un marco para rastrear y revisar el progreso en la erradicación de la tuberculosis, incluidos los enfoques multisectoriales.

Los ministros también prometieron minimizar el riesgo y la diseminación de la resistencia a los medicamentos y hacer más para involucrar a las personas y las comunidades afectadas por TB y en riesgo de hacerlo.

La Federación de Rusia, anfitriona de la Conferencia, acogió con satisfacción la Declaración de Moscú. La profesora Veronika Skvortsova, Ministra de Salud de la Federación Rusa, entre otras cosas, dijo: “La tuberculosis es un problema complejo y multisectorial que requiere una respuesta sistémica y altamente coordinada para abordar las condiciones que conducen la enfermedad”, “El marco de rendición de cuentas que acordamos desarrollar marca un nuevo comienzo y, con el apoyo de la OMS para coordinar y seguir el progreso, esperamos que la Declaración de Moscú nos conduzca a la reunión de alto nivel de la ONU”.

http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2017/commitment-end-tuberculosis/en/