Nuevo método para generar anticuerpos humanos

Los anticuerpos son producidos por las células B del cuerpo para combatir infecciones por bacterias, virus y otros patógenos invasores. Cuando una célula B individual reconoce una molécula de “antígeno” derivada de un patógeno específico, puede proliferar y desarrollarse en células plasmáticas que segregan grandes cantidades de anticuerpo capaz de unirse al antígeno y evitar la infección.

Irene Sanjuan Nandin (Lymphocyte Interaction Laboratory and Protein Purification and Structural Biology, Francis Crick Institute, London, Eng) y otros dieciocho autores más, de distintos centros de Reino Unido y EE.UU, liderados por Facundo Batista, del Instituto Francis Crick de Londres y del Ragon Institute de MGH, MIT y Harvard, han publicado en la revista científica The Journal of Experimental Medicine, un estudio de un equipo internacional de científicos que ha desarrollado un método para producir rápidamente anticuerpos específicos humanos en el laboratorio.

Las vacunas siguen siendo la herramienta más eficaz para prevenir las enfermedades infecciosas. Los autores del estudio 4introducen un enfoque de vacunación de refuerzo in vitro que se basa en la activación dependiente de antígeno de células B humanas de memoria en cultivo mediante el tratamiento de células B derivadas de enfermos con minúsculas nanopartículas recubiertas con oligonucleótidos CpG y el antígeno apropiado. Con esta técnica, los oligonucleótidos CpG sólo se internalizan en células B que reconocen el antígeno específico, y estas células son por lo tanto las únicas en las que TLR9 (Toll-like receptor 9) se activa para inducir su proliferación y desarrollo en células plasmáticas que secretan anticuerpos. La estimulación induce la proliferación de células B específicas de antígenos, la diferenciación de células B en células plasmáticas y la secreción de anticuerpos después de unos pocos días de cultivo. Los investigadores validaron esta estrategia utilizando células de donantes sanos para recuperar anticuerpos humanos frente al toxoide del tétanos y la hemaglutinina (HA) de la gripe H1N1 y los nuevos subtipos emergentes como H5N1 y H7N9. Los anticuerpos anti-HA tenían reacción cruzada contra múltiples subtipos, y algunos mostraron actividad neutralizante. Aunque estos anticuerpos pueden haber surgido como resultado de una infección de gripe previa, también se obtuvieron anticuerpos reactivos a gp120 de donantes no infectados con VIH, lo que indica que podemos generar anticuerpos sin exposición antigénica previa. En general, el nuevo enfoque puede utilizarse para producir rápidamente anticuerpos terapéuticos y 5tiene el potencial de evaluar el poder inmunógeno de los antígenos candidatos, que podrían ser explotados en el futuro desarrollo de la vacuna.

En resumen, el estudio proporciona un marco para una nueva y eficiente plataforma in vitro para la estimulación selectiva de células B de memoria de donantes sanos, dando lugar a la proliferación y diferenciación en las células plasmáticas que producen anticuerpos específicos del antígeno. La metodología podría tener importantes aplicaciones en la producción de anticuerpos terapéuticos; específicamente, debe permitir su producción en un plazo corto in vitro y sin necesidad de vacunación o donación de sangre/suero de individuos recientemente infectados o vacunados. Además, el método ofrece el potencial de evaluar y facilitar el desarrollo de nuevas vacunas permitiendo la evaluación eficiente de cualquier antígeno candidato.

Sanjuan Nandin et al. Novel in vitro booster vaccination to rapidly generate antigen-specific human monoclonal antibodies. J Exp Med, 2017 DOI: 10.1084/jem.20170633