Nuevo virus en China transmitido por garrapatas.

img1En abril de 2017, la vigilancia de las enfermedades transmitidas por garrapatas en China condujo a la identificación de una enferma de Alongshan, agricultora de 42 años de edad, que se presentó en un hospital de Mongolia Interior, con antecedente de picaduras de garrapatas, con una enfermedad febril,  náuseas y cefalea de causa desconocida. La manifestación clínica de la enfermedad fue similar a la de la infección por el virus de la encefalitis transmitida por garrapatas (TBEV), que es endémico de la región, pero no se detectaron ni ARN ni anticuerpos contra este virus  lo que llevó a los investigadores a buscar otras causas. Posteriormente se demostró que la persona estaba infectada con un virus genéticamente diferente de otros virus conocidos.

img2Ahora, Ze-Dong Wang (School of Life Sciences and Engineering, Foshan University, Foshan, Guangdong Province, China), como primer firmante, y más de veinte co-autores, todos de instituciones chinas, han publicado en el New England Journal of Medicine la descripción de la nueva infección vírica transmitida por garrapatas.

Los investigadores obtuvieron una muestra de sangre de la enferma índice e intentaron aislar e identificar un patógeno causal, utilizando el análisis de la secuencia del genoma y microscopía electrónica. También iniciaron un programa de vigilancia intensa en el mismo hospital para detectar a otros enfermos que presentaban fiebre, dolor de cabeza y antecedentes de picaduras de garrapatas. Se utilizaron ensayos de reacción de cadena de la polimerasa de transcriptasa inversa (RT-PCR) y de cultivo celular para detectar el patógeno, así como los ensayos de inmunofluorescencia y neutralización para determinar las concentraciones de anticuerpos específicos víricos en las muestras de suero de los enfermos. Los doctores tomaron muestras de suero de los enfermos y 100 personas sanas, como control, que vivían en el área, y recolectaron garrapatas y mosquitos locales para hacer pruebas de detección víricas relacionadas con el estudio.

Los autores encontraron que la enferma índice estaba infectada con un virus de ARN segmentado previamente desconocido, al que denominamos virus de Alongshan (nombre de una ciudad al noroeste de China) (ALSV) y que pertenece al grupo jingmenvirus, con genoma de RNA de cadena simple de polaridad positiva y segmentado de la familia Flaviviridae. La infección por ALSV fue confirmada con pruebas de RT-PCR en 86 pacientes de Mongolia Interior y Heilongjiang, de 374 analizados que presentaban fiebre, cefalea y antecedentes de picaduras de garrapatas, 95%, y que visitaron el hospital de la ciudad durante los cinco meses siguientes. Casi todos los enfermos, 98%, eran agricultores o trabajadores forestales, de ellos 73% hombres. Los ensayos serológicos mostraron que la seroconversión se había producido en los 19 pacientes para los que se disponía de muestras de la fase aguda y de convalecencia de la enfermedad.

Los enfermos identificados como infectados con el virus de Alongshan fueron tratados con una combinación de fármacos antivirales y antibióticos (ribavirina intravenosa (0,5 g/día) y benzilpenicilina sódica intramuscular (2 millones de U/día) durante 3-5 días… Sus síntomas desaparecieron después de seis a ocho días de tratamiento y todos se recuperaron sin complicaciones aparentes a largo plazo. La infección por el ALSV se diferencia de otras enfermedades transmitidas por garrapatas por ser más leve, sin fiebre muy alta, ausencia de trombocitopenia y encefalitis.

La mediana de la estancia hospitalaria fue de 11 días, y no se produjeron muertes ni complicaciones clínicas a largo plazo en los enfermos confirmados con el ALSV.

img3Según los investigadores hasta ahora el virus se ha encontrado sólo en el noreste de  China, pero advirtieron que podría extenderse a más zonas. Se sospecha que el virus es transmitido por la garrapata Ixodes persulcatus, que se puede encontrar ampliamente distribuida en China, Corea, Japón, Mongolia, Rusia y partes de Europa del Este. Los huéspedes comunes incluyen la mayoría de los mamíferos (ovejas, ganado, caballos, perros, conejos, humanos) y ocasionalmente algunas aves. El virus también se ha detectado en los mosquitos de la región. Por ahora no se ha demostrado epidemiológicamente la transmisión del virus de persona a persona.

El estudio fue financiado por el National Key Research and Development Program of China and the National Natural Science Foundation (2017YFD0501700) y el National Natural Science Foundation de China (31672542 and 31372430).

 Wang ZD, et al. A New segmented virus associated with human febrile illness in China.  N Engl J Med. 2019; 380:2116-2125. doi:10.1056/NEJMoa1805068