Nuevos compuestos frente al paludismo

1 El paludismo es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos de Plasmodium. Los mosquitos Anopheles actúan como vectores de la enfermedad. La transmisión del paludismo es más común en las regiones donde los mosquitos Anopheles son frecuentes, como en el África subsahariana y el sur de Asia. En 2015, se notificaron 214 millones de casos de paludismo en todo el mundo y se registraron 438.000 muertes. La infección no complicada ser tratada con terapia de combinación basada en artemisinina (ACT). El paludismo grave puede desarrollarse si los casos no son tratados en 24 horas, y estos individuos desarrollan complicaciones que a menudo pueden ser mortales. El tratamiento para los casos graves es difícil y puede tener efectos secundarios deletéreos. Además, la resistencia a los fármacos a ACT es un problema creciente en las regiones propensas a la enfermedad. Teniendo en cuenta los retos a los que se enfrenta el uso de la terapéutica disponible contra el paludismo, se necesitan nuevos fármacos.

Stefano Pegoraro, de la Universidad de Hilderberg (4SC AG, Am Klopferspitz 19a, 82152 Martinsried, Germany) y 14 autores más de Alemania, Reino Unido, Australia, y Francia, han publicado el 31.01.2017, un artículo en Nature Communications sobre el desarrollado un potencial terapéutico para el tratamiento del paludismo que ha demostrado tener éxito en modelos animales.
Selection_002
Los autores se centraron en la creación de un programa de química medicinal a partir de amicarbalide que condujo a dos compuestos con propiedades farmacológicas y antiparasitarias optimizadas, el SC81458 y el candidato de desarrollo clínico, SC83288, que pueden curar una infección por P. falciparum en un sistema de modelo de ratón NOD / SCID humanizado. El SC83288 un fármaco antipalúdico con un nuevo objetivo molecular y estructura química distinta para evitar la resistencia cruzada que se pueda producir, así como la creación de un tratamiento que sea seguro de usar en casos de paludismo grave. Comenzaron con el amicarbalide, un fármaco que fue utilizado previamente en medicina veterinaria contra los protozoos. El uso de este fármaco se interrumpió debido a las pobres tasas de eliminación del parásito y los efectos secundarios tóxicos; sin embargo estos investigadores han sido capaces de crear estos dos compuestos derivados, SC81458 y SC83288, de acción rápida y mejores propiedades farmacológicas y antiplasmodiales.

Los investigadores probaron la eficacia de los compuestos en ratones NSG humanizados infectados con parásitos de Plasmodium. Los ratones NSG muestran sistemas inmunes humanos funcionales y se usan comúnmente para evaluar compuestos para tratar enfermedades humanas. Los ratones NSG tratados con SC81458 y SC832883 mostraron una parasitemia reducida que cayó por debajo del nivel de detección 8 a 10 días después de la infección. Además, todos los ratones toleraron el tratamiento y no mostraron signos de distrés. También se demostró que SC81458 y SC83288 utilizan un mecanismo diferente para eliminar los parásitos de Plasmodium que los fármacos actuales y no muestran resistencia cruzada alguna con los fármacos usados actualmente. Estos compuestos se encuentran en las primeras etapas de la prueba, pero sus características, como acción rápida sobre los parásitos, un buen margen de seguridad, modo de acción potencialmente novedoso y un quimiotipo distinto apoyan el desarrollo clínico de SC83288, como una aplicación intravenosa para el tratamiento del paludismo grave.

Pegoraro S,. et al. SC83288 is a clinical development candidate for the treatment of severe malaria. 2017; 8: 14193. doi:10.1038/ncomms14193