Paludismo en Italia

356(1)El paludismo, en la primera semana de septiembre, mató a una enferma de 4 años en Italia, lo que generó temores en las autoridades sanitarias de que la enfermedad transmitida por mosquitos haya regresado al país después de décadas.

La niña desarrolló una fiebre alta después de volver a su casa de unas vacaciones en Bibione, una ciudad costera en la costa adriática cerca de Venecia. Como su situación empeoró, fue llevada a un hospital en la ciudad de Trento. Al cabo de una hora de ingresar, la niña entró en coma y se le diagnosticó paludismo, fue trasladada a un hospital de Brescia, especializado en enfermedades tropicales, pero falleció el día 4 de septiembre por la noche.

Los sanitarios se han preguntado sobre cómo contrajo la enfermedad, ya que la niña
nunca había viajado a países propensos a riesgos de paludismo, aunque un antecedente significativo fue que, durante el estudio de otra enfermedad, compartió la misma sala hospitalaria dos semanas antes en el hospital Santa Chiara de Trento, con dos niños que habían contraído paludismo mientras estaban en Burkina Faso. Como es casi imposible la transmisión directa entre enfermos, la opción barajada más probable es la transmisión por mosquitos Anopheles.

356(2)El mosquito que transmitió la enfermedad, según los expertos, pudo haber viajado a Italia y sobrevivir de alguna manera, entre otras razones debido al caluroso y largo verano. Si se tiene en cuenta el tiempo entre la inoculación del parásito por un mosquito y la aparición de los síntomas es de unos 10 días, la hipótesis del contagio durante la estancia en el hospital no sería congruente. Más probable sería la picadura por un mosquito infectado de los que llegan con frecuencia en los equipajes de los medios de transporte desde zonas endémicas de paludismo. Si se confirma que el caso es nativo y transmitido por mosquito, sería el primero en veinte años. El último episodio tuvo lugar en 1997 en Grossetano.

El paludismo afecta principalmente a niños en África, y otras zonas como partes de Asia, Iberoamérica y Medio Oriente. Se calcula que la enfermedad mató en el mundo a más de 420.000 personas el año pasado.

En los últimos años, los funcionarios sanitarios europeos han señalado varios casos aislados de paludismo adquirido localmente, incluido un caso en Roma en 2009.
Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, en los últimos decenios se han registrado 75 casos de malaria relacionada con los mosquitos en el equipaje que llegan a Europa Occidental desde los países endémicos de la enfermedad.

Italia ha estado libre de paludismo desde la década de 1950, con la mayoría de los casos registrados vinculados a turistas que regresaron de países donde es común la enfermedad.

356(3)Según una circular, publicada en diciembre pasado por el Ministerio de Salud, desde el año 2011 al 2015 se notificaron en Italia 3 633 casos de paludismo, de los cuales 89 por ciento con diagnóstico confirmado por laboratorio, un promedio de 726 casos por año, convirtiéndose en la enfermedad tropical más frecuentemente importada. El 70 por ciento de los casos se produjeron en el sexo masculino y el 45 por ciento en personas entre 24 a 44 años de edad. De los ciudadanos italianos, el 20 por ciento de los casos se debió a viajes por trabajo, turismo, por misión voluntaria/religiosa. Los casos indígenas notificados antes de la muerte del niño en Brescia fueron siete: “Dos inducidos (P. falciparum y P. malariae), tres crípticos (1 de P. falciparum y 2 de P. malariae), otro por P. falciparum de equipaje, y otro un caso sospechoso introducido (P. vivax) y transmitido por vectores indígenas”.

http://www.salute.gov.it/portale/news/p3_2_4_1_1.jsp?lingua=italiano&menu=salastampa&p=comunicatistampa&id=4937

http://www.trovanorme.salute.gov.it/norme/renderNormsanPdf;jsessionid=N+k+1qYNof3-GBRjwhtd9A__.sgc3-prd-sal?anno=2016&codLeg=57366&parte=1%20&serie=null