Paraguay libre de paludismo

Paraguay libre de paludismo

 

11.1La Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó el 11 de junio pasado que se ha eliminado el paludismo en Paraguay, el primer país de las Américas en recibir esta certificación desde que Cuba la recibiera en 1973.

En 2016, la OMS identificó a Paraguay como uno de los 21 países que tenían el potencial de eliminar el paludismo para 2020. Con la “iniciativa E-2020”, la OMS está apoyando a estos países que están redoblando esfuerzos en las actividades para convertirse en países libres de paludismo. Otros países de las Américas que participan en la iniciativa E-2020 son Belice, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Méjico y Surinam.

De 1950 a 2011, Paraguay elaboró de manera sistemática políticas y programas para controlar y eliminar el paludismo, un importante reto de salud pública para un país que notificó más de 80.000 casos de la enfermedad en los años cuarenta. Como resultado de estas acciones, en Paraguay se registró el último caso de paludismo por Plasmodium falciparum en 1995 y por P. vivax en 2011.

 

11.2En 2011 se lanzó un plan quinquenal para consolidar estos los avances, prevenir el restablecimiento de la transmisión y prepararse para la certificación de la eliminación. Las actividades se centraron en una fuerte gestión de casos, el trabajo con las comunidades y la educación para que las personas estuvieran mejor informadas sobre más formas de prevenir la transmisión de del paludismo, así como sobre el diagnóstico y las opciones para el tratamiento.

   En 2016, en la fase siguiente de la campaña de eliminación, el Ministerio de Salud lanzó una iniciativa de tres años para mejorar los conocimientos prácticos del personal de salud de Paraguay que proporciona atención directa. Con el apoyo del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y el paludismo, el país fortaleció su capacidad para prevenir las enfermedades, detectar casos sospechosos, diagnosticar el paludismo con exactitud y brindar tratamiento rápido, todas ellas estrategias clave para enfrentar la amenaza continua de importación del paludismo de países con la enfermedad endémica.

 

11.3En abril de 2018, el panel independiente de certificación de la eliminación del paludismo concluyó que en Paraguay se había interrumpido la transmisión autóctona durante los tres años requeridos y que el país tenía la capacidad para prevenir el restablecimiento de la transmisión. El panel recomendó al Director General de la OMS que certificara que el país estaba libre de paludismo.

Los integrantes del panel destacaron factores tales como la calidad y la cobertura de los servicios de salud, la concientización del personal de salud que proporciona atención directa para el paludismo, la disponibilidad universal de tratamiento médico gratuito y un sólido sistema de vigilancia.

Entre 1960 y 1973 se certificó la eliminación del paludismo de siete países y territorios de las Américas: Cuba, Dominica, Granada, Jamaica, Santa Lucía, Trinidad y Tobago y el norte de Venezuela. En la región de las Américas, los casos de paludismo bajaron 62% y las muertes por el mismo disminuyeron 61% entre 2000 y 2015. Sin embargo, el aumento de los casos de paludismo notificados en varios países en 2016 y 2017 indica que subsisten importantes desafíos, entre ellos el diagnóstico, el tratamiento y la investigación de casos, en particular en zonas remotas.

http://www.who.int/es/news-room/detail/11-06-2018-who-certifies-paraguay-paludismo-free

 
11.4