Parásitos y cáncer

Sin títuloEn un artículo reciente, cuyo primer firmante es el patólogo Atix Muehlenbachs del CDC, publicado en N Engl J Med, se describe la transformación maligna de células de Hymenolepis nana en un huésped humano.

En enero de 2013, la clínica de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia, recibió a un hombre de 41 años que llevaba varios meses con fatiga, fiebre, tos y pérdida de peso. Hacía siete años le habían diagnosticado infección por VIH pero en el momento de ingreso no cumplía con el tratamiento específico. El recuento más reciente de células CD4 era 28 mm3 y la carga viral de 70.000 copias/ml.

Sin título

Un examen parasicológico de las heces reveló la presencia de H. nana. En los exámenes radiográficos se vio lo que parecían ser tumores, algunos de 4 cm de longitud, en pulmones, hígado y otras partes del cuerpo. Por estudios anatomopatológico de muestras de biopsias de ganglios linfáticos y pulmón se observaron nidos de células cancerígenas pequeñas no humana, monomórficas no diferenciadas.

Las características morfológicas y comportamiento invasor de las células fueron características de cáncer, pero su pequeño tamaño sugirió un origen no humano. Una prueba basada en ácidosSin título nucleicos (PCR) dirigida a las eucariotas identificó ADN de H. nana. Aunque las células eran irreconocibles como tejido de tenia, las tinciones inmunohistoquímicas y las sondas de hibridación in situ marcaron las células. Las pruebas de secuenciación identificaron variantes genómicas estructurales de H. nana compatibles con las mutaciones descritas en el cáncer. La proliferación en el huésped inmunodeprimido puede haber permitido mutaciones somáticas que se acumulan en la población de células madre de H. nana, y que en última instancia conducen a la transformación maligna.

Algunos agentes infecciosos, como el virus del papiloma humano y Schistosoma haematobium, contribuyen al cáncer humano en todo el mundo. Clones transmisibles de células cancerosas circulan naturalmente dentro de las poblaciones de perros y demonios de Tasmania (Sarcophilus harrisii), especie de marsupial que ya solo se encuentra en la isla de Tasmania al sur de Australia. En los seres humanos, las células cancerosas se transmiten con frecuencia a través de trasplantes de órganos o de la madre al feto durante el embarazo. La enfermedad humana causada por las células cancerosas derivadas de parásitos es un nuevo hallazgo.

Sin título

Parásitos multicelulares que viven en tejido huésped generalmente poseen mecanismos celulares para la invasión de tejidos de acogida y la evasión inmune; estos mecanismos podrían potencialmente ser cooptados durante la transformación maligna en el huésped. La invasión de los tejidos humanos, por la proliferación de células anormales de tenia alteradas genéticamente es un nuevo mecanismo de enfermedad que une las infecciones y el cáncer.

Muehlenbachs A, et al. Malignant transformation of Hymenolepis nana in a human host. N Engl J Med 2015; 373: 1845-1852. DOI: 10.1056/NEJMoa1505892-11-07.
http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1505892#t=article