Parche para vacunar contra la gripe tan eficaz como la aguja

Según un grupo de investigadores, un parche a presión sin dolor funciona para vacunar contra la gripe.
14

Nadine G. Rouphael (Hope Clinic of the Emory Vaccine Center, Division of Infectious Diseases, Department of Medicine, School of Medicine, Emory University, Atlanta, GA, USA) y otros autores del TIV-MNP 2015 Study Group, han publicado en The Lancet, una investigación en la que se describe la seguridad, inmunogenicidad y aceptabilidad del primer estudio en el hombre sobre la vacuna de gripe con microaguja soluble en parches. Los parches Microneedle proporcionan una alternativa a la inmunización convencional con aguja y jeringa, ofreciendo potencialmente un mejor poder inmunógeno, simplicidad, rentabilidad, aceptabilidad y seguridad.

  Entre el 23 de junio de 2015 y el 25 de septiembre de 2015, 100 participantes voluntarios se asignaron al azar a uno de estos tres grupos: jeringuilla y aguja convencionales, vs. parches Microneedle administrados por personal sanitario, vs. Parches Microneedle autoadministrados. No hubo eventos adversos graves relacionados cualquiera de los sistemas de vacunación. La incidencia general de acontecimientos adversos solicitados (n=89 vs. n=73 vs. n=73) y acontecimientos adversos no solicitados (n=18 vs. n=12 vs. n=14) fue similar.
15
Las reacciones locales más comunes fueron leves y transitorias, como irritación (15 [60%] de 25 participantes [95% CI 39-79]) y dolor (11 [44%] de 25 [24-65]) después de la inyección intramuscular; y de irritación (33 [66%] de 50 [51-79]), eritema (20 [40%] de 50 [26-55]) y prurito (41 [82%] de 50 [69-91] después de la vacunación por aplicación de parche de microagujas.

La media geométrica de los títulos de anticuerpos al día 28 fueron similares entre el parche de microagujas administrado por un trabajador de salud vs. la vía intramuscular para la cepa H1N1 (1197 [95% IC 855-1675] vs. 997 [703-1415], p=0,05), la cepa H3N2 (287 [192-430] vs. 223 [160-312], p= 0, 4), y la cepa B (126 [86-184] vs. 94 [73-122], p=0. 06). Se registraron títulos geométricos similares en los participantes que se autoadministraron la vacuna con el parche de microaguja (todos p> 0,05).

Los tantos por ciento de seroconversión al día 28 fueron significativamente mayores después de la vacunación con el parche de microagujas en comparación con el placebo (p <0, 0001) y similares a la inyección intramuscular (p> 0 ,01).

El equipo de Georgia Tech, y la empresa derivada llamada Micron Biomedical, han estado trabajando en la vacuna parche durante años. Los datos del estudio han sido la primera prueba real con la vacuna contra la gripe. Los resultados muestran que las respuestas inmunes fueron muy similares a las provocadas por la vacuna administrada con jeringa y aguja.

Los diminutos puntos en forma de aguja en el parche están hechos de la propia vacuna. Cuando se presiona en la piel, las agujas se disuelven, inoculando la vacuna seca en la capa externa de la piel. En el lugar se concentrar las células del sistema inmune, primera línea de la defensa contra invasores tales como bacterias y virus.
16

Según el profesor de ingeniería biomolecular Mark Prausnitz, del Instituto de Tecnología de Georgia de la Universidad Atlanta, Georgia (Georgia Tech) quien lidera el equipo que desarrolla las vacunas de parche, el producto permaneció estable durante un año a temperaturas de hasta 38 ºC, con lo cual se puede conservar a temperatura ambiente.

Ahora Prausnitz y sus colegas están probando otras vacunas basadas en su nuevo dispositivo, incluyendo vacunas contra el sarampión, la rubéola, polio, e incluso las experimentales de los virus Ébola y Zika.

El ensayo está registrado en ClinicalTrials.gov, número NCT02438423.

Rouphael NG, et al. The safety, immunogenicity, and acceptability of inactivated influenza vaccine delivered by microneedle patch (TIV-MNP 2015): a randomised, partly blinded, placebo-controlled, phase 1 trial. The Lancet 2017. doi http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(17)30575-5