Peste en el Tíbet

Peste en el Tíbet

2.1La peste es principalmente una enfermedad de roedores salvajes, y sus pulgas parásitas se consideran los vectores transmisores. En la meseta Qinghai-Tíbet, en la que la Marmota himalayana es el huésped principal de Yersinia pestis, se han notificado, desde 1956, un total de 18 brotes de peste humana asociados con ovejas del lugar (Ovis aries) (78 casos con 47 muertes), y relacionados con la matanza o el desollamiento de ovejas enfermas o muertas. El huésped principal que afecta que a las ovejas es la Marmota himalayana. La meseta de Qinghai-Tíbet es un foco de peste natural, el foco más grande de China.

2.2Ruixia Dai (Qinghai Institute for Endemic Disease Control and Prevention, Xining, China), como primer firmante, y otros catorce autores chinos, han publicado en PLoS Negl Trop Dis, los resultados de un estudio sobre la peste en ovejas originada en marmotas. Los autores secuenciaron y compararon 38 cepas de Yersinia pestis aisladas de diferentes huéspedes, incluidos humanos, ovejas tibetanas y M. himalayana.

Las relaciones filogenéticas se reconstruyeron basándose en los polimorfismos de los nucleótidos genómicos identificado a partir de nuestros aislados y cepas de referencia.

A través del análisis genómico de las relaciones filogenéticas encontradas en el estudio, junto las conexiones epidemiológicas, como que la peste de ovejas tibetanas ocurrió después de la peste de M. himalayana y que un estudio previo identificó a estas ovejas como un reservorio de peste, los investigadores confirman que la peste humana se transmitió a partir de las ovejas tibetanas, mientras que la peste de las ovejas se originó a partir de las marmotas.
2.3
Las ovejas tibetanas pueden encontrar esta infección por contacto con roedores muertos o por picaduras de pulgas procedentes de M. himalayana durante las epizootias locales. Este tipo de ovejas representan aproximadamente 1/3 del total de ovejas en China. Las ovejas y las cabras tibetanas son importantes ganado doméstico en la meseta de Qinghai-Tíbet. Por lo tanto, los peligros de la peste ovina en esta región no deben desestimarse.

Dai R, et al. (2018) Human plague associated with Tibetan sheep originates in marmots. PLoS Negl Trop Dis 2018; 12(8): e0006635. https://doi.org/10.1371/journal.pntd.0006635