Plan Estratégico de Microbiología y Parasitología en el entorno de la libertad de elección. Madrid 2015-2019

La Dirección General de Atención Especializada de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha publicado recientemente un documento sobre la microbiología clínica con el título de “Plan Estratégico de Microbiología y Parasitología en el entorno de la libertad de elección.1 2015-2019” realizado por más de 50 especialistas en microbiología y parasitología y otros autores. Ha sido editado por la Subdirección de Gestión y Seguimiento de Objetivos en Hospitales de la Dirección General de Atención Especializada del Servicio Madrileño de Salud.

En el documento se contemplan diversos aspectos como el que el especialista en Microbiología y Parasitología ha de participar en las labores asistenciales, docentes e investigadoras de su servicio y centro de trabajo y resume las funciones generales del especialista en Microbiología y Parasitología en varios puntos, entre otros desempeñar la labor asistencial así como la correcta utilización de medios diagnósticos y terapéuticos, participar en las actividades programadas de las distintas unidades2 donde trabaja y de la institución, colaborar en las actividad docentes y de formación continuada, participar en programas de investigación y la comunicación de los resultados a la comunidad científica, participar en la gestión y planificación de la actividad asistencial y en el control de los recursos asignados para su funcionamiento, formar parte de las comisiones del centro y establecer guías de actuación.

En el documento también se recoge que los años próximos, en la opinión de los autores, van a suponer un reto trascendental para el desarrollo de la Microbiología y Parasitología en la Comunidad de Madrid ya que la reorganización de la formación de los especialistas derivada del Real Decreto de Troncalidad supone un alto grado de incertidumbre respecto a la formación y a la organización de los futuros especialistas. Además, considera que, se plantean simultáneamente grandes oportunidades que deben ser lideradas por los microbiólogos, incluyendo el desarrollo tecnológico, con la incorporación de técnicas de diagnóstico rápido y nuevas técnicas basadas en genómica y proteómica que proporcionan resultados seguros en un corto espacio de tiempo con una repercusión real en el beneficio del enfermo;3 la epidemiología molecular, que permite el estudio en tiempo real del incremento inesperado de determinados microorganismos relacionados genéticamente; el desarrollo de las tecnologías de la comunicación, con nuevas herramientas que facilitarán la tele-medicina y tele-microbiología, el afianzamiento de redes de colaboración y de vigilancia epidemiológica; desarrollo de bioinformática, aplicación de modelos matemáticos y series temporales que permitirán adelantarnos a los eventos de gran repercusión epidemiológica; y diseño de sistemas útiles de contabilidad analítica que permita el conocimiento preciso de los costes de los procesos con sistemas de facturación inter-servicios.

Se afirma que, en definitiva, el microbiólogo desempeña un papel fundamental en el control de la enfermedad infecciosa, pero debe tener la capacidad de saber transmitir a las autoridades sanitarias locales, la trascendencia de su actividad, tanto para la seguridad del paciente como para la salud de la comunidad.

PDF del Documento