Preocupación por una posible propagación súbita del virus A(H7N9) de la gripe aviaria en China

img1
Los CDC están preocupados por la propagación súbita de la gripe aviar A(H7N9) en China. Desde octubre de 2016 hasta marzo de 2017 el virus ha infectado ya 460 personas.

El A(H7N9) es una de varias cepas de la gripe aviaria que los funcionarios sanitarios observan debido a su potencial de causar una pandemia humana. Hasta ahora, el A(H7N9) no parece infectar a las personas fácilmente y las personas que están infectadas no parecen propagar la infección a otras. Pero, como se sabe, los virus de la gripe mutan rápidamente por lo que no se descarta que en un futuro pudieran transmitirse de persona a persona. El A(H7N9) puede ser mortal para los enfermos hasta en un 40% de los casos.

Se piensa que durante siglos los virus H7 han circulado entre las aves de corral. A partir de finales de marzo de 2013, China comenzó a informar de los primeros casos de infecciones zoonóticas por una nueva cepa del virus A(H7N9) que era muy diferente a la de los A(H7N9) conocidas hasta ese momento. Desde entonces, se han detectado en China cinco brotes anuales en humanos por este subtipo de virus, con 135, 230, 226, 123 casos respectivamente, en los cuatro primeros brotes y en el periodo actual, según la OMS, hasta la cuarta semana de marzo, se habían notificado 509 casos. En total 1 223 casos acumulados. Los CDC de EE.UU. consideran que los brotes actuales de infección por el virus A(H7N9) en China representan un problema de la salud pública grave.

img2Recientemente, en la segunda semana de febrero de 2017, investigadores de la Universidad de Hong Kong, del Laboratorio Estatal de la Universidad de Enfermedades Infecciosas Emergentes y del Departamento de Microbiología, encabezados por el profesor Chen Honglin, junto con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China, han informado de la identificación de una mutación en el virus A(H7N9) observada en el laboratorio que puede mejorar la capacidad del mismo para infectar a los seres humanos al tiempo que conserva la capacidad de circular entre especies de aves. Además de las aves, se notificaron dos infecciones humanas con la cepa mutada del virus en Guangdong. El análisis de la secuencia de genes encontró mutaciones de inserción en el gen de la hemaglutinina que hace al virus eficiente para infectar a células aviarias y humanas por una sustitución de un nucleótido único (G540A) en el segmento NS; no obstante, actualmente no existen pruebas de propagación de persona a persona del virus en China ni en ningún otro lugar.

img3
Anteriormente, el A(H7N9) sólo se había observado que era “poco patógeno” en las aves, lo que significa que el virus no causó brotes de enfermedad en estos animales. Ahora, si un virus de la gripe aviaria mata a las aves, es malo para los productores de aves de corral, pero puede ser una clara advertencia de que el virus se está extendiendo. El problema con A(H7N9) ha sido que no enferma claramente a las aves de corral, por lo que puede propagarse entre bandadas sin que la gente lo sepa.

Los CDC están trabajando en una nueva vacuna contra el A(H7N9) para en caso necesario emplearla contra el virus que ha empezado a mutar, aunque los CDC y la OMS no piensen que una pandemia de A(H7N9) este a punto de suceder.

Huang, X. et al. An NS-segment exonic splicing enhancer regulates influenza A virus replication in mammalian cells. Nat. Commun. 8, 14751 doi: 10.1038/ncomms14751 (2017)