Primera vacuna contra el MERS para pasar a ensayos clínicos

Sin títuloEl síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), identificado por primera vez en 2012, está causado por un coronavirus humano emergente, distinto al del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV), y representa un nuevo miembro del linaje C de los betacoronovirus. Desde su identificación, en junio de 2012, hasta el 3 de noviembre de 2015, la situación numérica global de MERS-CoV en el área de la epidemia(península Arábica y casos aislados en Europa y EEUU) era de 1.611 casos confirmados, con tasa de mortalidad del 42,6%. Se ha documentado la transmisión de persona a persona, siendo la transmisión nosocomial una vía importante de infección. Preocupa el reciente aumento de los casos de MERS en el Medio Oriente, junto con la falta de antivirales para su terapia o vacunas para prevenir esta infección.
Sin títuloLos autores, en un trabajo cuyo primer firmante es Karrupia Muthumani de la Universidad de Pensilvania, presentan en la revista Science Translational Medicine, el desarrollo de una vacuna de ADN sintética contra MERS-CoV. Esa vacuna optimizada de ADN que codifica la espícula proteína del MERS-CoV, que es una proteína de membrana de fusión clase I y representa la mayor proteína de la envoltura de los CoV que se une al receptor DPP4 como medio de entrada en las células diana, e induce potente inmunidad celular y anticuerpos neutralizantes específicos frente al antígeno en ratones, macacos, y camellos. Los Macacos rhesus vacunados seroconvirtieron rápidamente y mostraron altos niveles de actividad neutralizadora de virus. Todos los monos del grupo de control de la vacuna desarrollaron la enfermedad característica, incluyendo neumonía, mientras que los macacos vacunados fueron protegidos y no demostraron signos clínicos o radiográficos de neumonía. Estos estudios demuestran que la proteína de consenso de la vacuna con la espícula sintética del ADN del MERS puede inducir respuestas protectoras contra la exposición viral, lo que indica que esta estrategia puede tener valor como una posible modalidad de la vacuna contra este patógeno emergente.

Dos empresas están preparando ya los ensayos clínicos en humanos, Inovio de EEUU y la coreana GeneOne Life Science.

Muthumani K, et al. A synthetic consensus anti–spike protein DNA vaccine induces protective immunity against Middle East respiratory syndrome coronavirus in nonhuman primates. Science Translational Medicine 19 Aug 2015. Vol. 7, Issue 301, pp. 301ra132. DOI: 10.1126/scitranslmed.aac7462

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4573558/