Repercusión de las infecciones hospitalaria por bacterias multirresistentes

1 Las infecciones por organismos multirresistentes (OMR) son una amenaza global y particularmente común en los hospitales. El Dr. José Ignacio Barraza Villar y otros cuatro autores, del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, han realizado un estudio, retrospectivo de cohortes, publicado en la revista Clinical Infection Diseases, que se realizó para evaluar la repercusión de las infecciones adquiridas en el hospital causadas por OMR sobre la morbilidad, mortalidad y duración de la estancia hospitalaria.

Se seleccionó una muestra de adultos mayores de 18 años con una infección respiratoria, urinaria, circulatoria o quirúrgica causada por un microorganismo multirresistente (casos) o sensibles (controles). Las mediciones incluyeron la mortalidad hospitalaria por todas las causas (total y 30 días después de la infección), la duración de la estancia y cinco indicadores de morbilidad: admisiones en la unidad de cuidados intensivos o cirugía, número de pruebas diagnósticas después de la infección y reingresos hospitalarios o visitas al servicio de urgencias dentro de los 30 días después del alta hospitalaria.

2 La muestra estaba compuesta por 324 casos de personas con infección y 686 enfermos control. El riesgo de mortalidad hospitalaria por todas las causas (R = 1,7; IC del 95% = 1,25 a 2,32) y mortalidad a 30 días después de la infección (HR = 1,77; IC del 95% = 1,29 a 2,44) fue mayor en los enfermos con infección por OMR. La probabilidad de reingreso también fue mayor (OR = 2,17; IC del 95% = 1,36-3,46) en el grupo de casos. Las visitas al servicio de urgencias fueron sólo significativamente más altas en las infecciones por Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina (OR = 2,93; IC del 95% = 1,73-4,96) y en las infecciones resistentes de Escherichia coli (OR = 1,94; IC del 95% = 1,20-3,12). Las infecciones por OMR no se asociaron con ningún otro resultado.

La conclusión de los autores es que las infecciones hospitalarias por OMR aumentan la mortalidad, las readmisiones y, en algunos casos, las visitas al servicio de urgencias en comparación con las producidas por cepas sensibles. Las OMR no parecen influir en la duración de la estancia ni en la necesidad de hospitalización, cuidados intensivos, cirugía o pruebas diagnósticas.

Barrasa-Villar J, et al. Impact on morbidity, mortality and length of stay of hospital acquired infections by resistant microorganisms; Clin Infect Dis 2017; doi: 10.1093/cid/cix411.