Reunión de alto nivel de la asamblea general de la ONU para terminar con la tuberculosis

Reunión de alto nivel de la asamblea general de la ONU para terminar con la tuberculosis

Asamblea General de las Naciones Unidas. 73ª sesión

17.1El año pasado, en una resolución, los Estados miembros decidieron que la reunión de alto nivel de un día sobre la lucha contra la tuberculosis sería convocada por el Presidente de la Asamblea General en Nueva York el 26 de septiembre de 2018, segundo día del debate general de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El tema de la reunión ha sido “Unidos para poner fin a la tuberculosis: una respuesta mundial urgente a una epidemia mundial”, con el fin de acelerar los esfuerzos para eliminar la TB y llegar a todas las personas afectadas con prevención y atención.

17.2Este tipo de reunión es un avance importante y sin precedentes por parte de los gobiernos y todos los socios que participan en la lucha contra la tuberculosis. Sigue a una Conferencia Ministerial sobre el Fin de la TB celebrada del 16 al 17 de noviembre de 2017, en Moscú que resultó en compromisos de alto nivel de los Ministros y otros líderes de 120 países para acelerar el progreso hacia el fin de la TB.
La Resolución alienta a todos los Estados Miembros a participar al más alto nivel posible, preferiblemente a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno. También se insta a los países a considerar la inclusión de otros representantes en sus delegaciones, como parlamentarios, alcaldes y gobernadores de ciudades y estados con una alta carga de tuberculosis, representantes de la sociedad civil, incluidas organizaciones no gubernamentales, organizaciones comunitarias de líderes indígenas y organizaciones religiosas. organizaciones, así como representantes de poblaciones vulnerables afectadas, instituciones académicas, fundaciones filantrópicas, el sector privado y redes que representan a personas afectadas por la tuberculosis. Los miembros de la sociedad civil también serán invitados.

La agenda de la reunión consta de un segmento de apertura, un segmento plenario para discusión general, dos paneles de múltiples partes interesadas y un breve segmento de cierre.

17.3La Organización Mundial de la Salud apoya a la Oficina del Presidente de la Asamblea General y al Secretario General de las Naciones Unidas, junto con la Alianza contra la TB y otros socios clave en la preparación de una reunión impactante de alto nivel. La OMS ayudará a proporcionar actualizaciones periódicas sobre los preparativos y eventos relacionados, y coordinará con los socios, en el período previo a la reunión de alto nivel de la ONU.

En la reunión, los representantes adoptaron una declaración para reafirmar su promesa de construir un mundo libre de tuberculosis para el 2030. Se comprometieron proporcionar liderazgo y trabajar juntos para acelerar nuestras acciones colectivas nacionales e internacionales, inversiones e innovaciones urgentes para combatir esta enfermedad prevenible y tratable de la tuberculosis”, se lee en la declaración. La declaración promete $ 13 mil millones al año para 2022 para la prevención y atención de la tuberculosis y $ 2 mil millones para la investigación. Existe el compromiso de impulsar el acceso universal al tratamiento, asegurando una financiación suficiente y sostenible, intensificando la investigación y la innovación y priorizando las cuestiones de derechos humanos.

La reunión se llevó a cabo una semana después de que la OMS publicó su informe de TB de 2018. Según el informe, las estimaciones mundiales muestran que cerca de 10 millones de personas desarrollaron TB en 2017. La enfermedad causó unos 1,3 millones de muertes entre personas sin VIH y 300.000 muertes adicionales entre pacientes con VIH. Según el informe, la tasa de incidencia de TB está disminuyendo alrededor de un 2% cada año, lo que no es suficiente para alcanzar algunos objetivos que se acercan rápidamente. Además, la TB multirresistente (TB- MDR) sigue siendo una grave crisis de salud en todo el mundo. Según el informe de la OMS, 558.000 personas desarrollaron TB farmacorresistente en 2017, incluido el 82% de las cuales se estimó que tenían TB-MDR. En el mundo, el 3,6% de los casos nuevos y el 17% de los casos tratados previamente tuvieron farmacorresistencia o TB-MDR, con 160.684 casos detectados en 2017, un aumento de 153.119 en 2016.
17.4

Por otro lado, en agosto, la OMS había anunciado cambios en las pautas de tratamiento para la TB-MDR. Las nuevas pautas priorizan los medicamentos orales y minimizan los inyectables, lo que puede causar eventos adversos que finalmente llevan a la interrupción del tratamiento. Y además se contempló los resultados de un ensayo de fase 2b que mostraron que una vacuna en estudio proporcionaba un 54% de protección contra la enfermedad de TB activa en adultos, un paso importante para desarrollar una inmunización efectiva contra la tuberculosis.

17.5El primer hito del compromiso de la ONU de poner fin a la TB para 2030 es reducir el número de casos de TB por año en un 4% a 5% y reducir la tasa de letalidad en un 10% para 2020. Existe la oportunidad de salvar la vida de millones de personas, de preservar miles de millones en recursos, de demostrar el éxito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de reafirmar la utilidad, la eficacia y la necesidad del multilateralismo y el adecuado Sistema de la Institución.

http://www.who.int/tb/features_archive/UN-General-Assembly-resolution-HLM-TB/en/

http://www.who.int/tb/publications/2018/rapid_communications_MDR/en/

http://www.who.int/tb/features_archive/UN-General-Assembly-resolution-HLM-TB/en/