Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos 2016

(World Antibiotic Awareness Week 2016)

sin-titulo

La resistencia a los antimicrobianos se está produciendo en todo el mundo; está minando nuestra capacidad para tratar las enfermedades infecciosas y socavando muchos otros avances en los ámbitos de la salud y la medicina.

En este tema de actualidad de AMYS, reproducimos la postura de la Organización Mundial de la Salud acerca de este problema, ya vigente durante varios años.

En la semana del 14-20 de noviembre de 2016, se celebra una vez más la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos que tiene como objetivo concienciar sobre la resistencia mundial a los antibióticos y promover prácticas óptimas entre el público en general, los trabajadores sanitarios y los encargados de la formulación de políticas para evitar la aparición y expansión de la resistencia a los antibióticos.

En la 67.ª Asamblea Mundial de la Salud, celebrada en mayo de 2014, se pidió a la Organización Mundial de la Salud que elaborase un proyecto de plan de acción mundial para luchar contra la resistencia a los antimicrobianos (RAM), a fin de presentarlo en la 68.ª Asamblea de la Salud en mayo de 2015.

sin-titulo

La Secretaría de la OMS dirigió la elaboración de un proyecto de plan de acción mundial que reflejará el compromiso, los puntos de vista y las funciones de todos los interesados, y en el que todos tendrán una participación y responsabilidad claras y compartidas. El plan se está desarrollando con arreglo al asesoramiento prestado por los países y por las principales partes interesadas. El proyecto de plan de acción está basado en varias consultas de múltiples partes interesadas, organizadas en distintos foros mundiales y regionales, entre los que cabe citar los siguientes:

    • Septiembre de 2013: primera reunión del Grupo Consultivo Estratégico y Técnico de la OMS sobre resistencia a los antimicrobianos (STAG-AMR), cuya finalidad fue asesorar a la Directora General acerca del plan estratégico y las actividades prioritarias de la OMS para combatir la RAM.

sin-titulo

  • Abril de 2014: Segunda reunión del STAG-AMR, con representantes de otras organizaciones, en la que se brindó asesoramiento sobre las áreas de interés principales, las prioridades de acción y los objetivos a medio y largo plazo para su inclusión en el proyecto de plan de acción mundial.
  • Junio de 2014: Conferencia Ministerial sobre la resistencia a los antimicrobianos, organizada por el Gobierno de los Países Bajos, con el objetivo de intensificar el compromiso político y generar más aportaciones al plan de acción mundial.
  • Septiembre-octubre de 2014: Debate en las reuniones de los Comités Regionales.
  • Noviembre de 2014: Consulta auspiciada por el Gobierno de Noruega para hablar sobre el uso de los antimicrobianos, su calidad, y el acceso a los mismos.
  • Diciembre de 2014: Consulta auspiciada por el Gobierno de Suecia para promover el desarrollo de capacidad, sistemas y normas de vigilancia mundial.

El proyecto de plan de acción mundial se presentó, en enero de 2015, al Consejo Ejecutivo de la OMS, y finalmente, en mayo de 2015, a la 68ª Asamblea Mundial de la Salud.

En la 68ª Asamblea Mundial de la Salud celebrada en mayo de 2015 se aprobó un plan mundial de acción para hacer frente al creciente problema de la resistencia a los antibióticos y otros antimicrobianos. Uno de los principales objetivos del plan era aumentar la concienciación y la comprensión respecto de la resistencia a los antimicrobianos mediante actividades eficaces de comunicación, educación y formación.

sin-titulo

El lema de la campaña «Antibióticos: manéjalos con cuidado» reflejó el mensaje general de que los antibióticos son un recurso valioso que hay que preservar. Deberían utilizarse para tratar las infecciones bacterianas únicamente previa prescripción por un profesional sanitario o veterinario autorizado. Los antibióticos nunca se deberían compartir o guardar para ocasiones futuras.

La OMS alienta a todos los Estados Miembros, los asociados sanitarios, los estudiantes y el público en general a sumarse a esta campaña y a ayudar a concienciar sobre la resistencia a los antimicrobianos. Existen varios recursos para apoyar las campañas locales, y varios materiales adicionales estarán disponibles en el periodo previo a la Semana Mundial.

sin-titulo

El objetivo del proyecto de plan de acción mundial es garantizar, mientras sea posible, la continuidad de la prevención y el tratamiento satisfactorios de las enfermedades infecciosas con medicamentos eficaces, seguros y de calidad garantizada, que se usen de modo responsable y sean accesibles a todas las personas que los necesiten.


El Plan de acción mundial se establecen cinco objetivos estratégicos:

  • mejorar la concienciación y la comprensión con respecto a la resistencia a los antimicrobianos;
  • reforzar los conocimientos a través de la vigilancia y la investigación;
  • reducir la incidencia de las infecciones;
  • utilizar de forma óptima los agentes antimicrobianos; y
  • preparar argumentos económicos a favor de una inversión sostenible que tenga en cuenta las necesidades de todos los países, y aumentar la inversión en nuevos medicamentos, medios de diagnóstico, vacunas y otras intervenciones.

La elaboración del Plan se guió por las orientaciones de los países y las principales partes interesadas, sobre la base de varias consultas de múltiples partes interesadas celebradas en diversos foros mundiales y regionales.

Objetivo 1: Mejorar la concienciación y la comprensión con respecto a la resistencia a los antimicrobianos mediante comunicación, educación y capacitación eficaces

sin-titulo

Para gestionar este problema es esencial concienciar sobre la resistencia a los antimicrobianos y fomentar un cambio de comportamiento mediante programas de comunicación pública dirigidos a diferentes destinatarios que desarrollen su labor en los ámbitos de la salud humana, la salud animal y la agricultura, así como a los consumidores. La inclusión del uso de los agentes antimicrobianos y la resistencia a ellos en los planes de estudio escolares también fomentará una mejor comprensión y concienciación desde una edad temprana.

La inclusión de la resistencia a los antimicrobianos como componente fundamental de la formación, la capacitación, la certificación, la formación permanente y el perfeccionamiento profesionales en los sectores sanitario y veterinario y en la práctica agrícola contribuirá a que los profesionales estén más concienciados y comprendan mejor el problema.

Objetivo 2: Reforzar los conocimientos y la base científica a través de la vigilancia y la investigación

Para comprender y responder mejor a las pautas y principales causas de la resistencia a los antimicrobianos, se debe recopilar información sobre la incidencia, la prevalencia y las tendencias del fenómeno.

Existen importantes lagunas en la información disponible sobre las consecuencias de la resistencia a los antimicrobianos para el desarrollo y la economía mundial. El establecimiento de redes más sólidas de intercambio de información y de un programa mundial de investigación estratégica mejoraría la comprensión mundial de la resistencia a los antimicrobianos.

Los gobiernos nacionales, las organizaciones intergubernamentales, los organismos, las organizaciones profesionales, las organizaciones no gubernamentales, la industria y las instituciones académicas deberían investigar sobre las causas y las repercusiones de las resistencias a los antimicrobianos.

Un énfasis mundial en la vigilancia y la investigación con base científica permitirá orientar las políticas y las medidas que los Estados Miembros y los organismos intergubernamentales pueden adoptar para abordar los crecientes desafíos para la seguridad sanitaria que plantea la resistencia a los antimicrobianos.

Además, una mayor información sobre la resistencia a los antimicrobianos puede facilitar la investigación y la formulación de alternativas a antimicrobianos en el plano médico y agrícola.

Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS)

El Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS) apoya la adopción de un enfoque normalizado de la recopilación, el análisis y compartir los datos sobre la resistencia a los antimicrobianos en el mundo.

sin-titulo

La vigilancia de la resistencia a los antimicrobianos es la piedra angular sobre la que se sustentan la evaluación de la carga de esta resistencia y facilita la información necesaria para la adopción de medidas en apoyo de las estrategias locales, nacionales y mundiales.

El Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS) se ha puesto en marcha para apoyar la adopción de un enfoque normalizado de la recopilación, el análisis y el intercambio de datos sobre la resistencia a los antimicrobianos en el mundo, con el fin de orientar el proceso de adopción de decisiones, impulsar las acciones locales, nacionales y regionales y sentar las bases científicas para las medidas y las actividades de promoción.

El GLASS tiene como finalidad reunir los datos clínicos, epidemiológicos y de laboratorio sobre los agentes patógenos que representan las mayores amenazas para la salud mundial. En el manual sin-titulodel GLASS se detalla el enfoque propuesto para la puesta en marcha temprana del sistema de vigilancia, que se centra en las bacterias resistentes a los antibióticos, y se describe a grandes líneas el desarrollo flexible y progresivo del sistema a lo largo del tiempo, en el que se tendrán en cuenta las enseñanzas aprendidas en la fase de puesta en marcha temprana.

Gracias a su participación en el GLASS, los países pueden beneficiarse de un mayor fortalecimiento de su capacidad, del acceso a herramientas de capacitación y aplicación y de apoyo para la recopilación de datos sobre la resistencia a los antimicrobianos locales y nacionales. La participación de los países en el GLASS debe contar con el acuerdo del gobierno nacional correspondiente.

Objetivo 3: Reducir la incidencia de las infecciones mediante medidas eficaces de saneamiento, higiene y prevención de las infecciones

El refuerzo de las medidas de higiene y prevención de las infecciones, incluida la vacunación, puede limitar la propagación de microorganismos resistentes y reducir el uso inapropiado o excesivo de los antimicrobianos.

Las medidas de prevención de las infecciones, como el saneamiento, el lavado de manos, la preservación de la inocuidad de los alimentos y el agua y la vacunación, pueden reducir la propagación de microorganismos resistentes a los antimicrobianos.

Mediante la prevención de las enfermedades infecciosas cuyo tratamiento requiere antimicrobianos y de las infecciones víricas para las que se suelen administrar erróneamente antimicrobianos, la comunidad mundial podrá gestionar mejor estos medicamentos esenciales.

La utilización sostenible de los antimicrobianos no guarda relación únicamente con el bienestar de las personas, sino también con la producción animal. Se suelen emplear antibióticos para estimular el crecimiento y prevenir infecciones en granjas y mataderos. La adopción de prácticas ganaderas sostenibles puede reducir el riesgo de propagación al ser humano de bacterias resistentes a través de la cadena alimentaria.

Objetivo 4: Uso óptimo de los antimicrobianos en la salud humana y animal

Para aumentar la longevidad de los antimicrobianos, los profesionales clínicos, farmacéuticos y veterinarios deben abstenerse de administrar estos medicamentos de manera innecesaria.

La prescripción de base científica a través de sistemas de diagnóstico eficaz, rápido y de bajo costo es necesaria para optimizar la administración de antimicrobianos a personas y animales. Además de mejores prácticas de prescripción, la comunidad mundial debe modificar el uso inapropiado y no reglamentado de antimicrobianos por parte de los pacientes y la industria agrícola.

El refuerzo de la observancia de los regímenes terapéuticos con antibióticos, la adopción de medidas de garantía de la calidad para prevenir el consumo de medicamentos de calidad subestándar y la restricción de los usos no terapéuticos de los antibióticos en la agricultura sentarán las bases para la gestión de los antimicrobianos. La reglamentación de la distribución, la calidad y el uso de los antibióticos podría preservar la eficacia de los antibióticos como bien público.

Objetivo 5: Preparar argumentos económicos a favor de una inversión sostenible que tenga en cuenta las necesidades de todos los países, y aumentar la inversión en nuevos medicamentos, medios de diagnóstico, vacunas y otras intervenciones

Se debe reforzar la investigación y el desarrollo de nuevos antimicrobianos, medios de diagnóstico y vacunas.

La comunidad mundial debe promover las inversiones sostenibles en nuevos medicamentos, medios de diagnóstico, vacunas e intervenciones alternativas. La mayoría de empresas farmacéuticas han dejado de investigar para desarrollar nuevos antibióticos, lo que constituye una preocupación mundial para la salud humana y animal.

sin-titulo

La investigación y el desarrollo son necesarios para producir nuevos tratamientos que puedan utilizarse contra las infecciones multirresistentes.

Para estimular el desarrollo y la producción de nuevos medicamentos, medios de diagnóstico, vacunas e intervenciones alternativas asequibles y de acceso equitativo, tal vez sea necesario desligar dichos medicamentos del precio y del volumen de ventas.

http://www.who.int/antimicrobial-resistance/events/world-antibiotic-awareness-week-2016/es/

http://www.who.int/antimicrobial-resistance/global-action-plan/es/