Toxina de micobacterias induce analgesia en la úlcera de Buruli a través de la vía de la angiotensina

1Mycobacterium ulcerans, el agente etiológico de la úlcera de Buruli, es la tercera enfermedad más frecuente causada por micobacterias después de tubercolosis y la lepra, provoca lesiones cutáneas ulcerativas extensas, sobre todo en los niños, que a pesar de su gravedad no van acompañados de dolor.

2Antes se pensaba que esta analgesia estaba garantizada por la destrucción directa de las células nerviosas. Los autores del artículo, liderados por Priscille Brodin, directora de investigación del INSERM en Lille y Laurent Marsollier in Angers, demuestran que la hipoestesia inducida por M. ulcerans se logra a través de una vía neurológica específica provocada por la micolactona policétidica secretada 3por la micobacteria. Han descifrado molecularmente esta vía, que muestra que la micolactona provoca señalización a través de receptores de la angiotensina II (AT2Rs), tipo 2 que conduce a la hiperpolarización de potasio dependiente de las neuronas. Además han validado aún más la importancia fisiológica de este mecanismo con estudios in vivo de la sensibilidad al dolor en ratones infectados con M. ulcerans, después de la interrupción de la vía de transmisión identificada. Estos hallazgos arrojan nueva luz sobre los mecanismos moleculares desarrollados por los sistemas naturales para la inducción de analgesia muy eficaz, abriendo la perspectiva de nuevas familias de analgésicos, distintas a las de uso actual como paracetamol u opiáceos, derivados de tales sistemas.

Artículo original:

Marion E, et al.  Mycobacterial toxin induces analgesia in Buruli ulcer by targeting the angiotensin pathways. Cell, 19 June 2014; DOI: 10.1016/j.cell.2014.04.040