Vacuna atenuada para el paludismo

sin-titulo

Según un informe de la OMS (World Malaria Report 2016), en 2015 hubo 212 millones de nuevos casos de paludismo en todo el mundo. La Región Africana de la OMS representó la mayoría de los casos mundiales (90%), seguida por la Región de Asia Sudoriental (7%) y la Región del Mediterráneo Oriental (2%).

En 2015, se estimó que hubo 429 000 muertes por paludismo en todo el mundo. La mayor parte de estas muertes se produjeron en la Región de África (92%), seguida por la Región de Asia Sudoriental (6%) y la Región del Mediterráneo Oriental (2%).

Los niños menores de 5 años son particularmente susceptibles a la infección, enfermedad, muerte. En 2015, la enfermedad causó en mundo la muerte de unos 303 000 menores de 5 años, incluidos 292 000 en la Región de África.

La vacunación con formas infecciosas debilitadas del parásito del paludismo es el enfoque más prometedor para proteger contra este tipo de infección; sin embargo, la creación de cepas de parásitos genéticamente definidas y debilitadas que son seguras para la vacunación sigue siendo un reto.

sin-titulo

En un nuevo estudio, James G. Kublin y cols., científicos del Departamento de Salud Global y Centro de Ensayos Clínicos de Malaria de la Universidad de Washington (Seattle, EEUU), publicado en Science Translational Medicine, muestran que la ingeniería genética del parásito de la malaria necesita la eliminación de tres genes para crear una cepa parasitaria que infecte a los seres humanos, sea bien tolerada pero no pueda causar paludismo. Estos parásitos genéticamente atenuados parecen seguros para la vacunación y estimulan al sistema inmune humano al generar respuestas que tienen el potencial de bloquear la infección.

La inmunización de seres humanos con esporozoitos enteros confiere una inmunidad completa y esterilizante contra la infección palúdica; sin embargo, lograr una seguridad consistente mientras se mantiene la inmunogenicidad de las vacunas contra parásitos completos sigue siendo un gran desafío. Los investigadores generar un Plasmodium falciparum (Pf) atenuado genéticamente mediante la supresión de tres genes expresados en la etapa pre-eritrocítica (Pf p52- / p36- / sap1-). La deleción de estos genes impide que pueda replicarse y continuar su ciclo vital en el hígado, por lo que se evita que la infección llegue a la sangre. A continuación, se ensayó la seguridad y la inmunogenicidad de los esporozoitos modificados genéticamente (Pf GAP3KO) en voluntarios humanos.

sin-titulo

Los esporozoitos Pf GAP3KO se inocularon a 10 voluntarios, en un entorno controlado, utilizando picaduras de mosquitos infectados con una sola exposición (unas 150 a 200 picaduras por sujeto). Todos los sujetos se mantuvieron negativos en la fase sanguínea del parásito y desarrollaron anticuerpos inhibidores frente a los esporozoitos.

Los parásitos GAP3KO contra el paludismo de roedores humanizados engendraron una inmunidad completa y prolongada frente a la inoculación de esporozoitos infecciosos y se consiguió bloquear el desarrollo de la enfermedad. Los resultados justifican nuevas pruebas clínicas de Pf GAP3KO y su potencial desarrollo en una cepa que pueda utilizarse para una futura vacuna.

De momento, se ha probado en un estudio en fase 1 con 10 voluntarios sanos y los resultados muestran que la vacuna es segura y despierta a las defensas de una forma efectiva.

Kublin JG, et al. Complete attenuation of genetically engineered Plasmodium falciparum sporozoites in human subjects. Science Translational Medicine 04 Jan 2017: Vol. 9, Issue 371,
DOI: 10.1126/scitranslmed.aad9099