Vacuna contra el paludismo RTS, S/AS01

100000000000009D0000005DD1D51BD1D226981CLos resultados de un estudio previo de fase 3 mostraron la eficacia de la vacuna RSS/AS01 contra el paludismo grave y clínica en niños, en 11 centros de África durante un seguimiento de 3-4 años, cuando se administró con o sin una dosis de refuerzo. La eficacia se vio reforzada por la administración de una dosis de refuerzo. La vacuna mostró el potencial de hacer una contribución sustancial al control del paludismo cuando se utilizó en combinación con otras medidas de control eficaces, especialmente en las zonas de alta transmisión.

Halidou Tinto (Institut de Recherse en Sciences de la Santé, Nanoro, Burkina Faso), como primer firmante, y diecisiete co-autores más de distintas instituciones de Kombewa (Kenia), Korogwe (Tanzania), Nanoro (Burkina Faso), Wabre (Bélgica), ha publicado en The Lancet Infectiuos Diseases los resultados de un ensayo clínico sobre la incidencia a largo plazo, 7 años, de la eficacia de la vacuna RSS/AS01 antipalúdica en niños de África, en tres de los centros del estudio inicial.

100002010000010800000186246F329791F40394En el estudio inicial de fase 3, niños de 6 a 12 semanas y niños de 5 a 17 meses fueron asignados aleatoriamente (1:1:1) para recibir cuatro dosis de RTS, S/AS01 (grupo de cuatro dosis), tres dosis de RTS, S/AS01 y una dosis de comparación (grupo de tres dosis), o cuatro dosis de comparación (grupo de control). En este estudio abierto en Korogwe (Tanzania), Kombewa (Kenia) y Nanoro (Burkina Faso), los investigadores evaluaron las incidencias graves de paludismo como la medida primaria de resultados durante 3 años adicionales (enero de 2014 a diciembre de 2016), hasta 6 años (niños pequeños) o 7 años (niños mayores) de vacunación post-primaria en la población modificada de intención de tratar (participantes que recibieron al menos una dosis de la vacuna del estudio). Como resultados secundarios, evaluaron las incidencias clínicas del paludismo y los acontecimientos adversos graves.

En el estudio se inscribieron 1.739 niños mayores (de 5 a 7 años) y 1.345 niños menores (de 3 a 5 años). Durante la extensión de 3 años, se notificaron 66 casos de paludismo grave, resultando en una incidencia de 0,004 casos por persona-año de riesgo (PPY; IC del 95%: 0-0,033) en el grupo de cuatro dosis, 0,007 PPY (0,001-0,0052) en el grupo de tres dosis, y 0,009 PPY (0,001-0,066) en el 1000020100000171000001C40714133D651F8185grupo de control de niños mayores y una eficacia de la vacuna contra el paludismo grave que no contribuyó significativamente a la eficacia general (grupo de cuatro dosis 53,7% [IC del 95%: -13,7 a 81,1], p=0-093; grupo de tres dosis 23,3%[-67,1 a 64,8], p=0,50). En los niños más pequeños, la incidencia de paludismo grave fue de 0,007 PPY (0,001- 0,0058) en el grupo de cuatro dosis, 0,007 PPY (0,001-0,054) en el grupo de tres dosis y 0,011 PPY (0,001-0,083) en el grupo de control. La eficacia de la vacuna contra el paludismo grave tampoco contribuyó significativamente a la eficacia general (grupo de cuatro dosis: 32,1% [-53,1 a 69,9], p=0-35; grupo de tres dosis: 37-6% [-44,4 a 73,0], p=0-27).

La transmisión del paludismo seguía produciéndose, como lo demuestra la incidencia de paludismo clínico que osciló entre 0,165 PPY y 3,124 PPY en todos los grupos de estudio y centros. En los niños mayores, la incidencia clínica fue de 1,079 PPY (IC del 95%: 0,152-7,662) en el grupo de cuatro dosis, 1,108 PPY (0,156-7,868) en el grupo de tres dosis y 1,016 PPY (0,14-7,213) en el grupo control. En los niños más pequeños, la incidencia fue de 1,632 PPY (0,23-11,59), 1,563 PPY (0,22-11,104) y 1,686 PPY (0,237-11,974), respectivamente. En la categoría de mayor edad de Nanoro, la incidencia clínica fue mayor en los grupos de cuatro dosis (2,444 PPY; p=0,011) y tres dosis (2,411 PPY; p=0,034) en comparación con el grupo control (1,998 PPY). Se notificaron tres episodios de paludismo cerebral y cinco casos de meningitis, pero no se informaron eventos adversos graves relacionados con la vacuna.

10000201000001DE000000AA97D76EAE8E97A190En general, la incidencia de paludismo grave fue baja en todos los grupos, sin pruebas de rebote en los receptores de RTS, S/AS01, a pesar de una mayor incidencia de paludismo clínico en niños mayores que recibieron RTS, S/AS01 en comparación con el grupo comparado en Nanoro.

El ensayo fue financiado por GlaxoSmithKline Biologicals SA y está registrado como ClinicalTrials.gov, numero NCT02207816.

 

Tinto H, et al. Long-term incidence of severe malaria following RTS,S/AS01 vaccination in children and infants in Africa: an open-label 3-year extension study of a phase 3 randomised controlled trial. Lancet Infect Dis 2019; 19: 821-832. https://doi.org/10.1016/S1473-3099(19)30300-7

RTS,S Clinical Trials Partnership. Efficacy and safety of RTS, S/AS01 malaria vaccine with or without a booster dose in infants and children in Africa: final results of a phase 3, individually randomised, controlled trial. The Lancet 2015; http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(15)60721-8